Arte,Decoración y arquitectura,The African World

ARTES MAYORES Y MENORES. EUROPA Y ÁFRICA FRENTE A FRENTE

5 Mar , 2021  

En la inútil comparativa (desviada del foco real de la cuestión) con la que siempre lidiamos quienes estudiamos el exotismo en el arte y la decoración, hay un aspecto que sale a relucir con cierta frecuencia en la literatura especializada: artes mayores y artes menores.

 

*(Por suerte sale a relucir cada vez con menos regularidad).

 

La comparativa no deja de mostrar más que sometemos todo a exámenes y con estos dejamos en evidencia los valores artísticos sobre los que se ha asentado el arte en Europa y occidente.

 

Las precisiones que siguen la tortuosa relación histórica entre las denominadas artes mayores y menores son solo una mínima parte de un compendio de saberes que muestran la diferente mentalidad artística de Europa y África y que permiten superar antagonismos estériles y colocar un mundo y otro en el universo que a cada uno le corresponde.

 

Parece que la diferencia entre una y otra es el contacto físico y material con ellas. Mientras la pintura y la escultura no requieren contacto físico y bastaría tan solo el deleite de la observación intelectual, otras artes (a las que la historia ha puesto por nombre: menores) sí requieren un contacto físico y material. La decoración seria arte menor en la medida en que es vivida en contacto directo y permanente.

 

Una clasificación que implica, erróneamente en mi opinión, arte de primera y segunda división. Arte divino y arte mundano, alto y bajo…

 

De hecho, y con el ejemplo puede percibirse el abismo entre Europa y África, el arte mayor en esta última sí ha requerido el contacto físico con la obra ya que jamás se produjeron para el deleite visual solamente, sino que implicaban también una finalidad (como la escultura por ejemplo, cuya finalidad es ritual en muchos casos).

 

Contrariamente, la pintura no es un arte muy representativo de las manifestaciones tradicionales de África. La cestería y orfebrería son también otras artes menores que han tenido predicamento en África. La arquitectura sería otro arte menor en esta relación de definiciones.

 

Esto muestra igualmente la distancia cultural existente entre África y Europa por lo que los parámetros que pueden servirnos aquí para clasificar como bueno o malo, bonito o feo, no son válidos en África.

 

 

 

 

 

, , , , , , , ,

Ciudad y países,Filosofía de viaje,The African World

INDICE HENLEY, EL RANKING DE LOS PASAPORTES

8 Ene , 2021  

Desde hace 16 años el Henley Passport Index (de la empresa Henley & Partners) es la clasificación de todos los pasaportes del mundo de acuerdo con la cantidad de destinos a los que sus titulares pueden acceder sin una visa previa.

 

El índice se actualiza trimestralmente y su contenido se basan en datos proporcionados por IATA la Autoridad del Transporte Aéreo Internacional (la base de datos de información de viajes más grande y precisa del mundo) y se complementan, mejoran y actualizan utilizando una amplia investigación interna y datos en línea de código abierto. El índice incluye 199 pasaportes diferentes y 227 destinos de viaje diferentes.

 

No todos los pasaportes tienen el mismo valor. Mientras que algunos te abren las puertas de prácticamente cualquier país de los 195 que componen el planeta, otros no te permiten más que visitar unas decenas de ellos. Es el caso de Japón, el país con el pasaporte más poderoso del planeta y Afganistán

 

Según recoge dicho índice, aquellas personas que dispongan de un pasaporte japonés podrán acceder sin ningún problema a 191 de los 195 países reconocidos por la ONU. A día de hoy, la Organización de Naciones Unidas reconoce 193 países más el Estado del Vaticano y Palestina, considerados observadores permanentes de esta organización aunque no pertenezcan a ella.

 

La segunda posición es para el pasaporte de Singapur (190), que pierde una posición respecto al año pasado, cuando empató con Japón en lo más alto. Mientras tanto, Corea del Sur y Alemania comparten la tercera posición gracias a un pasaporte mediante el que podemos entrar sin problemas en un total de 189 naciones del planeta.

 

A continuación, España (que asciende al cuarto puesto) Italia Finlandia y Luxemburgo 4 da acceso sin visa a 188 países.

 

LOS PASAPORTES MAS PODEROSOS

 

En el lado opuesto encontramos países como Afganistán, que tan solo nos permite acceder a 26 países sin la necesidad de un visado. Por otro lado, el índice Henley también destaca otras naciones como Irak (28), Siria (29), Somalia y Pakistán (32), Yemen (33) y Libia (37). Mientras tanto, el pasaporte de Corea del Norte se sitúa en la posición número 100 puesto que abre las puertas de 39 países.

 

El ranking de Henley & Partners es, en cierta medida, una imagen detallada de la libertad de viaje según su ciudadanía y demuestra que no todos los pasaportes valen lo mismo. Mientras para unos, un pasaporte es un portal al mundo, para otros es una barrera para la libertad de viaje que buscan.

 

COMPRAR CIUDADANIA

 

Con el dinero suficiente uno puede añadir una ciudadanía (y su correspondiente pasaporte) a la que le es propia por nacimiento a través de los programas de residencia y ciudadanía por inversión que permiten a las naciones otorgar derechos de residencia o ciudadanía a individuos a cambio de una inversión sustancial.

La ciudadanía por inversión se refiere al proceso mediante el cual a los candidatos se les otorga la ciudadanía completa a cambio de su importante contribución económica al estado que emite el pasaporte.

 

La residencia por inversión se refiere a un proceso similar, pero a los candidatos en este caso se les otorga la residencia temporal, que puede extenderse a la residencia permanente o, en algunos casos, a la ciudadanía en una etapa posterior.

 

Para las personas, los beneficios clave de tener un pasaporte alternativo incluyen una mayor movilidad de viaje, acceso a oportunidades comerciales y educativas a escala global, facilidad de diversificación de activos y seguridad mejorada en un mundo que cambia rápidamente.

 

En la actualidad, existen programas de residencia y ciudadanía por inversión en casi 100 países de todo el mundo, incluido el 60% de los estados miembros de la UE.

 

A continuación se relacionan los países más exitosos y creíbles en las categorías de residencia y ciudadanía.

 

Antigua y Barbuda ofrece uno de los programas de ciudadanía más competitivos del Caribe. Las opciones comienzan desde USD 100,000 y los ciudadanos de Antigua y Barbuda tienen acceso sin visa o con visa a la llegada a 151 destinos, incluidos los principales destinos de negocios y estilo de vida.

 

Austria tiene uno de los pasaportes más sólidos del mundo que brinda a sus titulares acceso sin visa o con visa a la llegada a 187 destinos en todo el mundo, junto con derechos de establecimiento en todos los estados miembros de la UE. Las opciones para obtener la ciudadanía austriaca comienzan con una contribución mínima de 3 millones de euros.

 

Dominica ofrece un atractivo programa de ciudadanía con opción de bienes raíces. Las contribuciones requeridas comienzan desde USD 100,00 y los ciudadanos obtienen acceso sin visa o con visa a la llegada a 141 destinos en todo el mundo.

 

la Isla de Granada tiene el único programa de ciudadanía caribeña que ofrece a los solicitantes exitosos acceso sin visa a China. Con opciones a partir de USD 150.000, el Programa de ciudadanía por inversión de Granada ofrece un gran equilibrio entre los beneficios que brinda y la contribución financiera requerida.

 

La concesión de la ciudadanía por servicios excepcionales de Malta mediante el Reglamento sobre inversiones directas permite la concesión de la ciudadanía mediante un certificado de naturalización a las personas extranjeras y sus familias que contribuyen al desarrollo económico del país.

 

El Programa de ciudadanía por inversión de Montenegro ofrece una mayor movilidad global con acceso sin visado o con visado a la llegada a 124 destinos, incluidos los países del Espacio Schengen de Europa, así como Rusia y los Emiratos Árabes Unidos. Se requiere una contribución mínima de 350.000 euros.

 

St. Kitts y Nevis tiene uno de los pasaportes más sólidos entre todos los programas de ciudadanía del Caribe. Por una donación mínima de USD 150,000, el Programa de ciudadanía por inversión de St. Kitts y Nevis brinda acceso sin visa o con visa a la llegada a 156 destinos.

 

El Programa de Ciudadanía por Inversión de Santa Lucía ofrece una mayor movilidad y oportunidades globales al brindar acceso sin visa o con visa a la llegada a 146 destinos en todo el mundo. Por una donación de USD 100.000, los solicitantes pueden adquirir sus pasaportes en tan solo tres o cuatro meses.

 

El Programa de ciudadanía por inversión de Turquía ofrece la ciudadanía de un país con vínculos con Asia y Europa que tiene acceso a los mercados de ambas regiones. El pasaporte turco proporciona acceso sin visa o con visa a la llegada a 110 destinos en todo el mundo. Por una inversión inmobiliaria de USD 250.000, los pasaportes se pueden adquirir en seis a nueve meses.

 

, ,

The African World

EL ALGARVE DE ULTRAMAR: PORTUGAL EN ÁFRICA Y MARRUECOS

5 Dic , 2020  

Portugal y Africa

Fue  en 1415 cuando Portugal conquistó la ciudad de Ceuta y con ello empezó la construcción de su Imperio. Imperio que a la larga dejaría una gran impronta en el  continente africano.

 

En aquellas fechas la expansión ultramarina era una necesidad de varios estados europeos ya que con ello buscarían recursos necesarios para el  desarrollo económico y de paso una salida a una crisis del feudalismo.

 

Portugal tenía la ventaja de su inmediata salida al mar, gracias a lo cual iban poco a poco extendiendo hacia el sur, ya que el Mediterráneo cada vez estaba más complicado y había además fabulas que hablaban de ciudades en África donde el oro era tan abundante como los olivares en la península ibérica.

 

Al comienzo los portugueses se asentaban en las costas para hacer negocios o conseguir botines. Antes de finalizar la década de 1440, Portugal optó por la trata y el tráfico esclavista con los potentados locales.

 

Entre 1444 y 1446 los buques portugueses llegaron a las costas de la Senegambia. Y poco más tarde alcanzarían lo que se conoce como la Costa de Oro (actual Ghana). En todo lugar costero donde los portugueses se asentaron establecieron factorías, puestos de comercio y avanzadas militares, insertándose en circuitos comerciales preexistentes, pero casi nunca yendo hacia el interior.

 

En 1483 Diogo Cão llegó al estuario del río Congo y comenzó el contacto con un importante estado africano, el reino de Kongo, que sirvió a Portugal para instalarse en la isla de São Tomé, en la cual empezó la producción azucarera. Las relaciones con el Congo fueron igualitarias y cordiales al principio, pero el solo hecho de la aparición portuguesa, acabo por dinamitar este reino.

 

El problema era atravesar el paso interoceánico, conocido como Cabo de las Tempestades, que conecta Atlántico e Índico. Pero en 1488 Bartolomé Días lo logró, nombrándolo Cabo de la Buena Esperanza. Ello facilitó a Vasco da Gama alcanzar en mayo de 1498 la costa india tras 13 meses de navegación

 

Tras esto, África se convirtió solamente en ruta de paso hacia Asia, puesto que el oro encontrado no era suficiente para Portugal. Pero tiempo después, debido a la expansión colonial, el Tratado de Tordesillas repartiría África.

 

Pero esa es una historia que seguiremos recorriendo más adelante. Baste ahora con recrear la estrecha relación que desde siglos atrás mantuvo con un pais al que, en buena medida, ayudó a acercarlo a los europeos y contribuir a esa diversidad que tanto nos gusta de Marruecos.

 

EL ALGARVE DE ULTRAMAR

 

Puede ser que la larga presencia francesa en las tierras marroquíes haya ocultado un poco la importancia que tuvo en este país la cultura portuguesa.

 

Portugal consiguió ocupar hasta nueve poblaciones principales de Marruecos. Fue a partir del siglo XV cuando el interés luso se trasladó hacia la costa atlántica y fue entonces cuando Aguz, Al-qsaras-Sequhir, Arcila, Azemmour, Ceuta, Mogador, Mazagán, Safi y Tánger, fueron ocupadas. Por aquel entonces lo rebautizaron como el «Algarve de Ultramar».

 

El rey Joao Alfonso fue el impulsor de esta etapa de expediciones, tras firmar la paz con Castilla, y viéndolo como toda una fuente de beneficios, tanto a nivel económico como político, pero también pensando en el prestigio que les daría ante Europa. Al frente de las conquistas estaba Enrique de Portugal, de la dinastía Avis, quien tuvo el monopolio en las exploraciones africanas dado su parentesco real.

 

La primera expedición partió de Lagos hacia Ceuta, conocida como la llave del Mediterráneo y que por entonces pertenecía al reino de Fez. Fue tomada por los portugueses en 1415, motivo por el que se le concedió el título de I Duque de Viseu al infante Enrique.

Comenzaba una expansión que duraría hasta el siglo XVII, la Era de los Descubrimientos, en la que Portugal jugaba con ventaja dada su estrecha relación con el mar y su larga tradición pesquera. Pero esto ya os lo contaremos en otro artículo.

 

Tánger fue una dura batalla que resultó en un fracaso en 1437. Consiguieron la ciudad, muchos años después, en 1471, esta vez de forma pacífica al llegar a un acuerdo con el sultán de Arcila.

Asilah, es en la actualidad uno de los lugares más visitados del país, y fue tomada unos meses antes que Tánger. Además, entre los prisioneros que se hicieron en la ciudad y se llevaron a Portugal, se encontraba el futuro rey de Fez. Que más tarde intentaría recuperar Arcila sin éxito.

 

A Tánger, Asilah y Ceuta se uniría Mazagán, la actual El-Jadida, en 1485. Su fortaleza está considerada una de las siete maravillas construidas por los portugueses en el mundo. Hasta un arquitecto italiano se unió al proyecto, siendo un buen testimonio del cruce de culturas europeas y marroquí que puede apreciarse actualmente al pasear por sus calles. Fue en este puerto donde los portugueses permanecieron más tiempo, abandonándolo por no ser rentable en 1769.

 

La verdad es que recorrer el interior de El-Jadida, ciudad no muy conocida, es casi como transportarte a Portugal. Sus calles y su fortificación son de las más similares a los del país ibérico.

 

Sin embargo, Esaouira es de las ciudades más conocidas del país. Ya sea por su turismo de playa, por su aceite de argán o por sus cabras subidas a los árboles del mismo nombre. Y fue a esta ciudad, conocida como el Puerto de Marrakech, donde llegaron los portugueses en 1506.

 

En cuanto a Mogador, fueron fundamentales las islas de Madeira desde donde se enviaban tanto hombres como caballos para las conquistas.

 

En fin, cada vez que volvamos a Marruecos habremos de tener muy presentes ese flirteo que desde siempre mantuvo con Portugal. Y cada vez que volvamos a Portugal habremos de tener muy presentes ese flirteo que desde siempre mantuvo con Marruecos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

, , , , , , ,

Arte,Ciudad y países,Historia africana,The African World

DERVICHES SUFÍES

13 Nov , 2020  

El sufismo es un una corriente teológica que aspira a la conexión directa con dios, sin intermediarios.

 

Existen numerosas órdenes místicas dentro del islam, una de las más conocidas es la orden Mevlevi. Esta se creó en 1273 tras la muerte de Rumi y basada en las enseñanzas de este y fundamentalmente en el  amor y la tolerancia.

 

La sema, la ceremonia sufí en que los derviches giran, es hoy dia una de las mejores herencias culturales del islam

 

El sema es un ritual de maduración espiritual, de conexión directa con dios

 

En primer lugar cada personaje toma posesión de su lugar. Los músicos, los derviches y el derviche principal (el sheik). Tras esto se interpretan unas piezas musicalizadas en las que alternativamente cada instrumento tiene su protagonismo: la flauta, el kudum, el  doble tambor, etc.

 

Los derviches dan tres vueltas sobre el espacio. En primera instancia tres que representan la nada previa a la creación del universo, la creación de la flora y la fauna. Tras esto los derviches se quitan sus chaquetas y comienzan a girar. Abren sus brazos de forma que la mano derecha mira hacia arriba y la izquierda hacia abajo (hacia el  cielo y hacia la tierra). Es el nacimiento de la humanidad.

 

Los derviches giran sobre si mismos y sobre la pista, imitando el  movimiento cósmico de los planetas. En el universo todo gira.

 

Durante mucho tiempo fue perseguida por el islam aunque en la actualidad ya está aceptada y ha adquirido cierta distinción. En 2005 fue declarada por UNESCO patrimonio de la humanidad.

 

 

 

 

, , , , , ,

Ciudad y países,Decoración y arquitectura,Filosofía de viaje,Historia africana,The African World

ONLY FOR MEN: BULAWAYO CLUB

6 Nov , 2020  

Conocía el club pero no imaginaba que sería uno de los momento más memorables de mis viajes por el continente.

 

Y es que la verdadera memoria de África no estaba al pie de las colinas de Ngong en Kenia, sino más al sur, en la segunda ciudad de Zimbabue: Bulawayo.

 

Los ndebele fundaron esta ciudad a mediados del siglo XIX. Los ingleses, considerando que los acuerdos de explotación minera que Cecil Rhodes pactó con el rey Lobengula  les otorgaban derechos añadidos, expulsaron en 1893 a sus habitantes originales.

 

Desde entonces reprodujeron en la ciudad el imaginario colonial británico del que este club de caballeros es uno de sus gloriosos vestigios. Fue fundado en 1895. Un edificio bien proporcionado, de estilo ligeramente victoriano aunque adaptado a la situación geográfica (lo que le añadía patios, verandas, revestimientos de yeso blanco, etc.) y de amplios espacios interiores.

 

En origen era un club ‘only for men’ como tantos otros en la Inglaterra de la época. Centros de reunión donde los socios compartían intereses y experiencias comunes, sobre todo en esta zona del mundo, tan alejadas de la metrópoli.

 

Sus integrantes eran funcionarios, militares y representantes de la sociedad civil destacados en la colonia.

 

Disponía el club, eso si, de una sala en la que los socios podían reunirse con personas ajenas a él, y pienso que en general serian bastante relajados con las prohibiciones de acceso si tenemos en cuenta el vaivén de desplazados a la zona en cortas temporadas que llevarían noticias y novedades culturales desde Europa a tan remoto territorio.

 

De hecho, y a juzgar por la diversidad de salas del club, los intereses de sus miembros no se limitaban a la política. También giraban en torno a los deportes, la cocina, los safaris, etc.

 

Eso si, lo que es relajado en normas suele ser ufano en lo cultural. Así, aun quedan numerosos ejemplos en sus paredes indicando el estricto ‘dress code’ que debían atender miembros y visitantes, además de las numerosas muestras de respeto a su monarquía.

 

Entrar en el Club Bulawayo es retroceder en el tiempo. Suelos de madera crujientes, amplios salones dedicados a los torneos de polo, a los trofeos obtenidos en los safaris, a las banderas y simbología de las distintas armas y regimientos… cada uno con su mobiliario a medida: vitrinas, alacenas, sillas y sillones en terciopelo en el más puro estilo inglés.

 

Un mundo ido que a veces se resiste a irse del todo en algunos lugares y nos hace comprender que a pesar de los pesares, el mundo evoluciona y hemos de dejar ir cosas que nos resultan dulces.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

, , , , , ,

The African World

GALERÍA SABRINA AMRANI

8 Sep , 2020  

Amantes como somos del arte, siempre me alegra publicar una entrada acerca de una galería. Y la alegría de hoy es doble ya que, además de esta misma entrada, he podido conocer la Galería Sabrina Amrani ya que, confieso, entre las desventajas de mi condición de nómada una de ellas es no estar a la última en demasiadas cosas.

 

He llegado a la Galería de Sabrina Amrani a través de la obra de Chant  Avedisian, artista egipcio que me encanta y del que preparo una entrada para los próximos meses.

 

Cuál es mi sorpresa al descubrir que una gran parte de su obra está en España y su representante es Sabrina Amrani, como también lo son, entre otros artistas, Manal AlDowayan de Arabia Saudí, Amina Benbouchta de Marruecos, Zoulikha Bouabdellah de origen argelino, etc.).

 

La galería se fundó en 2011 y presta especial atención a las nuevas voces que están surgiendo en las regiones del Sur para compartir su trabajo con una audiencia global.

 

Sabrina es francesa de origen argelino, criada en una mezcla de culturas, tradiciones y hábitos que son comunes a la mayoría de los artistas con los que trabaja.

 

La galería participa regularmente en ferias relevantes, por supuesto ARCO, pero también en ArtInternational Istanbul, Art Dubai, Cape Town Art Fair, y la 1:54, la bienal dedicada al arte contemporáneo africano que se celebra en Nueva York, Londres y Marrakech.

 

La galería cuenta con dos espacios: uno, en Malasaña, y otro de reciente apertura en una nave de Carabanchel de 600 m2, en la calle Sallaberry, 52). Mientras, como presidenta de Arte Madrid está detrás de ‘Apertura’, el evento que inaugura la temporada expositiva de la capital y por medio del cual se pretende dinamizar el mercado artístico.

 

Este año, 2020, Apertura celebra su 11ª edición. Desde el jueves 10 de septiembre hasta el domingo 13 de modo que si estás en Madrid en esas fechas no puedes dejar de reservarte unas horas para participar es su programa de actividades.

 

*En la actualidad hay dos exposiciones: Topografía del borrado de la artista Gabriela Bettini, y Señal de abandono de Jorge Tacla.

 

Más información es:

 

https://www.artemadrid.com/apertura/

https://www.sabrinaamrani.com/

 

 

Fotografía de la artista marroquí Amina Benbouchta

 

Uno de lo épicos cuadros de Avedissan

 

Obra de la artista saudí Manal Alsawayan

 

 

Sabrina Amrani

, , , , , , ,

Historia africana,The African World

VIEJAS VISIONES DE ORIENTE

2 Sep , 2020  

En estos tiempos en los que regresan fantasmas que creíamos disipados (como, entre otros, el racismo) es conveniente detenerse a observar y preguntarse ¿por qué?

 

Es una respuesta ambiciosa por si misma con cientos de enfoques y matices.

 

Mi aportación en esta entrada es por supuesto muy raquítica, pero cumpliría su cometido tan solo por señalar posibles causas, repasar puntos de vista y alimentar un pensamiento tan necesario como cada vez más inusual. Habrá tiempo para nuevas entradas que insistan en este asunto.

 

Orientalismo Geográfico y orientalismo imaginario

 

Desde luego lo que se considera hoy orientalismo es, geográficamente, mucho más reducido que lo que se consideraba hace varios siglos. Hoy en dia está circunscrito poco menos que al hinduismo.

 

Pero antiguamente era una cosa mucho más vasta. Oriente era la frontera desconocida que circundaba a Europa. El norte de África por supuesto era oriente, pero también España, el sur de Italia, el mundo otomano y hasta el eslavo. Por supuesto todo lo que se extendía más allá.

 

Europa desde el inicio de su historia siempre tuvo una visión amenazante de oriente sobre todo porque la perspectiva desde la que se examinaba tenía su origen en un cristianismo que era por sí mismo, en la concepción eurocéntrica, el símbolo de su identidad y poderío.

 

Tenían los intelectuales de la época el convencimiento de que estaban en el posesión de la verdad absoluta, emanada del cristianismo, y qué lo que no era cristiano era falso, herético. De modo que a los musulmanes eran eso: herejes que contradecían y enfrentaban las verdades cristianas y con ello el sentido mismo de su existencia.

 

Ese era el punto de vista de los europeos medievales, y desde entonces el estudio de oriente ha creado al oriental como un objeto de análisis aislado, pasivo y sin historia. Como si fuese algo permanente, infinito y eterno, desprovisto de evolución histórica social o personal.

 

Las fronteras de ese oriente geográfico han ido desplazándose a medida que se iba conociendo la lengua, el patrimonio cultural, la tradición escrita, etc.

 

Napoleón intentó conquistar Egipto animado por la posición estratégica que tenía entre Occidente y Oriente, y aunque esa conquista fue un fracaso, lo cierto es que gracias a la  exhaustiva preparación de la invasión, se produjo un punto de inflexión a partir de ese momento en lo que al orientalismo se refiere.

 

Napoleón llegó a Egipto con un ejército tan nutrido de militares como de eruditos que trataban de descifrar la totalidad de su compleja cultura. Incluso en la propia metrópolis, en París, fundó instituciones de todo tipo desde el punto de vista intelectual que sirvieron para reconsiderar el orientalismo moderno.

 

Sin embargo, a pesar de que el conocimiento ha logrado trascender el temor al otro, y que por supuesto las suspicacias son reciprocas, los tópicos y estereotipos hacia el oriente más cercano (árabe e islámico fundamentalmente) se mantiene hostil y amenazante en imaginario de las sociedades occidentales.

 

 

 

 

 

, , , , , ,

Historia africana,The African World

ZOOS HUMANOS EN LA EPOCA COLONIAL

14 Jul , 2020  

Esta entrada, publicada hace ahora alrededor un año, trae a la memoria un espectáculo que se produjo desde el último tercio del siglo XIX hasta bien entrada la mitad del siglo XX: los zoos humanos.

 

¡Tan poco tiempo ha transcurrido desde que dejaron de celebrase y tan ajenos están en la memoria colectiva de occidente!. Hoy día, menos de un siglo después de que estuviesen en su apogeo nos resulta aberrante tan siquiera su recuerdo.

 

En 1874 el alemán Carl Hagenbeck, mercader de animales salvajes para los circos de Europa decidió incorporar nuevos «ejemplares» a su repertorio: en particular samoanos y lapones. La iniciativa fue un éxito de público, tanto que la industria del espectáculo desarrolló el modelo dando lugar a los “zoológicos humanos”.  Un fenómeno circense que recreaba el hábitat de diferentes tribus indígenas para exhibirlas en crueles giras que les llevaban a las principales ciudades de Europa.

 

Estas exposiciones fueron la ocasión de presentar al público europeo una muestra de los diferentes pueblos colonizados.

 

Eufemísticamente también se las denominaba como «exposiciones etnológicas» o «ciudades de negros», enfatizando las diferencias culturales entre las naciones europeas y las no europeas (o entre blancos y negros).

 

Tras estas exposiciones subyacía todo un argumentario propio de la época que iba de la curiosidad antropológica a la justificación política del colonialismo pasando por el supremacismo racial o el darwinismo social.

 

Estos desarraigados poblados recorrieron la geografía occidental, especialmente Francia, Bélgica y Alemania, interesados en dar muestra de los (accesibles) habitantes de sus colonias en África.

 

No se trataba de ninguna dramatización sino de un concepto grotesco de ciencia que, al catalogar a los indígenas africanos de inferiores intelectual y socialmente, consideraba pedagógico mostrarlos para curiosidad del público.

 

Aunque no solo eran indígenas africanos. Procedían de todo el mundo. También de Argentina como aconteció en 1881, cuando llegaron a París once fueguinos raptados en las costas del estrecho de Magallanes por un marino alemán. En sólo dos meses la exposición fue vista por 400.000 personas.

 

España no fue una excepción. El Parque del Retiro acogió en 1887 a 43 indígenas filipinos, incluyendo “algunos igorrotes, un negrito, varios tagalos, los chamorros, los carolinos, los moros de Joló y un grupo de bisayas» que se anunciaban a bombo y platillo y que causaban la admiración y curiosidad de todos los que se acercaban al parque de la capital.

 

La idea era que aparecieran en escenarios que se asemejaran lo máximo posible a su lugar de origen y realizasen actividades tribales. Claro está, que las costumbres y rituales de estos indígenas eran en muchas ocasiones tergiversados para favorecer el entretenimiento por encima de la ciencia.

 

Teóricamente, estos indígenas accedían voluntariamente a participar en los espectáculos a cambio de una contraprestación económica. Un voluntarismo que sin embargo estaba más cerca del engaño.

 

Entre 1877 y 1912 se realizaron unas treinta exposiciones de este tipo en el Jardín d’Aclimatación de París. La afluencia de público fue masiva y regular. En el primer año recibió un millón de visitas. El promedio de concurrencia, entre 200.000 a 300.000 personas.

 

En la célebre Exposición Universal de París, donde se inauguró la torre Eiffel (1889), el principal y más visitado espectáculo fue «Un pueblo Negro» una atracción donde fueron mostradas 400 personas indígenas.

 

En 1914 existía en Oslo un pequeño pueblo donde la gente podía admirar extraños hombrecitos de color como parte de su diversión diaria: Villa Congo. Ahí vivían 80 africanos que intentaban seguir con sus vidas diarias, algo que causaba admiración y deleite entre los asistentes, a quienes les parecía gratamente exótico. Más de 1 millón de noruegos asistió para ver el espectáculo tras ser inaugurado por el  propio rey.

 

Tampoco EEUU fue ajena a esto. lo habitual fueron exhibiciones de nativos americanos (en 1896 el  Zoo de Cincinatti abrió un poblado con un centenar de sioux y en la Feria Internacional de San Luis en 1904 se exhibieron nativos de los nuevos territorios arrebatados a los españoles (Guam, Filipinas, Puerto Rico). Buffalo Bill realizó una gira europea con indios del Viejo Oeste que asombró Barcelona.

 

El fin de la II guerra mundial, la difusión de la diversidad a través del cine y la declaración de los derechos humanos en 1948 marcaron el fin de estos zoológicos humanos, a pesar de lo cual diez años después de la declaración aun fueron exhibidas en la Exposición General de Bruselas familias enteras africanas en pequeñas jaulas de bambú con 41 millones de visitantes que observaron, alimentaron y acariciaron a los… indígenas.

 

Historias como esta, sorprendentemente cercanas en el tiempo, habrían de hacernos reflexionar sobre lo que es curiosidad o morbo, bárbaro o civilizado, y sobre todo mantenernos alerta ante una nueva (y desmemoriada) cultura racista que tanto degrada la condición humana.

 

Hay antecedentes históricos de estos zoos humanos: Colon llevó indígenas del Nuevo Mundo a la corte castellana en 1493; Moctezuma  también exhibía a personas poco comunes como enanos, albinos y jorobados; en el siglo XVI el cardenal Hipólito de Médicis coleccionaba personas de diferentes etnias…

 

Lo increíble es que Occidente ya pregonaba el ideal de igualdad universal mientras abrazaba la causa etnocentrista para legitimar el colonialismo y someter a los (atrasados) pueblos de África.

 

 

 

 

 

, , , , , ,

Arte,Historia africana,The African World

MÁSCARAS Y TALLAS: ENTRE EL ARTE Y LA ANTROPOLOGÍA

14 Abr , 2020  

¿Son las máscaras y tallas tradicionales africanas más antropología que arte? En realidad poco importa que se le llame arte o de otra forma, aunque valga esta reflexión para situar los conceptos.

 

En mi opinión por supuesto es ARTE con letras mayúsculas. De hecho mis inicios en el arte primitivo se debieron al interés despertó en las vanguardias artísticas del siglo XX como inspiración frente al academicismo y a la búsqueda de un refugio ante el estrambótico discurrir del arte contemporáneo.

 

Para mi existen cualidades estéticas objetivas en el arte negro que lo hacen bello.

 

El hecho de que los creadores africanos no busquen una obra de arte no solo no hace de esta menos artística. Todo lo contrario: le confiere una singularidad que la hace aún más atractiva.

 

Al igual que lo que actualmente estudiamos como arte prehistórico no fue concebido ni realizado con vocación artística no quita que sea menos arte.

 

Al hilo de esta opinión es necesario destacar que la ausencia de formación en materia de arte tradicional africano en la disciplina de Historia del Arte es insultante (y no solo para los africanos sino para los historiadores europeos).

 

De hecho creo que debería realizarse un esfuerzo por reescribir la historia del arte desde una perspectiva holística y no eurocéntrica en la que incluso se ponga en cuestión el individualismo del artista y se ensalce el adorno como elemento sustancial del arte (la civilización egipcia, puramente africana, era mucho más avanzada que la europea en términos artísticos aunque esa vocación artística estaba equilibrada con la función de ‘adorno’).

 

En definitiva buscar una respuesta a la pregunta de si es arte es importante porque contextualiza la relación de un aficionado europeo con el  concepto de belleza, con el arte indígena y proporciona una base conceptual para su comprensión. Y por añadidura puede enseñarnos un camino de moderación y contención que el arte europeo debería tomar en consideración.

 

 

 

 

 

 

, , , , , , , ,

Arte,Ciudad y países,Decoración y arquitectura,Gentes,Historia africana,The African World

BEREBERES

24 Mar , 2020  

Protagonistas desconocidos y silenciados por fuentes oficiales, los bereberes (o Imazighen, como prefieren ser conocidos) son el grupo de pueblos que desde tiempos antiguos ocuparon casi todo el norte de África, desde el oasis de Siwa (al oeste de Egipto) hasta el Océano Atlántico, incluyendo Canarias, y desde el Mediterráneo hasta la frontera sur del Sahara.

 

A lo largo de la historia han pasado por muchos otros nombres (Mauri, Libu, Numidians, Gaetuli, Garamantes...) reflejando su pluralidad interna, geográfica y cultural.

 

Los Imazighen han sido testigos de numerosas migraciones, colonizaciones e invasiones. Todos han enriquecido su identidad, al tiempo que han reducido su población a través de políticas asimiladoras.

 

Sin embargo, los bereberes sobreviven. Se calcula que actualmente hay más de 35 millones de bereberes, 20 millones en Marruecos, mientras que la diáspora europea y americana representan varios millones.

 

La identidad o identidades de los Amazigh se reflejan hoy sobre todo en su idioma, Tamazight, en sus diferentes variaciones (Tarifit, Tashelhit, Tamahaq…), lo que también se refleja en su conciencia de compartir un legado común de tradiciones, celebraciones y costumbres, y finalmente en su voluntad de aceptar este legado como propio.

 

A partir de finales del siglo XI, las principales dinastías del norte de África, como la Almorávide (Lamána) y luego la Almohade (Masmuda) trataron de reunificar el Occidente islámico, reinterpretando Islam y homogeneizando y destacando la cultura y la lengua y cultura Amazigh que llego a convertirse en fuerza para la islamización. Sin embargo, la influencia de los Imazighen no terminó allí.

 

En el apogeo de la hegemonía de los reinos feudales, desde el siglo XIII, entró en juego un nuevo poder, los Merinides. Los lazos entre este emirato con sede en Fez y el del nazarí en Granada fueron sólidos, con influencias mutuas y amplios intercambios. Esto se puede observar en la Alhambra y en las principales construcciones institucionales (madrasa, maristán, puertas…) pero también en los productos cerámicos cotidianos. Incluso se ha argumentado que una Magrebización tomó lugar en Granada.

 

 

 

 

 

 

 

 

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,