Ciudad y países,Historia africana,The African World

LAS EXPOSICIONES ETNOGRÁFICAS DE LA ÉPOCA COLONIAL

29 Sep , 2018  

Aprovecho que el primer lunes de octubre fue designado por Las Naciones Unidas como Día Mundial del Hábitat, para traer a la memoria un espectáculo que se produjo desde el último tercio del siglo XIX hasta bien entrada la mitad del siglo XX: los zoos humanos.

¡Tan poco tiempo ha transcurrido desde que dejaron de celebrase y tan ajenos están en la memoria colectiva de occidente!. Hoy día, menos de un siglo después de que estuviesen en su apogeo nos resulta aberrante tan siquiera su recuerdo.

En 1874 el alemán Carl Hagenbeck, mercader de animales salvajes para los circos de Europa decidió incorporar nuevos “ejemplares” a su repertorio: en particular samoanos y lapones. La iniciativa fue un éxito de público, tanto que la industria del espectáculo desarrolló el modelo dando lugar a los “zoológicos humanos”.  Un fenómeno circense que recreaba el hábitat de diferentes tribus indígenas para exhibirlas en crueles giras que les llevaban a las principales ciudades de Europa.

Estas exposiciones fueron la ocasión de presentar al público europeo una muestra de los diferentes pueblos colonizados.

Eufemísticamente también se las denominaba como «exposiciones etnológicas» o «ciudades de negros», enfatizando las diferencias culturales entre las naciones europeas y las no europeas (o entre blancos y negros).

Tras estas exposiciones subyacía todo un argumentario propio de la época que iba de la curiosidad antropológica a la justificación política del colonialismo pasando por el supremacismo racial o el darwinismo social.

Estos desarraigados poblados recorrieron la geografía occidental, especialmente Francia, Bélgica y Alemania, interesados en dar muestra de los (accesibles) habitantes de sus colonias en África.

No se trataba de ninguna dramatización sino de un concepto grotesco de ciencia que, al catalogar a los indígenas africanos de inferiores intelectual y socialmente, consideraba pedagógico mostrarlos para curiosidad del público.

Aunque no solo eran indígenas africanos. Procedían de todo el mundo. También de Argentina como aconteció en 1881, cuando llegaron a París once fueguinos raptados en las costas del estrecho de Magallanes por un marino alemán. En sólo dos meses la exposición fue vista por 400.000 personas.

España no fue una excepción. El Parque del Retiro acogió en 1887 a 43 indígenas filipinos, incluyendo “algunos igorrotes, un negrito, varios tagalos, los chamorros, los carolinos, los moros de Joló y un grupo de bisayas” que se anunciaban a bombo y platillo y que causaban la admiración y curiosidad de todos los que se acercaban al parque de la capital.

La idea era que aparecieran en escenarios que se asemejaran lo máximo posible a su lugar de origen y realizasen actividades tribales. Claro está, que las costumbres y rituales de estos indígenas eran en muchas ocasiones tergiversados para favorecer el entretenimiento por encima de la ciencia.  

Teóricamente, estos indígenas accedían voluntariamente a participar en los espectáculos a cambio de una contraprestación económica. Un voluntarismo que sin embargo estaba más cerca del engaño.

Entre 1877 y 1912 se realizaron unas treinta exposiciones de este tipo en el Jardín d’Aclimatación de París. La afluencia de público fue masiva y regular. En el primer año recibió un millón de visitas. El promedio de concurrencia, entre 200.000 a 300.000 personas. 

En la célebre Exposición Universal de París, donde se inauguró la torre Eiffel (1889), el principal y más visitado espectáculo fue «Un pueblo Negro» una atracción donde fueron mostradas 400 personas indígenas.

En 1914 existía en Oslo un pequeño pueblo donde la gente podía admirar extraños hombrecitos de color como parte de su diversión diaria: Villa Congo. Ahí vivían 80 africanos que intentaban seguir con sus vidas diarias, algo que causaba admiración y deleite entre los asistentes, a quienes les parecía gratamente exótico. Más de 1 millón de noruegos asistió para ver el espectáculo tras ser inaugurado por el  propio rey.

Tampoco EEUU fue ajena a esto. lo habitual fueron exhibiciones de nativos americanos (en 1896 el  Zoo de Cincinatti abrió un poblado con un centenar de sioux y en la Feria Internacional de San Luis en 1904 se exhibieron nativos de los nuevos territorios arrebatados a los españoles (Guam, Filipinas, Puerto Rico). Buffalo Bill realizó una gira europea con indios del Viejo Oeste que asombró Barcelona.

El fin de la II guerra mundial, la difusión de la diversidad a través del cine y la declaración de los derechos humanos en 1948 marcaron el fin de estos zoológicos humanos, a pesar de lo cual diez años después de la declaración aun fueron exhibidas en la Exposición General de Bruselas familias enteras africanas en pequeñas jaulas de bambú con 41 millones de visitantes que observaron, alimentaron y acariciaron a los… indígenas.

Historias como esta, sorprendentemente cercanas en el tiempo, habrían de hacernos reflexionar sobre lo que es curiosidad o morbo, bárbaro o civilizado, y sobre todo mantenernos alerta ante una nueva (y desmemoriada) cultura racista que tanto degrada la condición humana.

Hay antecedentes históricos de estos zoos humanos: Colon llevó indígenas del Nuevo Mundo a la corte castellana en 1493; Moctezuma  también exhibía a personas poco comunes como enanos, albinos y jorobados; en el siglo XVI el cardenal Hipólito de Médicis coleccionaba personas de diferentes etnias…

Lo increíble es que Occidente ya pregonaba el ideal de igualdad universal mientras abrazaba la causa etnocentrista para legitimar el colonialismo y someter a los (atrasados) pueblos de África.

Ciudad y países,Filosofía de viaje

Los Matopos. Matobo Hills, Zimbawe

17 Sep , 2018  

Los Matopos es el nombre común que se da a la zona circundante al Matobo Hills National Park y al propio parque en el suroeste de Zimbawe. A 60 kilómetros al sur de la ciudad colonial de Bulawayo

Dónde la belleza se encuentra

Llegue a Bulawayo, ciudad a la que precede una gran popularidad por la conservación de su pasado colonial, buscando –como un auténtico decoexplorador- artesanías nuevas (y hermosas).

Matobo es el parque más visitado de Zimbawe gracias a la proximidad urbana aunque ni mucho menos es el más grande del país. Pero su atractivo es tan poderoso que no dudaría en recomendarlo tanto como Hwange.

Incluso con algunos, desafortunados, guías… 

A pesar de algunos aspectos que convierten muchas zonas de África en parodias (como la creencia de que un buen guía no debe dejar de hablar continuamente –aunque este estropeando momentos mágicos con datos sobre la composición de la ropa de cama de los hoteles de la zona- o la designación de visitas imprescindibles a lugares que la naturaleza ha dotado de un parecido (lejano) a un animal o una figura humana) los Matopos es un escenario tremendamente teatral , decorado por grandes rocas desnudas y curvadas, esparcidas, como las cuentas de un collar orto, por líquenes y musgos, caminos de tierra roja que serpentean hasta perderse en la profundidad verde de la sabana.

Un lugar, como otros en el mundo a los que he tenido la oportunidad de visitar, lleno de calma y placidez, vibrante, íntimamente alegre, pausado y de completa espiritualidad.

Quizás esa sensación se perciba gracias a la vida humana que se ha desarrollado ininterrumpidamente desde hace 40.000 años hasta hoy. Dan fe de ello el centenar de cuevas rupestres llenas de enseñanzas y poseía en forma de animales pintados e iconos que muestran las mejoras zonas de caza o la forma de extraer una medicina de tal o cual planta.

Este lugar fue escenario también de una de las primeras muestras de cooperación (unos permitían a otros la cohabitación a cambio de nuevos aprendizajes y la defensa conjunta frente a las amenazas que ambos sentían).

Una visita que impresiona

Por cierto que un filántropo norteamericano envío un banco para que se colocase en un punto determinado en el que para muchos es la vista más hermosa del planeta, ¡ojala fuesen estas todas las ambiciones de la humanidad! (la visita es realmente impresionante).

Ciudad y países,Filosofía de viaje,The African World

Jacana Gardens. Un oasis en la ciudad de Harare

4 Sep , 2018  

Mi cabezonería me llevó en Harare a tomar un taxi y dirigirme personalmente a este alojamiento al que reiteradamente me había dirigido por correo electrónico, sin éxito.

El pálpito era encontrar un oasis en la ciudad. Y por supuesto, ¡lo encontré!

Jacana Gardens alojamiento

Os pongo en antecedentes sobre Jacana Gardens y quienes lo regentan.

Rian y Willen, holandeses expatriados que ejercen de fantásticos anfitriones, crearon años atrás un alojamiento con ese estilo propiamente sudafricano de casas bajas y sencillas, tejados a cuatro aguas cuyas extensiones crean alrededor de la planta del edificio un gran porche agradable y fresco.

El establecimiento ofrece no más que media docena de habitaciones. Dos de ellas en la casa principal, y el resto en dos casitas dispuestas en el jardín.

El epicentro de Jacana está en la casa principal con varias zonas de estar de estilo colonial. Todo ello enriquecido por una selección de objetos de arte africano e imágenes de los pioneros que llegaron a Salisbury un siglo atrás.

Jacana Gardens interior

Si tuviésemos la misión de actualizar al siglo XXI la imagen que la película memorias de África dejó en el subconsciente colectivo, es muy probable que se pareciese a Jacana Gardens.

Valga mencionar dos aspectos de mi estancia allí, relacionados con la comida:

Jacana gardens vistas exterior

Uno. Especialmente en el cono sur africano, el desayuno para un europeo es una autentica quimera. De modo que un buen café, pan, mantequilla y bizcochos es, después de semanas sin ellos, un momento de apogeo en la microhistoria del viaje.

Dos. La casita en que Rosabel y yo nos alojamos contaba, además del dormitorio y un baño doble, también con una cocina y un salón comedor. De modo que, compramos patatas, huevos y aceite en un supermercado de Samy Levy Village y preparamos para cenar ¡¡una tortilla de patatas!!

Ambas cosas, lo sabrán quienes hayan pasado semanas en latitudes alejadas de la suya, representan alegría emocional difícil de explicar.

Ciudad y países,Filosofía de viaje,The African World

Amalinda, un lodge entre rocas milenarias

13 Ago , 2018  

Piscina en Amalinda Lodge

Cierto es que los atractivos de la zona son muy variados y tentadores, una buena opción al sureste de Zimbawe es alojarse en uno de la media docena de lodges que hay en ‘los matopos’. Y del que voy a hablaros hoy, me ha gustado especialmente, Amalinda Lodge.

Parque Nacional Matobo

El Parque Nacional de Matobo

“Matopos” es el nombre local del Parque Nacional de Matobo y por extensión de la zona adyacente que aún mantiene la espectacularidad del paisaje rocoso.

Interior Amalinda Lodge

Uno de los clásicos del área es Amalinda

Un hermoso lodge construido aprovechando las formaciones rocosas del enclave. Las habitaciones, las zonas comunes, incluso la piscina, también aprovechan para ello las rocas con una escasa intervención arquitectónica. Ello proporciona además una atmósfera maravillosamente inquietante que se acentúa por el vivo paisaje del sur de África.

Amalinda Logde zona común

Campamentos de ¿lujo?

Merecería un análisis más profundo la condición de “lujosos” de estos campamentos en las sabanas africanas, que dirían más de la mentalidad de los turistas del siglo XXI que de los propios alojamientos. (Análisis que dejo pendiente).

 

Una decoración original

La decoración mezcla el encanto rústico de los campamentos de principios del siglo XX (lonas recias de color caqui, pequeño mobiliario plegable, etc.) con elementos victorianos (camas con dosel, juegos de té y cuberterías en plata, entre otras cosas) y una buena selección de toques africanos por doquier: taburetes, cuernos, estatuillas, estampados animales, cestería tradicional, etc.

Sobra decir que el lodge tiene de todo desde bodega, a cava de puros, biblioteca con los clásicos africanos, spa y por supuesto una cocina fantástica.

Decoracion Amalinda Lodge

Así que por eso, y por mucho más, me ha gustado escribirte hoy mi opinión sobre este alojamiento en la sabana africana llamado Amalinda Lodge.

Ciudad y países,Filosofía de viaje,The African World

El Pulgarcito Africano

4 Jul , 2018  

Hace unos días compré un nuevo teléfono móvil. Por la compra me ofrecieron en promoción un seguro de robo. Era tentador un descuento tan grande pero, como dije al personal del establecimiento, mi especialidad era la pérdida.

Hay que decir que compré este teléfono dos meses después de otro y aquel unos seis meses después del anterior. Es decir, tres teléfonos móviles en ocho meses.

caminos de pulgarcito

¡Dónde tendré la cabeza!

Cuando regresaba a casa con mi nuevo y flamante teléfono empaquetado relaté mentalmente los lugares en los que había perdido mis anteriores teléfonos y deduje que, como un pulgarcito de nuestro tiempo, había dejado señuelos a lo largo de mi camino.

Ese camino, de adelante atrás, empieza en Harare (Zimbawe), anteriormente en Nairobi (Kenia) y aun más atrás en el tiempo en Addis Abeba (Etiopía), Estambul (Turquía)…

masai con plato labial

Pero no siempre ha sido de manera involuntaria

También he ido dejándolos de forma voluntaria –sin pérdida ni descuido- aquellos que ya me resultaban obsoletos. Para una comunidad Mursi del Valle del Omo (Etiopía), uno. Para una cooperativa de comerciantes de Foumban (Camerún) otro. Creo recordar que en Accra (Ghana) años atrás, intercambié un teléfono por alguna otra mercadería o prebenda.

Si ponemos estos lugares en un listado, bien podría diseñarse una buena guía de viajes por África o un circuito turístico. (Algo que no descarto: “en busca del teléfono perdido”; “una semana por las enigmáticas ciudades africanas”…)

cine de africa

Volver y volver

Freud decía que cuando alguien olvida algo en algún lugar es porque tiene el deseo subconsciente de regresar a él. Desde luego es certero para mí: volveré a esas ciudades y seguiré olvidando el  móvil en otras.

Ya empiezo a soñar con los lugares en los que próximamente me dejare mis móviles: quizás Marrakech, Ciudad del Cabo, El Cairo, Lomé…

niños pulgarcito de africa

Arte,Ciudad y países

Shadi Ghadirian

11 Mar , 2018  

Recientemente, la exposición retrospectiva “Com tots els dies”, comisariada por Mario Martín Pareja ha traído a España (Valencia) una selección de medio centenar de fotografías y una videoinstalación de la iraní Shadi Ghadirian.

 

Desde el comienzo de su carrera en 1999 la artista ha presentado exhibiciones individuales en Berlín,  Los Angeles, Londres, París, Viena y otros importantes centros culturales internacionales.

 

Ghadirian se adscribe al movimiento de la fotografía conceptual y trabaja con series cuyo tema principal es la identidad de la mujer iraní y las contradicciones que esta experimenta en un país en el que la tradición y la modernidad no siempre conviven de manera armoniosa.

 

Es titulada en Fotografía por la Universidad Azad, en Teherán. Actualmente trabaja para el museo de fotografía Akskhaneh Shahr, es editora de fotografía en el sitio www.womeniniran.com y administra la web www.fanoosphoto.com, primer sitio de Irán dedicada a la fotografía.

 

La muestra se puede ver hasta el 1 de abril de 2018 en el Centre del Carme.

 

Mario Martin Pareja es el fundador y director de Contemporánea, entidad creada en 1996 para la promoción del arte a través de la realización de actividades culturales y la edición de obra gráfica limitada de artistas contemporáneos. http://www.contemporanea.org/

 

94

 

2037

, , , , , , , , , ,

Arte,Ciudad y países,Filosofía de viaje,Gentes,Historia africana,The African World

LOS FANG

12 Ene , 2018  

El conjunto de pueblos fang (síntesis de otros pueblos bantúes como betis, ngumbas, okaks, etc.) se instalaron definitivamente, entre el  S XVIII y XIX en la zona sur del actual Camerún, Guinea Ecuatorial y Norte de Gabón. Hasta entonces itineraron cada cinco años desde el centro del continente debido al agotamiento de la agricultura y la emigración del elefante, actividades económicas principales de estos.

 

Toda esta zona tiene una gran tradición escultórica, en parte gracias al culto byeri en el que se honran las reliquias de los muertos de la familia facilitando así la vida domestica y cotidiana y como símbolo del prestigio de la familia según el tamaño y complejidad de los relicarios en que los conservan.

 

Los cráneos y otros elementos del cadáver del difunto se muestran periódicamente.

 

La tradición estética de los fang tiende a la abstracción y al cubismo (no es extraño pues que las mascaras que inspiraron a Picasso, Braque o Derain fuesen fang). Se trata de estatuillas alargadas y angulosas, con narices alargadas, frentes anchas, bocas rectangulares, de pátina blanquecina y líneas marcadas. Ya que en el imaginario fang las plumas dan vida a los objetos, sus estatuillas suelen tenerlas,  así como incrustaciones metálicas también.

 

Muchas de estas coronan los cofres y cajas donde se conservan las reliquias de los antepasados.

 

Las tribus de estas zonas han creado las más conocidas y bellas obras de arte africano.

 

fang (1)Algunas de las piezas fang disponibles en www.therafricanbtouch.com

fang (3)

, , , , , , , , , , , , , , ,

Arte,Ciudad y países,Gentes,Historia africana,The African World

ARTE CONTEMPORÁNEO EN ÁFRICA (V): EL ARTE EMERGENTE EN ÁFRICA SUBSAHARIANA

26 Dic , 2017  

En general, los artistas contemporáneos del África subsahariana están más apegados a la tierra que los artistas del Magreb. La evolución artística es más lenta lo que demuestra la escasa presencia de mujeres entre los nombres destacados en el panorama artístico de estos países.

Por regla general se da una enseñanza de las bellas artes autónoma, tardía y lenta. Estos artistas tienen que luchar contra la valoración negativa de la figuración en el arte occidental durante los años del boom abstracto.

Mención aparte necesitarían los artistas de los países del sur ya que, aun siendo propiamente africanos, cultualmente tienen una ligazón europea que difícilmente encajan en el panorama del arte contemporáneo del continente. Entre estos artistas cabe destacar a Tracey rose, kudzanai chiurai, Marlene dumas, Kay hassan, Louise Casserley, Joachim Schonfeldt o Ayanda Mabulu, entre otros)

A continuación se relacionan –no exhaustiva- de los artistas del África Subsahariana presentes en el estado actual del arte contemporáneo internacional.

Abdoulaye Konaté (Mali)

 

Artista comprometido que combina la pintura y la instalación. Los dos grandes aspectos sobre los que trabaja son el sida y la transgresión cultural y medioambiental sufrida por el Sahel. Muchas veces pinta sobre telas tradicionales.

 

Abdoulaye Konaté

 

 

Saadio (Senegal)

 

Fue iniciado por su familia en los signos peul y en la cosmogonía dogón utilizando ambos para expresar la evolución de la sociedad africana que enfrenta sus rituales tradicionales y la vida contemporánea. Su pintura es como un gran sistema lingüístico basado en jeroglíficos.Saadio

 

 

Fatou Kande Senghor (Senegal)

De padre diplomático, conoce profundamente otros países africanos como Nigeria, Ghana, Benin y Camerún. Es una referente de la cultura contemporánea senegalesa.

Fatou Kande Senghor

 

 

Camara Gueye (Senegal)

Estudia en la escuela de BB AA de Dakar y más tarde en Holanda.

 

Camara se nutre de múltiples fuentes y técnicas que experimenta desde hace años en la búsqueda de su propio lenguaje. El dibujo es fundamental en la estructuración de sus lienzos, teniendo como temas constantes, la vida cotidiana y la saturación en los barrios periféricos de Dakar y otras ciudades. Su obra está saturada, cargada de lápiz, collage etc. pero una sobrecarga que domina sin olvidar la armonía de la composición final.

En sus 15 años de carrera ha expuesto en 10 países de cuatro continentes.

CAMARA GUEYE

 

 

Eric Adjetey Anang (Ghana)

 

En 2001 dirigió un proyecto educativo basado en los ataúdes para el  que usó el taller de carpintería de su abuelo. En 2009, sus obras se usaron para el spot televisivo de Aquarius en el mercado español lo que le llevó a consagrarse como artista emergente.

Eric Adjetey Anang

 

 

El Anatsui (Ghana)

Los materiales preferidos por Anatsui son la arcilla y la madera, que emplea para crear objetos basados en las creencias y sujetos de las tradiciones ghanesas. Algunas de sus obras se asemejan a las telas realizadas con los telares kente. Anatsui también incorpora diseños uli del pueblo igbo y símbolos Nsibidi en sus trabajos junto a motivos Ghaneses.El Anatsui ha expuesto sus obras alrededor del mundo,

El Anatsui

 

Mohamed Bérété (Costa de Marfil)

Pintor naif. Realiza frescos y paneles publicitarios para Nestle en diferentes países africanos. Se caractreriza por un estilo luminoso y refinado. Representa muchos de los topicos africanos como el animismo y los mercados.

Mohamed Bérété

 

 

Sambo Boly (Burkina faso)

Pintor autodidacta, se inicia al dibujo durante sus estudios coránicos y luego en la artesanía. Poco informado de la teoría y de los grandes movimientos artísticos, su obra sin embargo se arraiga en la tradición africana la que dota de alusiones al tiempo ancestral.

 

Algunas de sus soportes son tejidos compuesto de trozos desgarrados y enredadosq incluyen pedazos de madera, grandes cucharas, puntas de lanzas y fragmentos de fotografías.

 Sambo Boly

 

 

Gopal Dagnogo (Costa de Marfil)

 

Nacido en el  seno de una familia mixta de artistas. Su madre (francesa, profesora de la Escuela de BBAA de Abidjan. Se muda a francia. Regresa a Africa (a Ougadoudou) donde aprende la técnica de la fundición tradicional en bronce

Gopal Dagnogo

Mene (Costa de Marfil)

 

Influido por la pintuira rupestre africana, ha hecho de esta su modo de expresión. Dice que trata de dar continuidad al arte del pasado adaptándolo a la modernidad ya que en su opinión en los orígenes esta la pureza y la inocencia. Usa distintos pigmentos naturales para sus dibujos

MENE

Kobina Nyarko (Ghana)

 

Explora el simbolismo de la pesca en grandes lienzos, lo que hace que sea muy reconocible.

Kobina Nyarko

Larry Otoo (Ghana)

 

Es pintor desde niño. Se inspira en la actividad cotidiana de los africanos, su pintura es abstracta y vibrante. Ha expuesto en Africa, Europa y EEUU.

Larry otoo

Christophe Sawadogo (Burkina Faso)

 

Apasionado de la poesía y la caligrafía, sus primeras obras se consagraron a dibujos con tinta china o lápices de color sobre papel en los que crea un universo donde flotan personajes, esencialmente femeninos, contados o soñados y preocupaciones sociales actuales.

Christophe SAWADOGO

Touré Mederic (Costa Marfil)

 

De pequeño imitaba las pinturas de Picasso, Basquiat y Dali. Su padre, militar, fue destinado a USA donde aprendió las ultimas tendencias del arte pero siempre adaptándolas a sus raíces africanas. Se define a si mismo como el  nuevo Basquiat. Pinta mascaras ceremonias tribales. También ha desarrollado esculturas.

Touré mederic

Karo Akpokiere (Nigeria)

 

Desarrolla un arte cercano al comic en torno en el  que creció y del que aprendió. También reproduce sus dibujos en alpargatas y objetos de consumo

Karo Akpokiere

 

Emeka Ogboh (Nigeria)

 

Realiza videoinstalaciones basadas en sonidos a través de los cuales reconstruye la complejidad y el caos de ciudades en continua trasformación.

 Emeka Ogboh

 

Ndidi emefield (Nigeria)

 

Fundadora de una de las galerías de arte más punteras del país: el centro de arte y cultura Nike.

 

Influenciada por Frida Kahlo, bebe del mundo de la moda y plasma, en una estética muy particular que mezcla técnicas de pintura mixta, su imagen de la belleza y del mundo a través de lienzos que se centran en la mirada femenina y reformula la imagen de la mujer envuelta en motivos estéticos africanos (telas wax de Vlisco). Utiliza las gafas tanto para esconder los miedos y vulnerabilidad de sus mujeres

 Ndidi emefield

Twins Seven Seven (Nigeria) fallecido

 

Hijo de musulman y cristiana. Su nombre se debe a que es el  único superviviente de un parto de siete hijos que tuvo su madre. Era bailarin itinerante antes de dedicare por entero a la pintura. Influido por la mitología yoruba crea un universo de seres y dioses fantásticos (incluso se autodenomina artista tradicionl yoruba contempotraneo)

Twins Seven Seven

, , , , , , , ,

Arte,Ciudad y países,Gentes,Historia africana,Moda y estilo,The African World

ARTE CONTEMPORÁNEO EN ÁFRICA (IV): el arte emergente en África central y oriental

1 Dic , 2017  

Cierto es que la mayor producción artística corresponde al África Occidental, sin embargo Internet también ha facilitado la difusión de las diversas formas artísticas entre las distintas culturas de África central y oriental, así como un leve desarrollo de las escuelas de arte y arquitectura.

 

A continuación se relacionan –de forma no exhaustiva- los artistas del África Central y Oriental presentes en el estado actual del arte contemporáneo internacional.

 

Francis Mampuya (Congo)

 

Tras estudiar durante un año Bellas Artes en Kinshasa, crea el grupo los libristes, basado en principios de libertad artística.

 

El universo de Francis Mampuya es alternativamente semifigurativo y abstracto, donde la abstracción siempre quiere ser alusiva. Si bien lo primero que nos impacta es su fuerte colorido, con un dominio del azul y el rojo,

Francis Mampuya

Kristine Tsala (Camerún)

 

Hija de la selva, según ella los cuadros que pinta son sus  ‘nuevos árboles’.

 

Se traslado a Kinshasa donde fundó el colectivo ” 3Kokorikos”.  La calle es su fuente de inspiración. Hombres y mujeres con los que la artista se cruza cada día con todos sus colores, formas, cláxones, especias, olores…

 

le gusta experimentar con técnicas y colores suaves y brillantes en la que se entrelazan signos místicos y máscaras a las que impregna con mensajes simbolicos.

Kristine Tsala

Sammy Baloji (Congo)

 

Se inicio como dibujante de comics y continuó como fotógrafo y videoartista. El paisaje urbano de su región natal de Lubumbashi es la tabla sobre la que denuncia la explotación etnográfica y urbanística del medio ambiente del Congo

Sammy baloji

Samson Kambalu (Malawi)

 

De una educación muy cuidada, su referencia es el movimiento situacionista y la cultura chewa que reproduce en una amplia variedad de medios plásticos

Samson kambalu

Gonzalo Mabunda (Mozambique)

 

Su infancia fue esta marcada por la violencia y lo absurdo de la guerra civil en Mozambique. A partir de ahí, crea  esculturas, muebles y objetos cuyas materias primas son las armas desactivadas y otros objetos de destrucción recuperadas tras la guerra civil que devastó su pais.

Gonzalo mabunda

 

Cyrus Kabiru (Kenia)

 

Artista autodidacta, sus trabajos normalmente son representaciones humorísticas de la vida contemporánea en Kenia. Su obra se sitúa entre la moda, el arte, el diseño y el espectáculo. Es especialmente conocido por sus gafas artísticas C-STUNNERS, hechas con materiales reciclados. La obra se sitúa entre la moda, el arte, el diseño y el espectáculo.

Cyrus Kabiru

Boris Nzebo (Camerún)

 

Muestra la complejidad de la Cultura urbana de Douala. Su arte se basa en la típica cartelería comercial pintada a mano. A través de los peinados de sus personajes trata de explorar la relación entre la vida interior y la vida callejera

Boris Nzebo

Aza Masongi (Congo)

 

Experimenta en otros campos del arte y para ello no duda en utilizar diferentes estilos en su obra como la pintura y escultura y la abstracción figurativa. Estilos que reflejan los elementos, materiales y situaciones de la vida cotidiana que posteriormente dan vida a los cuadros de la congolesa y que buscan expresar el ritmo de la sociedad contemporánea.

Aza Masongi

Samuiel Dalle (Camerún)

 

Se traslada a Congo ya que es rechazado de las escuelas de bbaa de Camerún. Pinta en acrílico fragmentos de la vida cuotidiana y del África actual: inmigración, miseria y capitalismo, egoísmo.

 

Samuiel dalle

, , , , , , , , , ,

Arte,Ciudad y países,Gentes,Historia africana,The African World

ARTE CONTEMPORÁNEO EN ÁFRICA (II): PIONEROS DE LA PINTURA CONTEMPORÁNEA MARROQUÍ

12 Oct , 2017  

 

De forma cronológica, a continuación se relacionan los artistas marroquíes que han formado parte embrionaria del nacimiento del arte moderno en Marruecos.

 

Ben Ali R’bati (1861/1939)

 

Uno de los primeros pintores marroquíes en romper con el arte tradicional realizando una pintura figurativa en las que representa estampas costumbristas llenas de color.

 

Se introdujo en el arte gracias al pintor ingles  Sir John Lavery, retratista de la familia real británica, residente en Tánger para el que trabajaba como cocinero.

 

A pesar de su libertad creativa su obra representa las tradiciones marroquíes.

Ben Ali R’bati

Hassan El Glaoui  (N. 1924)

 

Hijo del Pachá de Marrakech, se vio apoyado por su parte para estudiar en el extranjero cuando Winston Churchill le convenció del talento que tenía como pintor.

 

Uno de los temas populares de su obra son las estampas de fantasías (cargas de caballería). Aunque su primera exposición fue en el interior de una khaima en Marrakech, posteriormente expuso en las principales capitales de Europa y USA.

Hassan El Glaoui

Chaibiya tallal (1929/?)

 

Empezó a pintar tardíamente apoyada por su hijo y llegando a convertirse en una de las artistas más populares de Marruecos gracias a su arte naif, libre y onírico.

Chaibiya

Jilali Gharbaoui (1930/1971)

 

Uno de los primeros pintores no figurativos de Marruecos. Crecido en un orfanato obtuvo una beca de estudios en la Escuela de Bellas Artes de Paris donde se interesa por el impresionimo, la pintura holandesa antigua y el expresionismo Aleman.

 

Una pintura nada formal llena de Luz, Geometría y ritmo.

Jilali Gharbaoui

Meriem meziane (1930 /2009)

 

De Farhana-Melilla. Inicialmente de forma autodidacta entra después en la Escuela de BBAA de San Fernando en Madrid, ciudad en la que vive hasta su muerte para convertirse en una de las grandes pintoras academicistas de Marruecos.

 

Personajes, paisajes y costumbres típicas marroquíes con un toque nostálgico.

Meriem meziane

Mekki Mghara (1933/2009)

 

En 1952 comenzó su formación académica en la Escuela de Bellas Artes de Tetuán, escuela que fue fundada por su profesor Mariano Bertuchi. En 1955 se trasladó a España  con el objetivo de seguir su formación en la Escuela Superior de Bellas Artes Santa Isabel de Hungría de Sevilla. Tras completar sus estudios en dicha escuela se trasladó a Madrid para continuar su formación en la Escuela Superior de Bellas Artes San Fernando.

 

En 1960 terminó sus estudios y fue nombrado profesor de Pintura y de Perspectiva en la Escuela de Bellas Artes de Tetuán, donde se jubiló en 1992 dedicándose solo al campo de artes plásticas.

Mekki Mghara

André Elbaz (N. 1934)

 

Mantuvo un primer encuentro con la pintura en contacto con las obras que impria en la imprenta en la que trabajaba. Trasladado a Paris para estudiar en la escuela de Bellas Artes descubrió la pintura contemporánea. En España descubre  los clasicos y en particular a Goya.

 

Tras el terremoto de Agadir su pintura entra en la abstracción aunque no de forma permanente ya que tiene épocas en que geometriza las formas. A partir del 2000 inicia uno de los períodos más exitosos en términos de la creación de la que su serie ‘Anamorphoses’ le otorga un gran reconocimiento.

 

En 1966 dirige su primer corto “la noche nunca es completa” a la que seguirán muchos otros largometrajes: “el hombre tiene la botella”, “los móviles de Calder”, “el viento lo mismo”…

 andré Elbaz

Ahmed Yacoubi (1934-1967)

 

Conoció a Paul Bowles al que ilustró un gran número de sus obras. También este le organizó varias exposiciones que le granjearon fama internacional.

 

Un estilo complejo y sofisticado.

AHMED YACOUBI

Ahmed Cherkaui (N. 1934)

 

Se inicio en la caligrafía árabe y continuó en una escuela de Artes y Oficios en París.

 

Sus primeras pinturas, figurativas, son de paisajes marroquíes a las que fue dotando de la modernidad plástica europea.

 

Estudioso de los tatuajes y la cerámica tribal que integra en su obra en forma de iconografía.

Ahmed Cherkaui

Farid Belkahia (1934/2014)

 

Viajó en varias ocasiones a la Escuela de Bellas Artes de París donde conoció la obra de Paul Klee. También residió en Praga donde trabajó como escenógrafo.

 

Empezó a trabajar también el cuero y la madera entremezclándolo con la simbología bereber y la geometría.

 

Uno de los primeros en reivindicar una pintura independiente de los postulados coloniales.

Farid Belkahia

Mohamed Melehi (N. 1937)

 

Su estilo es moderno, basado en la abstracción con una óptica limpia en forma de ondas y colores planos. Cuenta en su obra numerosa cartelería y fundó en Marruecos varios colectivos de pintores modernos.

Mohamed Melehi

Amine Demnati (1942/1971)

 

Otro de los pioneros de la pintura moderna en Marruecos. Estudia en la Escuela de Artes y Oficios de París y exhibe en numerosas exposiciones de Marruecos y el extranjero.

 

Su obra es multidimensional (artística, poética y teatral) y se enmarca en una vanguardia formal

 

Las luces fugaces, la animación diaria, el movimiento evasivo de la plaza Jemaa el Fna  ha marcado su obra.

Amine Demnati

Mohammed Kacimi (1942/ 2003)

 

Sus siluetas de personajes reducidos a espectros en un mundo hostil, tienen un rápido reconocimiento internacional. Una pintura melancólica y poética.

Mohammed Kacimi

Fatima Hassan El Farouj (1945 / 2011)

 

Arte naif centrado en la vida de las mujeres de Marruecos de la época.

 

Tiene un imaginario propio al que traslada a sus cuadros el bordado y en general la costura marroquí, así como los tatuajes de henna. Colores simples, saturación del espacio y repetición de motivos

 

Fatima Hassan El Farouj

, , , , , , , , , , , , , , , , ,