Gentes,Libros y música,The African World

NAWAL EL SAADAWI

9 Abr , 2021  

La intelectual egipcia Nawal El Saadawi, una de las feministas más importantes de nuestros tiempos, y eterna candidata al Nobel de Literatura, falleció el pasado 21 de marzo de 2021 de modo que es un momento oportuno de repasar su trayectoria.

 

En su obra predomina la denuncia de la situación de las mujeres en el mundo árabe y musulmán denunciando la discriminación y la violencia que se ejerce contra las mujeres en ámbitos como la política, la cultura, la sexualidad, o la religión.

 

También ha sido muy combativa contra el uso del velo o la práctica de la ablación, etc.

lo que la llevó a perder su trabajo como Directora General de Salud Pública del gobierno egipcio.

En su libro “La hija de Isis” ella misma cuenta que cuando tenía 6 años la comadrona le mutilo el  clítoris diciéndole que era la voluntad de Dios y que se había cumplido su deseo.

 

NACIMIENTO DE UNA ACTIVISTA

 

Sadaawi se licenció medicina en la Universidad de El Cairo en 1955 y se especializó en psiquiatría. Sus primeros años como médica atendió a los pacientes de su pueblo natal, donde adquirió un compromiso crítico al observar las dificultades y desigualdades a las que se enfrentaban las mujeres rurales.

 

De 1966 a 1972 Saadawi ocupó el puesto de directora general en el Departamento de Educación Sanitaria en el Ministerio de Sanidad de Egipto, pero La muerte de Nasser en  1970, y el nuevo mandato de su sucesor Anwar el-Sadat, significó un cambio en su situación (su obra Women and Sex fue censurada fue despedida y pasó a la lista negra. Para evitar la censura egipcia, empezó a publicar en el Líbano​ y en 1972 terminó por exiliarse).

Entre 1977 y 1987, Saadawi fundó la Asociación Africana para la Investigación y el Desarrollo de las Mujeres, de la cual fue también vicepresidenta durante diez años. ​ Además, de 1978 a 1980 fue nombrada consejera del programa de las Naciones Unidas para las mujeres de África (CEP) y de Oriente Medio (CEPA) trasladando su residencia a Addis Abeba​ y realizando continuos viajes a otros países africanos.

 

Sin embargo, la escritora empezó a cambiar su opinión acerca de la organización por lo que dimitió del cargo​ y regresó a Egipto con la intención de volcarse en su trabajo de escritora. En su libro Memoria de la Cárcel de Mujeres dijo al respecto: “La organización de las Naciones Unidas no es distinta del aparato estatal, y que los expertos que trabajan para las Naciones Unidas están tan preocupados por su sueldo mensual como los funcionarios públicos. Es más, las Naciones Unidas están dirigidas por hombres de las clases altas y las naciones ricas del Primer Mundo, y las mujeres del Tercer Mundo son relegadas a los escalones jerárquicos inferiores”.

 

En septiembre de 1981 fue encarcelada junto con otros egipcios opuestos a la firma de los Acuerdos de Paz de Camp-David entre Egipto e Israel y su liberación no se produjo hasta dos meses después, tras la muerte de Anwar el-Sadat. Tras esta experiencia en la cárcel, Nawal  fundó y presidió la AWSA (Asociación Solidaria de Mujeres Árabes), organización de carácter internacional que tenía por objetivo apoyar la participación activa de las mujeres árabes y musulmanas en la sociedad, en todos los ámbitos. Fue clausurada por el régimen egipcio en 1991, así como también la revista Noon.

 

En 1983, fue cofundadora de la Asociación Árabe para los Derechos Humanos​ y en 1985 representó a los países africanos en la conferencia de Nairobi organizada por las Naciones Unidas Mientras crecía su popularidad, aumentaba también la presión y la censura.

 

En 1993, ante las amenazas de muerte, se exilió a los Estados Unidos y tres años después regresó a Egipto desde donde continuó su activismo en favor de los derechos de las mujeres. En 2005 presentó su candidatura a la Presidencia de Egipto estimando que, solo por el hecho del debate suscitado por su candidatura, ya se producía un avance. En 2011 durante las llamadas «revoluciones árabes» participó en las manifestaciones de la Plaza Tahrir

 

«No se puede ser feminista y aprobar el uso del velo”: EL FEMINISMO  DESDE LA ÒPTICA ARABE

 

Para Nawal El Saadawi vivimos en un único mundo dominado por un triple poder capitalista, patriarcal y religioso. Las religiones monoteístas en particular son represivas dominan el mundo, son un sistema machista, racista, militar y fanático que oprime particularmente a las mujeres y a los pobres.

 

Explica que el velo empezó con el judaísmo y el cristianismo. Es el castigo a Eva por haber comido del árbol de la ciencia, por acceder al conocimiento.

 

En el cristianismo, cuanto más devota era una mujer, más se cubría. El islam lo heredó.

 

El velo convierte a las mujeres en cuerpos sin cabeza. “No se puede ser feminista y aprobar el uso del velo. Ahí no hay libertad de elección, admitirlo es aceptar la esclavitud”.

 

“Muchas mujeres Creen que ser feminista es odiar a los hombres. Y nada de eso: yo amo a los hombres progresistas. Y a las mujeres progresistas. No me gustan las que para mandar se vuelven patriarcales, y la mayoría de las que llegan a ministras o consiguen presidir algo lo hacen. Ese tipo de persona no ayuda a las mujeres. Las perjudica. Por eso las mujeres poderosas para mí son las que luchan contra la desigualdad en su propia familia, en sus trabajos y en su vida cotidiana. Eso es lo que cambia las cosas”

 

 

 

 

 

 

 

, , , , ,

Ciudad y países,Libros y música

LIBRERÍA DES COLONNES TANGER

1 Nov , 2020  

Solo imaginarme pasando por el Boulevard Pasteur frente a su hermoso escaparate, ya me emociona. (Aunque es difícil que no entre a ojear sus últimas novedades).

 

Tánger siempre ha sido la resistencia artística del Magreb. Un aspecto este con múltiples vértices que va más allá de géneros, estilos y disciplinas. Se trata de una resistencia cultural en su sentido más amplio.

 

En estas condiciones no es difícil comprender como Tánger se convirtió a mediados del siglo XX en un polo de atracción de intelectuales americanos y europeos, también en resistencia con sus propios ambientes intelectuales.

 

La Librería des Colonnes fue fundada en 1949 por el  matrimonio belga Gerofi. Yvonne se encargaba de la gestión. Robert era profesor de bellas artes en la escuela secundaria francesa y responsable de la colección del museo de la Kasbah, y entre sus amigos estaban André Gide, Jean Genet o Marguerite Yourcenar.

 

Gracias a la reputación otorgada por esas importantes relaciones y a las exposiciones de artistas marroquíes y la oferta de libros en francés, inglés, español y árabe pronto se convirtió en lugar de encuentro de los intelectuales residentes en la ciudad.

 

Para los beatniks fue un auténtico refugio literario, tanto que incluso Paul Bowles recibía ahí su correspondencia. Los intelectuales antifranquistas publicaban y divulgaban sus obras desde la librería. Los proscritos marroquíes, como Mohamed Choukri, se dejaban influir por las vanguardias europeas…

 

Aunque el brillo de aquella edad de oro esta algo más apagado, nunca dejo de ser un epicentro cultural al que llegaron Amin Maalouf, Mrabet y otros grandes intelectuales árabes.

 

En 2010 la librería fue adquirida por Pierre Bergé, viudo de Yves Saint Laurent y encomendó la dirección de la misma a Simon Peter, escritor de origen francés, quien otorga a las ediciones de nuevos autores marroquíes un papel principal.

 

El aroma que desprenden las estanterías de madera de cedro y las ceras de tonos rojizos convierten a Librairie Des Colnnes  en uno de los lugares más simbólicos de Tánger y un pequeño paraíso de literatura que valora celosamente su historia.

 

 

 

 

 

, , , ,

Gentes,Libros y música

UNA PAREJA DE CINE: KAREN BLIXEN Y DENYS FINCH HATTON

15 Sep , 2020  

Nunca está de más el relato de una historia de amor. La de los protagonistas de esta entrada es de sobra conocida gracias a la película de Sydney Pollack Memorias África.

 

Detrás de ella hay una historia real conocida a través del libro autobiográfico de Karen Blixen que tras uno de sus seudónimos, Isak Dinesen, publicó con el título de “Memorias de África”.

 

Karen Blixen y Denys Finch Hatton se conocieron en Londres en casa de unos amigos comunes el 5 de abril de 1918. Karen quedó prendada de Denys, un oficial británico educado en Eton, dandy y amante de los safaris.

 

En aquella ocasión Denys contó la experiencia de su nueva vida en Kenia dónde se estableció en 1911 para vivir una vida lejos de la metrópoli y las convenciones.

 

Por su parte, Karen, hija de un empresario danés que paso gran parte de su vida en Estados Unidos al que escasamente le unían las cartas que este le enviaba contando todo tipo de aventuras hasta que se suicidó cuando ella tenía 10 años. Aquello le marcó enormemente como es lógico y forjó el carácter y la personalidad de Karen que se debatía entre la aventura y la literatura.

 

A lo largo de su juventud se unió estrechamente a sus primos Hans y Bror von Blixen-Finecke. Ella sentía predilección por Hans pero este no le correspondió y decidió casarse con Bror ni tan inteligente ni tan guapo pero igualmente le proporcionaba el título de baronesa, al que inexplicablemente para una personalidad como esa, aspiró y se mantuvo durante toda su vida como algo esencial.

 

El nuevo matrimonio, que tiene en común su afición por el África salvaje y sus animales, se instala en Kenia para gestionar una plantación de café, The Karen Coffee Company, donde se reencuentran como Denys y se hacen íntimos amigos.

Karen se integró rápidamente en África y con su población nativa, y se enamoró de la extraordinaria tradición oral africana.

 

Bror sin embargo era un cabeza loca que no dejaba de derrochar y era incapaz de hacer nada bien, ni siquiera gestionar adecuadamente la granja por lo que le retiraron la gestión de esta dejándola en manos de su mujer que lo hizo bastante mejor. Tan zafio era que incluso llegó a contagiar de sífilis a su mujer lo que impidió que pudieran tener hijos (aunque él pasó la enfermedad de forma muy leve).

 

UNA HISTORIA DE AMOR EN ÁFRICA

Karen y Denys se enamoraron y comenzaron una relación caracterizada por la independencia personal y afectiva que este perseguía a toda costa. Se amaron profundamente pero la relación tuvo numerosos altibajos por lo que él rechazó el matrimonio.

 

La historia real detrás de la dulcificación de la película es que tras una violenta discusión entre ambos, terminaron por divorciarse y fue él quien decidió no volver a estar con ella a pesar de las peticiones de esta. Incluso tras este episodio ella trató de suicidarse.

No mucho tiempo después de estos episodios, como se refleja en la película, Denys se estrelló pilotando su propio avión, el Gipsy Moth.

 

Fue enterrado en el en el lugar que ambos habían elegido tiempo atrás aunque descansa solo ya que Karen Blixen, que vivió hasta 1962, está enterrada bajo un árbol en el parque de su propiedad en Rungstedlund.

 

 

 

 

 

 

 

 

, , , , , , , ,

Arte,Historia africana,Libros y música

SALIF KEITA, LA VOZ DE ORO AFRICANA

26 May , 2020  

Salif Keïta, La Voz de Oro africana, es descendiente directo del fundador del Imperio de Malí. Fue marginado por su familia al nacer y apartado de su sociedad por ser albino, signo de mala suerte en la cultura africana.

 

Su música combina ritmos tradicionales de África Occidental e influencias de Europa y América, a la vez que mantiene un estilo general islámico. A nivel instrumental también se ve reflejada esta combinación, con la inclusión e balafonos, yembes, koras, órganos, saxofones y sintetizadores.

 

Ha triunfado en Europa como uno de los grandes cantantes africanos, aunque su obra haya sido criticada por su tendencia al caos y la improvisación musical.

 

Nuestro album favorito es M’Bemba, del año 2007.

 

 

 

 

, , , ,

Arte,Ciudad y países,Libros y música

LIBRERÍA DES COLONNES, TÁNGER.

3 Dic , 2019  

Solo imaginarme pasando por el Boulevard Pasteur frente a su hermoso escaparate, ya me emociona. (Aunque es difícil que no entre a ojear sus últimas novedades).

 

Tánger siempre ha sido la resistencia artística del Magreb. Un aspecto este con múltiples vértices que va más allá de géneros, estilos y disciplinas. Se trata de una resistencia cultural en su sentido más amplio.

 

En estas condiciones no es difícil comprender como Tánger se convirtió a mediados del siglo XX en un polo de atracción de intelectuales americanos y europeos, también en resistencia con sus propios ambientes intelectuales.

 

La Librería des Colonnes fue fundada en 1949 por el  matrimonio belga Gerofi. Yvonne se encargaba de la gestión. Robert era profesor de bellas artes en la escuela secundaria francesa y responsable de la colección del museo de la Kasbah, y entre sus amigos estaban André Gide, Jean Genet o Marguerite Yourcenar.

 

Gracias a la reputación otorgada por esas importantes relaciones y a las exposiciones de artistas marroquíes y la oferta de libros en francés, inglés, español y árabe pronto se convirtió en lugar de encuentro de los intelectuales residentes en la ciudad.

 

Para los beatniks fue un auténtico refugio literario, tanto que incluso Paul Bowles recibía ahí su correspondencia. Los intelectuales antifranquistas publicaban y divulgaban sus obras desde la librería. Los proscritos marroquíes, como Mohamed Choukri, se dejaban influir por las vanguardias europeas…

 

Aunque el brillo de aquella edad de oro esta algo más apagado, nunca dejo de ser un epicentro cultural al que llegaron Amin Maalouf, Mrabet y otros grandes intelectuales árabes.

 

En 2010 la librería fue adquirida por Pierre Bergé, viudo de Yves Saint Laurent y encomendó la dirección de la misma a Simon Peter, escritor de origen francés, quien otorga a las ediciones de nuevos autores marroquíes un papel principal.

 

En la actualidad es Monsef Bouali quien mantiene el espíritu de la icónica librería, ofrece traducidos al árabe los clásicos de la literatura universal, una buena oferta en poesía y mantiene el ambiente de una clásica librería Mediterránea en estos tiempos de cambio cultural.

 

El aroma que desprenden las estanterías de madera de cedro y su mítica fachada en tonos rojizos convierte a Librairie Des Colonnes  en uno de los lugares más simbólicos de Tánger y un pequeño paraíso de literatura que valora celosamente su historia.

 

, , , , , , , , , , ,

Ciudad y países,Historia africana,Libros y música,The African World

BLACK EARTH RISING

20 May , 2019  

Atento como siempre estoy a profundizar en el africanismo como forma de entender nuestro tiempo y la sociedad actuales, me detuve en la cartelera de Netflix en una serie cuyo título ‘black’ y un rostro africano prometía brindarme algo de interés. Y digo si lo proporciono!

 

La serie (una única temporada de ocho episodios) repasa el  genocidio ruandés a través de un drama familiar extraordinariamente interpretado por una actriz de rostro africanamente marcado y modos fuertemente dramáticos: Michaela Coel. La presencia de mi querido John Goodman completa el pequeño reparto.

 

La protagonista, adoptada cuando era una niña pequeña por una fiscal del TPI durante el genocidio de Ruanda, bucea en su pasado al tiempo trata de investigar al líder de una milicia africana, convirtiéndose en el centro de una trama política y criminal derivada precisamente del genocidio ruandés.

 

A partir de la serie aproveché para repasar los numerosos testimonios disponibles en youtube que profundizan en esa orgia de locura violenta de apenas cuatro meses en que se convirtió Ruanda en 1994.

 

Aprovechando el vigésimo quinto aniversario del genocidio, recomiendo esta serie (y la posterior navegación por youtube).

 

, , , , , , , ,

Arte,Ciudad y países,Decoración y arquitectura,Filosofía de viaje,Gastronomía,Gentes,Historia africana,Libros y música,Moda y estilo,The African World

ROSABEL NOS PROPONE LA ESCAPADA PERFECTA A TANGER

17 Abr , 2017  

A este paso le vamos a dejar sin secretos! Hemos conseguido que Rosabel nos desvele como es para ella una escapada perfecta a Tánger.

 

Esta ciudad de Marruecos fue durante años un lugar de paso para la fundadora de The African Touch hasta que, convencida de que era mucho más que eso, decidió descubrirla. Y ya creemos que lo hizo! Incluso la eligió como la ciudad en la que casarse.

 

Es, en su opinión un buen resumen de todo Marruecos, a pesar de que en sí misma es contradictoria, por ser al mismo tiempo diferente al resto del pais pero una buena síntesis de este.

 

Lo mejor de Tánger es vivir la ciudad. Vivirla día a día. En lo cotidiano. De lunes a domingo. Sin embargo si esto no es posible, siempre podemos disfrutar de una escapada corta. Para esto, la ventaja principal es que los grandes atractivos se encuentran concentrados en torno a la Kasba.

 

Elegir el alojamiento es sencillo ya que la oferta es abundante y casi siempre satisfactoria. Rosabel siempre se aloja en alguno de los riads de la ciudad vieja. Por ejemplo en Albarnous o La Tangerina. Hay otros muchos muy recomendables (Nord Pinus, la Maison de Tánger, Maison Blanche, Dar Nour…) todos preciosos y bien atendidos, pero esos dos son sus habituales.

 

Por bonitos que sean estos riads, el aire cenital de la atmosfera de la ciudad harán difícil resistirse a un paseo inmediato por la medina, y la ubicación de estos alojamientos lo pone más que fácil. Basta con dejarse descender por la escala -con parada en el mirador del estrecho-, el mechouar, y las callejuelas que llevan inequívocamente al zoco chico. En el camino podréis disfrutar de la riqueza de la arquitectura tradicional del norte de África (casas como la de Carmina Macein o de la actriz americana Laura Hutton). También pasareis por tiendas de ensueño como Blue de Fes o Antiquaire Majid hasta el epicentro de la ciudad: las terrazas del café central y el Café Tingis. Este último con un majestuoso aire decadente que te hará creer que todos los que toman un té de menta son Paul Bowles.

 

El zoco chico y el zoco grande (renombrado plaza 9 de abril) están próximos y conectados. Este es otro epicentro tangerino que conecta las ciudades antigua y nueva.

 

No habréis de temer que llegue el momento de decidir dónde comer. La oferta es fantástica: podéis optar por cocina marroquí en un restaurante tradicional como Hamadi, con su toque vintage, o en uno mucho más selecto, El Korsan, considerado el mejor restaurante de cocina marroquí de todo Marruecos. Se encuentra en el Hotel Minzah, el que fuera lugar de encuentro de la jet internacional durante los años cincuenta. También hay fantásticos restaurantes de cocina internacional: desde el libanes Ziryab, en la última planta del hotel Les Almohades, hasta cocina francesa en el Restaurante Delacroix en el Gran Hotel Ville de France, donde aún se conserva la habitación que ocupo el pintor durante su residencia en la ciudad.

 

Un restaurante que mereció la admiración de Rosabel (y una entrada en este mismo magazine) es La Fabrique, aunque recientemente ha pasado a convertirse en un bar de tapas, como También el Morocco Club.

 

Tánger es una ciudad históricamente en la vanguardia cultural marroquí. Alguno de sus establecimientos son épicos lugares de resistencia, como Librairíe Des Colonnes o la Filmoteca. También la galería de arte Delacroix o la Galeria Conil.

 

Es obligatorio reservar algunas horas a visitar algunas de las tiendas más sofisticadas del pais como Las Chicas, cercana a la puerta de la Kasba; Les Insolites, y la Tribu de Ziri, en la céntrica calle Khalid Ben Oualid. Muy cerca de allí, en el  Boulevard Pasteur, están De Velasco, y Yamani y Mandini, dos clásicos de la perfumería oriental. También el bazar y la galería Tindouf justo frente al hotel Minzah.

 

 

Sería incompleta la visita a Tánger sin holgazanear un rato en alguna de las emblemáticas teterías de la época hippie como el café Hafa con su imponente vista al mar, o el Café Baba en plena medina presumiendo de sus ilustres visitantes de antaño (Jimi Hendrix entre ellos). Menos, pero igualmente perfectos para ver pasar la vida, son el Café de Colçon en la Calle de Italia o el Gran Café de París.

 

 

IMG_6448TANGER (2) TANGER (3) TANGER (4) TANGER (5) TANGER (6) TANGER (7)

 

 

, , , , , , , , , , , , , , , ,

Arte,Gentes,Libros y música,The African World

ANGELIQUE KIDJO, LA FLAMBOYANT

10 Ene , 2017  

A menudo llamada una de las personas mas influyentes del continente, la diva beninesa es sobre todo una música que recibe premios regularmente –acaba de ganar su tercer grammy- y una mujer implicada en numerosas causas. Desde Unicef de la que es embajadora de buena voluntad desde 2002, hasta la creación de la Fundación Batonga en la que trabaja en la educación de jóvenes africanas, o jurado del got talent africano en el que dice que ‘la sangre de un talento no puede alumbrar una chispa’ tiene decidido mandar a paseo los convencionalismos.

 

acd1ea5e6c283f8090198907fd86a83a-798766_orig
angelique-kidjo-wins-third-career-grammy-2016
bookcover maxresdefault

 

, , , , ,

Ciudad y países,Decoración y arquitectura,Filosofía de viaje,Gastronomía,Gentes,Historia africana,Libros y música,Moda y estilo,The African World

ROSABEL NOS PROPONE UN TOP TEN PARA UN FIN DE SEMANA PERFECTO EN MARRAKECH

5 May , 2016  

Rosabel, fundadora de la marca The African Touch, conoce Marrakech como la palma de su mano. Son numerosas las temporadas que ha residido en la ciudad.

 

Es una mujer elegante que lucha para que las tendencias no se apropien del estilo femenino. Cree firmemente en la belleza y funcionalidad que aportan las culturas tradicionales de África a la indumentaria moderna, por lo que siempre verás en ella su exclusivo ‘toque africano’.

 

En este reportaje seleccionamos diez de sus recomendaciones para aprovechar un gran fin de semana en Marrakech.

 

 

UN FIN DE SEMANA CORTO

 

Son numero las compañías low cost que realizan vuelos desde distintas ciudades de España a Marrakech (Easyjet, Monarch, Rynair, etc). Por poco dinero puedes llegar un viernes para regresar el domingo. No necesitarás ni un solo día de vacaciones.

 

No pierdas tiempo y acomódate bien en tu hotel. Hay cientos de propuestas de alojamiento en Marrakech, pero en esta ocasión Rosabel te propone alojarte en Dar More, un riad tradicional pero actualizado y redecorado con un toque moderno muy chic. Está bien ubicado, no muy lejos de la plaza Jemma El Fna, así que si es tu primera vez en Marrakech es imprescindible apurar el día después del trajín de las llegadas cenando en cualquiera de sus puestos. Prueba la sopa marroquí, unas keftas y un plato de meshoui con sal y comino.

 

PREPÁRATE PARA EL SÁBADO

 

Puedes empezar bien temprano desayunando en Kaowa, la sombreada terraza en el concept store de la rue Majorelle, junto al jardín. Entre café y café podrás curiosear las continuas novedades del nuevo diseño marroquí.

 

En cuestión de minutos podrás cambiar de escenario y entrar en el oasis que tantas colecciones inspiró a Yves Saint Laurent: el Jardín Majorelle. Dedícale el tiempo que quieras vagando por sus verandas, fuentes y senderos cubiertos. (Y ve mentalizándote que el resto del día va a ser muy, pero que muy bullicioso).

 

Sumérgete en el caos de la medina, accediendo a ella a través de Bab Doukala, no muy lejos de allí. Un paseo que te llevara por la Quuba y el complejo de Ben Yousef. Sigue la ruta que conecta con Dar el Bacha, y esta con Rue Mouassine. Ahí encontraras varias tiendas impresionantes desde Akbar Delight, Beldi, Maktoub, Max and Jan, Atelier Moro, Moha,, etc.  A medio camino haz un alto en la Terrace de las Spices, sobre un complejo de varias plantas de encantadoras e imaginativas boutiques que ofrecen delicadas piezas de moda y decoración realizadas con la habilidad de los artesanos de Marruecos.

 

Haz un alto para comer en el Grand Café de la Poste. No está lejos de la plaza pero podrías tomar un petit taxi.

 

La medina no ha terminado (nunca lo hace) así que tras el almuerzo dirígete a la Place des Flerbantiers y divisa la plaza y sus alrededores desde la terraza del Kosy Bar. Desde allí la calle Zitoun Lakdim (una calle animada) desemboca en el ala este de la plaza Jemma. Completa desde allí el círculo al núcleo de los zocos que iniciaste por la mañana desde Doukkala. Llegarás a la plaza de Rahma Lahdima donde podrás tomar un té a la menta disfrutando de ir y venir de la gente en esta zona bereber de la ciudad vieja.

 

Sí, lo sabemos, los zocos son agotadores y será tentadora la idea de permanecer en tu precioso riad, pero solo es un fin de semana, así que nos parece acertada la propuesta de Rosabel de ir a Gueliz y cenar en cualquier de los restaurantes de la calle Liberte. Uno de sus preferidos es Le Loft, cocina francesa orientalizada en un entorno moderno con el toque africano que distingue lo más selecto de esta ciudad. Ah! y no vuelvas a dormir sin haber movido el esqueleto en Jad Mahal.

 

DOMINGO

 

El domingo hay un magnifico brunch en el hotel La Mamounia de acceso libre. Aunque no es barato, merece la pena darse este lujazo.

 

No muy lejos de allí están las tumbas Saadien y los palacios de el badi y el bahía (muy cerca de este hay un museo de arte africano, el Tiskiwin, propiedad de un belga. no es un gran museo pero si os apetece cultura este día…)

 

FELIZ REGRESO

 

 


IMG_4083IMG_4103IMG_4111IMG_4155IMG_4164IMG_4057IMG_8817IMG_2690

 

, , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Ciudad y países,Filosofía de viaje,Gentes,Libros y música

EL CIELO PROTECTOR

27 Ene , 2016  

 

El cielo protector (The Sheltering Sky), un clásico de la literatura norteamericana del siglo XX que se desarrolla en el Norte de África, fue escrita en 1949 por Paul Bowles y su trama gira alrededor de una pareja neoyorquina , Port y Kit Moresby, que Tras diez años de matrimonio viaja al desierto en busca de inspiración y sentido para sus vidas. Les acompaña su amigo Tunner, con el que recorren desde el norte de África desde Tanger hasta el Sahel.

 

La novela fue llevada al cine por Bernardo Bertolucci en 1990, con Debra Winger y John Malkovich en un film centrado en los estados emocionales de sus personajes

 

SHELTERING SKY, John Malkovich, 1990

SHELTERING SKY, John Malkovich, 1990

Un thŽ au Sahara The sheltering sky 1990 rŽal. : Bernardo Bertolucci Debra Winger Collection Christophel

Un thŽ au Sahara
The sheltering sky
1990
rŽal. : Bernardo Bertolucci
Debra Winger
Collection Christophel

cielo protector winger

sheltering-sky-movie-poster-1990-1020470087

storaro cielo protector bertolucci

, , , , , , , , , , , , ,