Gastronomía,The African World

Dar Moha. Ejemplo de gastronomía marroquí

27 Ago , 2018  

Restaurante Dar Moha

El año pasado, después de muchos intentos frustrados por la rapidez del viaje y las abundantes y tentadoras propuestas de Marrakech, logramos una reserva en Dar Moha, uno de los más afamados restaurantes de Marruecos.

¿El Bulli marroquí?

Mohamed Fedal, chef y propietario, es una eminencia en ese pais. Un revolucionario de la cocina tradicional marroquí a la que ha pretendido modernizar y abrir sus horizontes. Aunque quizás la comparación con Ferrán Adrià sea exagerada, la referencia es muy descriptiva.

El verdadero equivalente a El Bulli sin embargo está en Fez y se llama Nur 7 -Incluso Najat Kaanache, chef y propietaria, formó parte del equipo de Ferrán Adrià y ha dejado en su cocina buena cuenta de lo que, en materia de fusión gastronómica y de autor aprendió en Rosas.

El Chef de Dar Moha

Un poco de historia de Dar Moha

Volviendo a Dar Moha, el restaurante se encuentra en un lugar preeminente a la entrada de la medina (Dar El Bacha). En un hermoso riad en el que la piscina y el jardín que la rodea ejercen como epicentro del mismo. El riad lo levantó el secretario del Pacha Glaoui y años después lo compró Pierre Balmain, el diseñador de moda, quien lo habitó durante años antes de reconvertirse en restaurante.

Piscina y terraza Dar Moha

Y un servicio excelente

 

La jefa de sala, esposa de Fedal, gestiona el servicio de mesas magistralmente, consiguiendo que la experiencia sea merecedora de la visita y de la popularidad del restaurante. También los buenos músicos gnaoua que añaden al ambiente una personalidad que te lleva aun más a las profundidades de la cultura alaoui.

Dicho esto, si nos atenemos a los criterios europeos de restauración a los que aspira el chef, Dar Moha no deja de ser un restaurante interesante, agradable, grato, cautivador…. Claro que, según los cánones marroquíes con escaso acervo en cocina moderna (algo que a muchos alegra), incluso alejada de esta y basada en la tradición, Dar Moha es un restaurante valiente e innovador.

Salones de Dar Moha

 

Dentro de lo tradicional, Innovación

Quizás lo mejor del menú degustación sean los entrantes, un despliegue de la huerta marroquí bien trabajada y excelentemente presentada. Los platos principales: tajines, pastelas, etcétera, por mucho que traten de introducir en ellos algún elemento disruptivo, no dejan de ser los platos omnipresentes que son a lo largo y ancho de la geografía de Marruecos.

La carta de vinos es buena aunque, como en todos los países islámicos, de precios desorbitados. Los vinos grises son siempre la mejor opción en Marruecos.

Ensalada Dar Moha

Siempre hay que fijarse en los detalles de la decoración

Un detalle que me encantó fue el suelo cubierto en su totalidad por alfombras chichaoua de un rojo intensos. Esas alfombras, bajo la denominación de ‘alfombras del medio atlas’, siempre han estado en el catálogo de The African Touch desde sus comienzos. (Para mí son las mejores del mundo: no hay nudo semejante, si color mas autentico, y demás son salvajemente tribales y elegantes).

De modo que recomiendo Dar Moha como experiencia cautivadora por lo que significa para el lifestyle marroquí aunque advertidos quedáis que en materia de cocina, no lo juzguemos con los exigentes estándares europeos.

,

Filosofía de viaje,Gastronomía

Concepto Raw en Madrid: Restaurante Fismuler

7 May , 2018  

Restaurante Fismuler entrada

Hoy vamos a presentaros una propuesta para salir a comer en Madrid de cocina que para nosotros fue una agradable sorpresa desde el primer momento. Nos os perdáis nuestra opinión sobre:

El Restaurante Fismuler

Decoración de Fismuler madrid Raw

Un restaurante con una fama más que merecida.

Hemos de empezar diciendo que este restaurante merece sin duda todos los comentarios positivos que se hacen sobre el mismo. Un estilo claro y que nos hace disfrutar de todo el conjunto sin ninguna duda.

Decoración de Fismuler

Un estilo Raw que nos hará disfrutar

El concepto Raw se destila en todos los aspectos del restaurante. Por supuesto, en el gastronómico, con una propuesta de gran calidad sin artificios. También en la cristalería, mantelería, etc.

Además en su filosofía introduce algunas mesas compartidas, cocina a la vista, y por supuesto una espectacular decoración completamente cruda y desnuda que hará las delicias de los más puristas de este tipo de restauración.

Plato del Fismuler raw

¿Dónde está el Fismuler?

El restaurante se encuentra en la calle Sagasta de Madrid y forma parte del Grupo El Ancha. A su vez han abierto otro local en Barcelona que hará las delicias de todos los barceloneses y sus visitantes.

Interior del Restaurante Fismuler en Madrid

Algunas recomendaciones personales.

Algunas de las cosas que no puedes perderte si decides visitar el Restaurante Fismuler son sus erizos o la ensalada de calabaza, ahumados y burrata. La tarta de queso es también otra de sus señas de identidad.

Así que ya sabéis, si pasáis por Madrid o Barcelona y queréis probar una comida de altura en un estilo Raw llevado hasta el extremo… ¡a comer al Fismuler!

Si has estado, coméntanos que te pareció, y si te gustó el artículo, comparte, que compartir es vivir. 

Arte,Ciudad y países,Decoración y arquitectura,Filosofía de viaje,Gastronomía,Gentes,Historia africana,Libros y música,Moda y estilo,The African World

ROSABEL NOS PROPONE LA ESCAPADA PERFECTA A TANGER

17 Abr , 2017  

A este paso le vamos a dejar sin secretos! Hemos conseguido que Rosabel nos desvele como es para ella una escapada perfecta a Tánger.

 

Esta ciudad de Marruecos fue durante años un lugar de paso para la fundadora de The African Touch hasta que, convencida de que era mucho más que eso, decidió descubrirla. Y ya creemos que lo hizo! Incluso la eligió como la ciudad en la que casarse.

 

Es, en su opinión un buen resumen de todo Marruecos, a pesar de que en sí misma es contradictoria, por ser al mismo tiempo diferente al resto del pais pero una buena síntesis de este.

 

Lo mejor de Tánger es vivir la ciudad. Vivirla día a día. En lo cotidiano. De lunes a domingo. Sin embargo si esto no es posible, siempre podemos disfrutar de una escapada corta. Para esto, la ventaja principal es que los grandes atractivos se encuentran concentrados en torno a la Kasba.

 

Elegir el alojamiento es sencillo ya que la oferta es abundante y casi siempre satisfactoria. Rosabel siempre se aloja en alguno de los riads de la ciudad vieja. Por ejemplo en Albarnous o La Tangerina. Hay otros muchos muy recomendables (Nord Pinus, la Maison de Tánger, Maison Blanche, Dar Nour…) todos preciosos y bien atendidos, pero esos dos son sus habituales.

 

Por bonitos que sean estos riads, el aire cenital de la atmosfera de la ciudad harán difícil resistirse a un paseo inmediato por la medina, y la ubicación de estos alojamientos lo pone más que fácil. Basta con dejarse descender por la escala -con parada en el mirador del estrecho-, el mechouar, y las callejuelas que llevan inequívocamente al zoco chico. En el camino podréis disfrutar de la riqueza de la arquitectura tradicional del norte de África (casas como la de Carmina Macein o de la actriz americana Laura Hutton). También pasareis por tiendas de ensueño como Blue de Fes o Antiquaire Majid hasta el epicentro de la ciudad: las terrazas del café central y el Café Tingis. Este último con un majestuoso aire decadente que te hará creer que todos los que toman un té de menta son Paul Bowles.

 

El zoco chico y el zoco grande (renombrado plaza 9 de abril) están próximos y conectados. Este es otro epicentro tangerino que conecta las ciudades antigua y nueva.

 

No habréis de temer que llegue el momento de decidir dónde comer. La oferta es fantástica: podéis optar por cocina marroquí en un restaurante tradicional como Hamadi, con su toque vintage, o en uno mucho más selecto, El Korsan, considerado el mejor restaurante de cocina marroquí de todo Marruecos. Se encuentra en el Hotel Minzah, el que fuera lugar de encuentro de la jet internacional durante los años cincuenta. También hay fantásticos restaurantes de cocina internacional: desde el libanes Ziryab, en la última planta del hotel Les Almohades, hasta cocina francesa en el Restaurante Delacroix en el Gran Hotel Ville de France, donde aún se conserva la habitación que ocupo el pintor durante su residencia en la ciudad.

 

Un restaurante que mereció la admiración de Rosabel (y una entrada en este mismo magazine) es La Fabrique, aunque recientemente ha pasado a convertirse en un bar de tapas, como También el Morocco Club.

 

Tánger es una ciudad históricamente en la vanguardia cultural marroquí. Alguno de sus establecimientos son épicos lugares de resistencia, como Librairíe Des Colonnes o la Filmoteca. También la galería de arte Delacroix o la Galeria Conil.

 

Es obligatorio reservar algunas horas a visitar algunas de las tiendas más sofisticadas del pais como Las Chicas, cercana a la puerta de la Kasba; Les Insolites, y la Tribu de Ziri, en la céntrica calle Khalid Ben Oualid. Muy cerca de allí, en el  Boulevard Pasteur, están De Velasco, y Yamani y Mandini, dos clásicos de la perfumería oriental. También el bazar y la galería Tindouf justo frente al hotel Minzah.

 

 

Sería incompleta la visita a Tánger sin holgazanear un rato en alguna de las emblemáticas teterías de la época hippie como el café Hafa con su imponente vista al mar, o el Café Baba en plena medina presumiendo de sus ilustres visitantes de antaño (Jimi Hendrix entre ellos). Menos, pero igualmente perfectos para ver pasar la vida, son el Café de Colçon en la Calle de Italia o el Gran Café de París.

 

 

IMG_6448TANGER (2) TANGER (3) TANGER (4) TANGER (5) TANGER (6) TANGER (7)

 

 

, , , , , , , , , , , , , , , ,

Ciudad y países,Decoración y arquitectura,Filosofía de viaje,Gastronomía,Gentes,Historia africana,Libros y música,Moda y estilo,The African World

ROSABEL NOS PROPONE UN TOP TEN PARA UN FIN DE SEMANA PERFECTO EN MARRAKECH

5 May , 2016  

Rosabel, fundadora de la marca The African Touch, conoce Marrakech como la palma de su mano. Son numerosas las temporadas que ha residido en la ciudad.

 

Es una mujer elegante que lucha para que las tendencias no se apropien del estilo femenino. Cree firmemente en la belleza y funcionalidad que aportan las culturas tradicionales de África a la indumentaria moderna, por lo que siempre verás en ella su exclusivo ‘toque africano’.

 

En este reportaje seleccionamos diez de sus recomendaciones para aprovechar un gran fin de semana en Marrakech.

 

 

UN FIN DE SEMANA CORTO

 

Son numero las compañías low cost que realizan vuelos desde distintas ciudades de España a Marrakech (Easyjet, Monarch, Rynair, etc). Por poco dinero puedes llegar un viernes para regresar el domingo. No necesitarás ni un solo día de vacaciones.

 

No pierdas tiempo y acomódate bien en tu hotel. Hay cientos de propuestas de alojamiento en Marrakech, pero en esta ocasión Rosabel te propone alojarte en Dar More, un riad tradicional pero actualizado y redecorado con un toque moderno muy chic. Está bien ubicado, no muy lejos de la plaza Jemma El Fna, así que si es tu primera vez en Marrakech es imprescindible apurar el día después del trajín de las llegadas cenando en cualquiera de sus puestos. Prueba la sopa marroquí, unas keftas y un plato de meshoui con sal y comino.

 

PREPÁRATE PARA EL SÁBADO

 

Puedes empezar bien temprano desayunando en Kaowa, la sombreada terraza en el concept store de la rue Majorelle, junto al jardín. Entre café y café podrás curiosear las continuas novedades del nuevo diseño marroquí.

 

En cuestión de minutos podrás cambiar de escenario y entrar en el oasis que tantas colecciones inspiró a Yves Saint Laurent: el Jardín Majorelle. Dedícale el tiempo que quieras vagando por sus verandas, fuentes y senderos cubiertos. (Y ve mentalizándote que el resto del día va a ser muy, pero que muy bullicioso).

 

Sumérgete en el caos de la medina, accediendo a ella a través de Bab Doukala, no muy lejos de allí. Un paseo que te llevara por la Quuba y el complejo de Ben Yousef. Sigue la ruta que conecta con Dar el Bacha, y esta con Rue Mouassine. Ahí encontraras varias tiendas impresionantes desde Akbar Delight, Beldi, Maktoub, Max and Jan, Atelier Moro, Moha,, etc.  A medio camino haz un alto en la Terrace de las Spices, sobre un complejo de varias plantas de encantadoras e imaginativas boutiques que ofrecen delicadas piezas de moda y decoración realizadas con la habilidad de los artesanos de Marruecos.

 

Haz un alto para comer en el Grand Café de la Poste. No está lejos de la plaza pero podrías tomar un petit taxi.

 

La medina no ha terminado (nunca lo hace) así que tras el almuerzo dirígete a la Place des Flerbantiers y divisa la plaza y sus alrededores desde la terraza del Kosy Bar. Desde allí la calle Zitoun Lakdim (una calle animada) desemboca en el ala este de la plaza Jemma. Completa desde allí el círculo al núcleo de los zocos que iniciaste por la mañana desde Doukkala. Llegarás a la plaza de Rahma Lahdima donde podrás tomar un té a la menta disfrutando de ir y venir de la gente en esta zona bereber de la ciudad vieja.

 

Sí, lo sabemos, los zocos son agotadores y será tentadora la idea de permanecer en tu precioso riad, pero solo es un fin de semana, así que nos parece acertada la propuesta de Rosabel de ir a Gueliz y cenar en cualquier de los restaurantes de la calle Liberte. Uno de sus preferidos es Le Loft, cocina francesa orientalizada en un entorno moderno con el toque africano que distingue lo más selecto de esta ciudad. Ah! y no vuelvas a dormir sin haber movido el esqueleto en Jad Mahal.

 

DOMINGO

 

El domingo hay un magnifico brunch en el hotel La Mamounia de acceso libre. Aunque no es barato, merece la pena darse este lujazo.

 

No muy lejos de allí están las tumbas Saadien y los palacios de el badi y el bahía (muy cerca de este hay un museo de arte africano, el Tiskiwin, propiedad de un belga. no es un gran museo pero si os apetece cultura este día…)

 

FELIZ REGRESO

 

 


IMG_4083IMG_4103IMG_4111IMG_4155IMG_4164IMG_4057IMG_8817IMG_2690

 

, , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Ciudad y países,Decoración y arquitectura,Gastronomía

COTE SUD

29 Oct , 2015  

El oasis verdadero no es ahora, como antaño, un espejismo en el horizonte que rompe la aridez del desierto con unas palmeras y una charca azul. Ahora es un enclave hermoso, respetuoso e integrado en el medio y un restaurante de cocina exquisita. Este oasis moderno es Cote Sud y se encuentra a 6 km. de Ouarzazate, al sur de Marruecos. Una kashba minimalista de líneas suaves y depuradas, en la que emergen discretamente detalles elegantes. Hasta el grafismo de este oasis es excepcional.

 

2

3

4

6

15

18

19

20

22

24

26

47

48

52

, , , , , , ,

Ciudad y países,Decoración y arquitectura,Gastronomía

ESTETICA AFRICANISTA EN EL MEJOR RESTAURANTE DE TANGER. LA FABRIQUE

18 Ago , 2015  

Este restaurante en la Rue de’Anglaterre es -en opinión de los miembros de The African Blog- uno de los mejores de Tanger. Tanto la cocina francesa como una atención y servicios de calidad, están muy alejados de los estereotipos de Marruecos.  Además, su decoración en línea con la tendencia de los espacios más exclusivos de Marruecos de incorporar elementos del África negra con un toque vintage industrial, hace de la Fabrique un restaurante destacado en Tanger.

 

IMG_3270

IMG_3274

IMG_3279

IMG_3293

, , , , ,