Ciudad y países,Historia africana,The African World

SÍNTESIS HISTÓRICA DEL COLONIALISMO FRANCÉS EN ÁFRICA

30 Sep , 2017  

Francia tuvo posesiones coloniales desde comienzos del siglo XVII hasta los años 1960.

 

Conquistó Argelia en 1847. Posteriormente, en 1881, conquistó Túnez y en 1905 estableció un protectorado en Marruecos con la oposición de Alemania (que provocó dos crisis que a punto estuvieron de desembocar en un conflicto bélico de carácter internacional). El territorio conocido como Congo francés (el otro sería el belga) fue declarado colonia en 1881. En 1898 consiguió Madagascar.

 

En 1916 el protectorado alemán de Togolandia, tras una invasión conjunta  fue dividido en dos zonas administrativas francesa y británica.

 

El control francés se constituyó en la mayor parte del norte, oeste y centro de África incluyendo Mauritania, Senegal, Costa de Marfil, Benín, Níger, Chad, Republica Centro africana, Republica del Congo, Gabón y la Somalia Francesa (Yibuti). Las posesiones en el Golfo de Guinea se congregaron en torno a una federación, AOF (África Occidental Francesa): Mauritania, Senegal, Sudán francés, Costa de Marfil, Níger, Alto Volta y Dahomey.

 

COLONIALISMO (1) COLONIALISMO (2) COLONIALISMO (4)

, , , , , ,

Arte,Ciudad y países,Gentes,Historia africana,The African World

ARTE CONTEMPORÁNEO EN ÁFRICA (I): PIONEROS DE LA PINTURA EN EL MAGREB ISLÁMICO

18 Sep , 2017  

 

la mirada occidental que recae sobre el arte que se encuentra fuera de su ámbito cultural parece no centrarse más que en el arte primitivo. Aunque si bien es cierto que ese primitivismo es en África piedra angular de su sistema estético (y al que preveo sus artistas regresarán con más fuerza en los próximos lustros) no menos cierto es que sí existen manifestaciones conectadas a los principios universales del arte contemporáneo que merecen ser descubiertas.

 

Para el caso de los países del Magreb, islámicos, vendrá bien como punto de partida, distinguir entre árabe e islámico pues ambos términos suelen ser confundidos. La árabe es una cultura. El Islam, una religión. Aunque una y otra están relacionadas, lo cierto es que numerosas sociedades que profesan el Islam no son árabes (caso de países como Indonesia, India, etc.) y numerosos árabes no profesan el Islam (caso de comunidades Cristianas en Siria, Líbano, Irak, etc.).

 

En el caso del arte árabe, este suele estar centrado en la vida cotidiana pública, y en el caso del arte islámico suele tener una función religiosa.

 

Un aspecto de la religión musulmana que ha condicionado en gran medida la evolución de su arte es la condena histórica hacia la figuración pues se consideraba blasfemo pretender reproducir la creación divina. Sin embargo, en gran medida por la utilidad política y social de la representación de la figura humana y la naturaleza, se venía abriendo paso desde finales del XIX una corriente que pretendía la despenalización de la figuración alcanzando su objetivo a comienzos del XX favorecido por el muftí egipcio Muhamad Abduh. A partir de ese momento, el arte islámico se seculariza enormemente. Gracias ello, también el arte árabe adquiere una amplia panorámica produciendo obras de multitud de estilos.

 

Es lógico no obstante que ambos se hayan nutrido mutuamente (piénsese si no en la larga relación del Cristianismo y la historia del arte en Europa).

 

En el Magreb, como en tantos otros países que tuvieron tutelaje colonial, la presencia de la pintura de caballete llegó sobre todo de la mano del protectorado francés -y la expansión colonial de este en el Norte de África- que acabó por institucionalizarse mediante la fundación de Escuelas de Bellas Arte aunque mayoritariamente esta generación de artistas, y aun también las siguientes, se caracterizan por una formación autodidacta.

 

Las primeras generaciones de artistas se adhirieron pues a planteamientos figurativos.

 

Esos pioneros del arte contemporáneo en el Magreb coinciden con una fase naturalista en la que se utilizan patrones artísticos del arte occidental desde el siglo XIX como referente. En particular el romanticismo. Otro rasgo característico es la búsqueda de una identidad nacionalista.

 

 

Durante los años 60, coincidiendo con los movimientos independentistas en estos países, los artistas plásticos empiezan a redefinir su relación con la pintura, buscando coherencia entre sus ansias de novedad y una práctica marcada por atributos del arte colonial mediante la mímesis y apropiación. Destacan pues los planteamientos abstractos en oposición al tratamiento folklórico orientalista de los primeros pintores nativos.

 

Lo que hace singular a la plástica en el Magreb Islámico contemporáneo es la primacía del color, la ornamentación así como un toque naif y onírico que le otorga gran espontaneidad. Asimismo hay una riqueza muy notable de propuestas que mantienen vigentes los respectivos patrimonios artesanos como la cultura de la alfombra o la ornamentación corporal con henna, que aportan un hilo conductor temático y ritual válido para el conjunto de países del norte africano.

 

Chaibiya

Chaibiya (Marruecos)

 

Fatma Haddad

 

Fatma Haddad (Argelia)

 

Inji Aflatoun

Inji Aflatoun (Egipto)

, , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Arte,Gentes,Historia africana,The African World

ESPANTAMOSCAS

1 Jul , 2017  

 

Como muchas otras piezas similares, sin aparente valor mas allá de su utilidad cotidiana, los espantamoscas no son simples objetos ya que para la comunidad africana tradicional tienen un significado que trasciende su funcionalidad. Son símbolos de dignidad.

 

Cada clan tiene identificadas a las personas que pueden portar uno de estos objetos de poder y solo estas pueden usarlas.

 

Para los baulé, por ejemplo, una etnia que ha sabido mantener su poderío hasta el  presente, los Nandwa Blawa, como denominan a los espantamoscas, otorga un rango aristocrático.

 

Los hay de muchos tipos a lo largo de la geografía africana y, en cierta medida, los más destacados son aquellos elaborados con largas crines de caballo con una empuñadura figurativa (de aspecto antropomorfo) y recubiertas de cuentas.

 

espantamoscas (1) espantamoscas (2) espantamoscas (3)

, , , , ,

Arte,Historia africana,The African World

MUÑECAS DE FERTILIDAD

13 Jun , 2017  

Yo prefiero llamarlas de fecundidad. Aunque ambos parezcan términos sinónimos sin importancia, en realidad la fecundidad es para la cultura africana un concepto más amplio que abarca no solo la propia fertilidad de las mujeres de las mujeres, sino también y especialmente de la cosecha, el comercio, el trabajo, las relaciones con los otros…

 

Algunos ritos agrarios pretenden trasmitir a la muñeca las potencias del más allá.

 

Muñecas de fecundidad hay tantos tipos como etnias a lo largo y ancho del continente. Unas las entregan las tías a la niña. Otras las abuelas (como las muñecas Ndebele). Unas se exponen en la vivienda familiar. Otras, acompañan a las niñas a través de las cuales, como si de un hijito se tratara, aprenden su rol de madre.

 

Son muy conocidas las Akwaba de la cultura Ashanti o las Namji, gran variedad de las cuales tenemos en The African Touch.

 

Todas ellas están llenas de ternura y son preciosas allí donde se deseen exponer.

 

0a53f649037fbd75185271366a77660e f60459bee4880bebda5bec6ecf24db56

 

 

, , , , , , , , , , , , ,

Arte,Ciudad y países,Decoración y arquitectura,Filosofía de viaje,Gentes,Historia africana,The African World

MARIANO BERTUCHI (IV)

30 May , 2017  

 

El  pintor Mariano Bertuchi, granadino (descendía de una familia originaria de Malta, emigrada a Granada después de la invasión napoleónica de finales del siglo XVIII), desarrolló la parte más relevante de su carrera en el protectorado español en Marruecos. Se le considera el pintor por antonomasia del protectorado, así como el responsable de fijar la imagen de Marruecos en España a partir de mediados del siglo XX. Además de pintor, fue también funcionario con amplias responsabilidades en la gestión cultural dentro de la administración colonial española en Marruecos. Su labor como funcionario colonial fue trascendental en las labores culturales del Marruecos español.

 

Visitó el norte de África por primera vez en las navidades de 1898. En 1902 regresó al norte de África. En 1908 se trasladó a Melilla donde siguió cultivando los temas marroquíes. En 1918 Bertuchi y su familia decidieron trasladarse a Ceuta, una ciudad en plena expansión, que se había convertido en la puerta de entrada al recién creado  protectorado, al que viajó frecuentemente. Acompañado de su esposa, se estableció definitivamente en Tetuán, en 1930 donde permanecería hasta su muerte en junio de 1955.

 

Tras la guerra civil española, se exilió en Francia. Tras repatriarse, fue juzgado dos veces en consejo de guerra y encarcelado. Ello no impidió que la obra de Bertuchi fuese utilizada profusamente por la propaganda franquista para difundir la labor de España en su protectorado sobre el norte de Marruecos.

 

Como artista, elaboró la práctica totalidad de los diseños de los sellos del Correo Español en Marruecos, hasta la independencia del país. Durante toda su estancia en Tetuán, su producción artística sería variada y abundante. Fue también responsable de la mayor parte de la cartelería turística del Marruecos español, trabajando para el Comité Oficial de Turismo de Marruecos. Al frente de los Servicios de Bellas Artes impulsó la adquisición de objetos de interés artesanal y etnográfico de los pueblos del norte de Marruecos que merecieran ser expuestos al público de manera permanente. La gran cantidad de piezas acumulada hizo que fuese necesario disponer de un espacio para su catalogación y exhibición, por lo que Bertuchi estableció el Museo de Arte Indígena y Hogar Musulmán en Tetuán (en la actualidad es el Museo Etnográfico de Tetuán).

 

Bertuchi se inserta en la línea de pintores españoles iniciada por Mariano Fortuny y seguida después por José Tapiró y Baró que se alejó de los tópicos del orientalismo. Es el pintor de la vida cotidiana del Marruecos colonial español, plasmando ese discurrir vital que desfila ante sus ojos, sin ningún prurito de exotismo o etnográfico.

 

BERTUCHI (2) BERTUCHI (4) BERTUCHI (7) BERTUCHI-(3) BERTUCHI-(5) BERTUCHI-(6)

, , , , , , , , , , , , , , , ,

Ciudad y países,Decoración y arquitectura,Historia africana,The African World

EL ORIGEN DE TOMBUCTÚ

15 May , 2017  

La ciudad de los 33 santos tomo su nombre de Tamasheq ‘tin’ o ‘tim’ Buktu que significa ‘el  bueno de Buktu’, nombre del guardián del lugar desde el lugar en el  se vieron llegar los tuaregs en el  siglo XI. Este lugar es aun visible en la ciudad, entre otros tesoros arquitectónicos por descubrir.

 

tombuctu (1)tombuctu (3) tombuctu (6)

, , , , ,

Arte,Ciudad y países,Decoración y arquitectura,Filosofía de viaje,Gastronomía,Gentes,Historia africana,Libros y música,Moda y estilo,The African World

ROSABEL NOS PROPONE LA ESCAPADA PERFECTA A TANGER

17 Abr , 2017  

A este paso le vamos a dejar sin secretos! Hemos conseguido que Rosabel nos desvele como es para ella una escapada perfecta a Tánger.

 

Esta ciudad de Marruecos fue durante años un lugar de paso para la fundadora de The African Touch hasta que, convencida de que era mucho más que eso, decidió descubrirla. Y ya creemos que lo hizo! Incluso la eligió como la ciudad en la que casarse.

 

Es, en su opinión un buen resumen de todo Marruecos, a pesar de que en sí misma es contradictoria, por ser al mismo tiempo diferente al resto del pais pero una buena síntesis de este.

 

Lo mejor de Tánger es vivir la ciudad. Vivirla día a día. En lo cotidiano. De lunes a domingo. Sin embargo si esto no es posible, siempre podemos disfrutar de una escapada corta. Para esto, la ventaja principal es que los grandes atractivos se encuentran concentrados en torno a la Kasba.

 

Elegir el alojamiento es sencillo ya que la oferta es abundante y casi siempre satisfactoria. Rosabel siempre se aloja en alguno de los riads de la ciudad vieja. Por ejemplo en Albarnous o La Tangerina. Hay otros muchos muy recomendables (Nord Pinus, la Maison de Tánger, Maison Blanche, Dar Nour…) todos preciosos y bien atendidos, pero esos dos son sus habituales.

 

Por bonitos que sean estos riads, el aire cenital de la atmosfera de la ciudad harán difícil resistirse a un paseo inmediato por la medina, y la ubicación de estos alojamientos lo pone más que fácil. Basta con dejarse descender por la escala -con parada en el mirador del estrecho-, el mechouar, y las callejuelas que llevan inequívocamente al zoco chico. En el camino podréis disfrutar de la riqueza de la arquitectura tradicional del norte de África (casas como la de Carmina Macein o de la actriz americana Laura Hutton). También pasareis por tiendas de ensueño como Blue de Fes o Antiquaire Majid hasta el epicentro de la ciudad: las terrazas del café central y el Café Tingis. Este último con un majestuoso aire decadente que te hará creer que todos los que toman un té de menta son Paul Bowles.

 

El zoco chico y el zoco grande (renombrado plaza 9 de abril) están próximos y conectados. Este es otro epicentro tangerino que conecta las ciudades antigua y nueva.

 

No habréis de temer que llegue el momento de decidir dónde comer. La oferta es fantástica: podéis optar por cocina marroquí en un restaurante tradicional como Hamadi, con su toque vintage, o en uno mucho más selecto, El Korsan, considerado el mejor restaurante de cocina marroquí de todo Marruecos. Se encuentra en el Hotel Minzah, el que fuera lugar de encuentro de la jet internacional durante los años cincuenta. También hay fantásticos restaurantes de cocina internacional: desde el libanes Ziryab, en la última planta del hotel Les Almohades, hasta cocina francesa en el Restaurante Delacroix en el Gran Hotel Ville de France, donde aún se conserva la habitación que ocupo el pintor durante su residencia en la ciudad.

 

Un restaurante que mereció la admiración de Rosabel (y una entrada en este mismo magazine) es La Fabrique, aunque recientemente ha pasado a convertirse en un bar de tapas, como También el Morocco Club.

 

Tánger es una ciudad históricamente en la vanguardia cultural marroquí. Alguno de sus establecimientos son épicos lugares de resistencia, como Librairíe Des Colonnes o la Filmoteca. También la galería de arte Delacroix o la Galeria Conil.

 

Es obligatorio reservar algunas horas a visitar algunas de las tiendas más sofisticadas del pais como Las Chicas, cercana a la puerta de la Kasba; Les Insolites, y la Tribu de Ziri, en la céntrica calle Khalid Ben Oualid. Muy cerca de allí, en el  Boulevard Pasteur, están De Velasco, y Yamani y Mandini, dos clásicos de la perfumería oriental. También el bazar y la galería Tindouf justo frente al hotel Minzah.

 

 

Sería incompleta la visita a Tánger sin holgazanear un rato en alguna de las emblemáticas teterías de la época hippie como el café Hafa con su imponente vista al mar, o el Café Baba en plena medina presumiendo de sus ilustres visitantes de antaño (Jimi Hendrix entre ellos). Menos, pero igualmente perfectos para ver pasar la vida, son el Café de Colçon en la Calle de Italia o el Gran Café de París.

 

 

IMG_6448TANGER (2) TANGER (3) TANGER (4) TANGER (5) TANGER (6) TANGER (7)

 

 

, , , , , , , , , , , , , , , ,

Ciudad y países,Decoración y arquitectura,Historia africana

MEMORIAL KWAME NKRUMAH

28 Feb , 2017  

 

Construido en recuerdo de Kwame Nkrumah, primer presidente de Ghana y padre de su  independencia en 1957, el parque se encuentra, simbólicamente, en los antiguos campo de polo durante la colonia británica. En el  corazón de la ciudad, su principal atracción es el  mausoleo de Nkrumah, una gran pirámide de mármol negro rodeada de cientos de fuentes.

 

Memorial kwame Nkrumah (1) Memorial kwame Nkrumah (2) Memorial kwame Nkrumah (3) Memorial kwame Nkrumah (4) Memorial kwame Nkrumah (5)

, , , , ,

Arte,Historia africana

MARIANO FORTUNY (II)

13 Feb , 2017  

 

Nacido en Reus en 1838, es considerado uno de los pintores españoles más importantes del siglo XIX .

 

En 1860 estalló la Primera Guerra de Marruecos, y la Diputación de Barcelona le encargó que viajara a este país en compañía de Pedro Antonio de Alarcón con el fin de convertirse en cronista gráfico de la contienda. Experiencia que supondría un descubrimiento para Fortuny, deslumbrado por la luz norteafricana y encandilado por los paisajes y habitantes de Marruecos. Desde este momento se liberó de los  academicismos aprendidos en Roma y sintiéndose atraído definitivamente por el pintoresquismo árabe y los temas orientales.

 

Como consecuencia esa estancia, Fortuny pintó algunas de las obras más significativas de su producción, como La batalla de Tetuán, Paisaje Norteafricano, o La odalisca.

 

Una vez concluida la guerra de Marruecos, Fortuny se casa con Cecilia, hija del pintor Federico de Madrazo, y pasan una breve estancia en Roma. En 1868 se instalan en Granada definitivamente. Algunos años después viajo a Roma donde murió, a los 36 años

 

Su hijo Mariano Fortuny Madrazo fue también un notable pintor, escenógrafo y diseñador.

 

fortuny (1) fortuny (2) fortuny (3) fortuny (4)

fortuny (8)
fortuny (10)

, , , , , , , , ,

Arte,Filosofía de viaje,Historia africana

EL MOVIMIENTO ORIENTALISTA (I)

30 Ene , 2017  

El orientalismo es un movimiento característico del romanticismo. Este, a su vez, es una evolución del clasicismo, surgido como ruptura con el barroco para introducir en el arte más racionalidad y sobriedad.

 

El romanticismo pone individualismo, libertad y sentimentalismo donde el clasicismo pone racionalismo, y se inspira principalmente en la naturaleza y en escenas ambientadas en el sur de España y el norte de África (llamadas entonces, “estampas orientales”).

 

Tanto en los paisajes como en los interiores se acentuaban los aspectos exóticos y sensuales, fantásticos ropajes, cuerpos voluptuosos, poses seductoras, etc.

 

Algunos pintores orientalistas más conocidos fueron Ingres, Delacroix, Fromentin y Jean-Léon Gérôme quien fundó en 1893 la Société des Peintres Orientalistes (“Sociedad de Pintores orientalistas”)

 

En España el principal ejemplo fue Mariano Fortuny. También Josep Tapiró, Mariano Bertuchi  y otros.

 

El imaginario orientalista, no obstante, persistió en el arte hasta principios del siglo XX, como evidencia, por ejemplo, la obra de Matisse.

 

orientalismo (1) orientalismo (2) orientalismo (3)orientalismo (7)

 

orientalismo (4)

orientalismo (6)

orientalismo (5)

, , , , , , , , , , ,