Historia africana

Los inicios de Portugal en África

21 Ene , 2019  

Es muy conocido en España el nombre de Cristóbal Colón y su descubrimiento de América. Pero junto al Almirante Colon, hay otro hito histórico, la llegada a Calicut de la flota de Vasco de Gama en 1498. Estos dos momentos, suponen el inicio de la globalización en sus primeras formas. Pero antes, la historia de hoy es el desembarco de Portugal en África.

Ceuta, el principio

Pero fue mucho antes, en 1415 cuando Portugal empezó la construcción de su Imperio con la conquista de Ceuta y que a la larga dejarían una gran impronta en tierras africanas. La expansión ultramarina era una necesidad de varios estados europeos, la búsqueda de recursos y la salida a una crisis del feudalismo. Portugal tenía una ventaja: salida inmediata al mar.

Poco a poco, los portugueses se iban extendiendo hacia el sur en búsqueda de un camino hacia la ruta de las especias, ya que el Mediterráneo cada vez estaba más complicado. Pero, además, los rumores de oro africano en el sur los impulsaban aún más.

Al comienzo los portugueses atacaban las costas y conseguían botines, normalmente esclavos bereberes, pero pronto los africanos se defendieron. Antes de finalizar la década de 1440, Portugal optó por la trata, el tráfico esclavista con los potentados locales.

En África occidental y ecuatorial

Entre 1444 y 1446 los buques portugueses llegaron a las costas de la Senegambia. Y poco más tarde alcanzarían lo que se conoce como la Costa de Oro (actual Ghana). En todo lugar costero donde los portugueses se asentaron establecieron factorías, puestos de comercio y avanzadas militares, insertándose en circuitos comerciales preexistentes, pero casi nunca yendo hacia el interior.

En 1483 Diogo Cão llegó al estuario del río Congo y comenzó el contacto con un importante estado africano, el reino de Kongo, que sirvió a Portugal para instalarse en la isla de São Tomé, en la cual empezó la producción azucarera. Las relaciones con el Congo fueron igualitarios y cordiales al principio, pero el solo hecho de la aparición portuguesa, acabo por dinamitar este reino.

Al sur y oriente

El problema era atravesar el paso interoceánico, conocido como Cabo de las Tempestades, que conecta Atlántico e Índico. Pero en 1488 Bartolomé Días lo logró, nombrándolo Cabo de la Buena Esperanza. Ello facilitó a Vasco da Gama alcanzar en mayo de 1498 la costa india tras 13 meses de navegación

Tras esto, África se convirtió solamente en ruta de paso hacia Asia, puesto que el oro encontrado no era suficiente para Portugal. Pero tiempo después

Tiempo después, debido a la expansión colonial, el Tratado de Tordesillas repartiría África, y esa ya es otra historia.


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.