Arte,Gentes,Moda y estilo

LA CULTURA ZULÚ CONTADA A TRAVÉS DE CUENTAS DE COLORES

19 Feb , 2021  

‘Speaking with beads’ es un libro de Jean Morris y Eleanor Preston-Whyte (editado hace unos 25 años) que llegó a mis manos recientemente aunque había estado en mi lista de deseos de Amazon aguardando un montón de años.

 

Se trata de un documento fotográfico y antropológico de la rica ornamentación basada en las pequeñas cuentas de plástico que numerosas poblaciones del sur de África usan para expresar su propia identidad.

 

Su título es, no obstante, mucho más trascedente ya que me lleva a pensar en la verdadera importancia que las cuentas tienen para la identidad africana. Cuentas de todo tipo, no solo de plástico. Pensemos en cauris por lo pronto, así como cuentas de metal de los akan, de cristal de los Ashanti, etc.

 

Antiguamente las cuentas se hacían de barro, madera, conchas, dientes de animales… y se combinaban sobre las pieles de animales durante las ceremonias y rituales. Eran símbolo de distinción.  Aunque su valor no era solo político sino también económico (durante mucho tiempo se pagaba con cuentas a chamanes y doctores, dotes de boda, etc.)

 

A finales del siglo  empezaron a llevarse cuentas desde Europa. De cristal, de metal y  de plástico. La aristocracia zulú empezó a usarlas por aquel entonces y fue extendiéndose a toda la sociedad. Relatan que el rey Dingaan, sucesor de Shaka, residía en un edificio cuyos postes estaban recubiertos de cuentas.

 

Las mujeres en particular iniciaron toda una rica ‘joyería’ propia que llevarían después a la ornamentación de sus prendas. Los dibujos de los exploradores del xviii y xix evidencian que el uso de las cuentas en la indumentaria zulú estaba muy extendida.

 

Dada su demanda las cuentas de platico de colores empezaron a  producirse en Sudáfrica con la consecuente bajada de precio

 

EL PRESENTE DE LAS CUENTAS

 

Con el paso del tiempo el uso de cuentas forma parte intrínseca del imaginario zulú aunque como es de imaginar su uso en las ciudades está muy reducido. En pueblos es más visible aunque tampoco es una indumentaria de uso habitual. Se ha trasladado a cofradías o agrupaciones que lo reivindican con parte de la cultura zulú y aprovechan para identificar subgrupos. Especialmente en grupos cristianos (y lo que ello conlleva de aceptación de la cultura occidental).

 

El trabajo de confeccionar con cuentas es de las mujeres (bien de forma individual o colectiva) y de ambas maneras se expresan numerosas cosas como grupos y subgrupos a los que se pertenece, estado civil, etc. Los hombres son más recatados y el uso de cuentas entre estos no es tan significativo como en las mujeres, sin embargo llevar hoy cualquier elemento con cuentas significa tener presente la cultura tradicional.

 

 

 

 

, , , , , ,

Gentes,Moda y estilo

IMANE AYISSI

12 Feb , 2021  

Debo reconocer que, a pesar del interés que siempre muestro por los diseñadores de moda africanos (algunos de ellos ya han aparecido en este blog así como otros diseñadores occidentales con un toque afro), no conocía a Imane Ayissi hasta que por ventura de las RRSS me topé con su obra y biografía. Obra y biografía que por supuesto he ido investigando con interés.

 

Claro, que podría haberle dedicado esta entrada al Imane Ayissi, actor, modelo, bailarín… Aunque parece ser que en su trabajo como modisto ha alcanzado grandes éxitos de entre todas estas actividades.

 

Fue miembro del Ballet Nacional de Camerún y realizó giras con cantantes y coreógrafos, como Patrick Dupont y otros cantantes y coreógrafos lo que le llevó a recorrer los cuatro rincones del mundo.

 

Cuando se trasladó a Francia en la década de 1990 trabajó como modelo presentando las colecciones masculinas de marcas Cardin, Dior, Lanvin, Givenchy, Yves Saint-Laurent y Valentino.

 

También ha sido objeto de reportajes de moda, campañas publicitarias y proyectos artísticos en sesiones de moda de famosos fotógrafos.

 

AYISSI, DISEÑADOR DE MODA

 

Fundó su propia marca en 2004 y es el primer diseñador africano que presenta sus diseños en la pasarela de la alta costura de París (sólo otros dos diseñadores africanos han desfilado en esta pasarela: Alphadi (Nigeria) en 2004 y Noureddine Amir (Marruecos) en 2018). Es miembro invitado de la Chambre Syndicale de la Haute Couture.

 

Las prendas de las líneas «Couture» y prêt-à-porter de Imane Ayissi fusionan las tradiciones y realidades africanas con la moda occidental. Sus influencias son Cristóbal Balenciaga, Yves Saint Laurent o Azzedine Alaïa.

 

Ayissi muestra a través de sus colecciones su versión compleja, moderna y sofisticada de África y enseña lo diversas y compleja que son las culturas africanas.

 

Sus colecciones, a menudo con nombres exóticos y evocadores (Voodoo Mood, Idoutt…) combinan la artesanía, los materiales y las inspiraciones artísticas tradicionales africanas con el uso de tejidos innovadores. A menudo también hay una infusión de trabajo de bricolaje o reciclaje típicamente africano con referencias a la Alta Costura y a la creatividad contemporánea para crear una moda dirigida a un público internacional.

 

Sus prendas que le dan una vuelta de tuerca a los tejidos más tradicionales como el Kente de Ghana, la rafia de Madagascar en las orillas de vestidos estilo caftán; obom (tela hecha con la corteza de los árboles) convertida en adornos florales; chaquetas de bògòlanfini (una tela de Mali teñida con barro fermentado) y ndop (un tejido resistente teñido con índigo, de Camerún).

 

Colabora habitualmente con otras marcas de lujo (creó una línea de vestidos para la presentación de la colección de joyas y accesorios Swarovski en el Carousel de Louvre de París en 2004), pero también con marcas más accesibles como Multiples (una marca francesa de pret-à-porter que vende a precios asequibles) o La Redoute.

 

ESPIRITU RENACENTISTA

 

Este espíritu renacentista se debe en gran medida a su familia de artistas y deportistas: su padre Jean-Baptiste Ayissi Ntsama fue campeón de boxeo y su madre Julienne Honorine Eyenga Ayissi, la primera mujer coronada Miss Camerún tras la independencia del país. Sus hermanos también son bailarines y cantantes.

 

Se interesó por la moda cuando era niño en Camerún (allí hizo sus primeras prendas para su madre y posteriormente para uno de los mayores ateliers del país).

 

Imane Ayissi también participa en proyectos de formación en el ámbito de la moda y en la creación de una industria textil destinada a favorecer el crecimiento económico de África y, en particular, de Camerún.

 

 

 

 

 

 

 

, , , , ,

Arte,Ciudad y países,Decoración y arquitectura

TINGATINGA

5 Feb , 2021  

He pasado muchas veces delante de ellos, y no solo en Tanzania, sino a lo largo y ancho del continente. Algunos me parecían horrorosos y otros de una candidez tremenda.

 

Me refiero a pinturas del género ‘tinga-tinga’, una especie de surrealismo naif al estilo africano.

 

Debo confesar que dentro de lo caricaturesco que me parecen estas pinturas, creo que muchas tienen un verdadero valor pictórico. A veces me recuerdan a Escher con esos animales entrelazados creando un patrón.

 

Un estilo pictórico que lleva el nombre del pintor Edward Said Tingatinga, primer artista en realizar este tipo de obras y posteriormente fundador de la Sociedad Cooperativa de Arte Tingatinga, en la que se formaron desde la segunda mitad del siglo XX muchos otros artistas jóvenes de Dar es Salaam (Tanzania) y que posteriormente se extendió a la mayor parte de Tanzania, Kenia y los países de África oriental.

 

Un estilo ingenuo y surrealista lleno de colores brillantes y saturados que muestra con sarcasmo los grandes estereotipos de la vida corriente de África así como como la fauna salvaje o los paisajes de la sabana.

 

ORIGEN TRADICIONAL

 

Algunos marchantes e historiadores indican que Edward Tingatinga podría haber estado influido por la decoración tradicional de las paredes de las cabañas de los pueblos Makonde (se han documentado esas pinturas realizadas en Dar es Salaam por emigrantes de esos aguerridos pueblos del norte de Mozambique. (Se dice que muchos de los recursos para financiar las guerrillas de la frelimo contra la presencia colonial de Portugal en Mozambique procedía de la venta de etas obras.)

 

De hecho, cuando se trasladó a Dar Es Salaam para ganarse la vida, antes de dedicarse por entero a la pintura, Tingatinga decoró las paredes de un par de casas a cambio de una remuneración antes de empezar a pintar sobre tablas de albañilería.

 

LA ESCUELA TINGATINGA

 

Debido a su corta vida artística, Tingatinga sólo dejó un número relativamente pequeño de cuadros, muy apreciados por los coleccionistas.

 

En la década de 1990 surgieron nuevas tendencias dentro del estilo Tingatinga, en respuesta a las transformaciones que estaba experimentando la sociedad tanzana tras la independencia.

 

Se introdujeron nuevos temas relacionados con la nueva sociedad urbana y multiétnica de Dar es Salaam (por ejemplo, calles y plazas abarrotadas y concurridas), junto con ocasionales novedades técnicas (como el uso de la perspectiva).

 

Muchos elementos del estilo están orientados al turismo (cuadros pequeños para que puedan transportarse fácilmente, el tema de la a fauna salvaje pensada para atraer a europeos americanos..

 

LEGADO POSTERIOR

 

Uno de los pintores más conocidos de la segunda generación de Tingatinga es Simon Mpata cuñado del propio Edward.

 

Aunque no fue alumno de la escuela Tingatinga, el  artista tanzano George Lilanga, si frecuentaba a esos artistas como se refleja en su obra (como ha admitido él mismo).

 

El arte de Lilanga se asemeja a Tingatinga también en el  uso de colores vibrantes y la composición

 

La evolución de este estilo se transformó en la creación de un nuevo grupo: Slipway

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

, , , , ,

Decoración y arquitectura,Historia africana,Moda y estilo

BENDITO BOGOLÁN

22 Ene , 2021  

En decoración, a veces, podemos valernos de piezas que son mucho más que eso. Son hermosos pedazos de historia y antropología que, de un modo u otro, otorgan a nuestros espacios una dimensión que trasciende la estética.

 

La colección de cojines bogolán que están a la venta en la web de The African Touch, tienen ese espíritu heterogéneo que siempre buscamos. Queremos que nuestras piezas trasciendan las tendencias y no vengan ni vayan hacia ninguna época.

 

El bogolán es una de las telas más conocidas en África. Esta tela tiene una gran importancia en la región del Sahel desde hace siglos pero recientemente está alcanzando fama mundial gracias a la impresionante demanda en África, Europa y Estados Unidos desde que en los años setenta se editara comercialmente en conmemoración del Festival de Cine de Bamako.

 

Al bogolán también se llama, de forma muy descriptiva, paño de barro de Mali.

 

Originalmente la fabricaban las mujeres de la tribu Bamún, establecida en la región de Djenné, en Mali.

 

Esta tela, tejida en bandas de algodón, y decorada con motivos geométricos blanco sobre fondo negro, se usaba para confeccionar ropa de mujer. Tradicionalmente era la tela con las que vestían las mujeres con la menstruación, embarazadas o con riesgo de perder sus hijos ya que, según las fabulas tradicionales, su dureza y grosor mantenían alejados los espíritus malignos. Es un tejido protector.

 

El paño se sumerge primero en una decocción de hojas de árboles galman y tjankara que contienen muchos taninos con los que adquiere un tono amarillo profundo.

 

Los motivos geométricos se aplican directamente sobre la tela con la base de una botella o recipiente similar. Posteriormente se cubre de barro alrededor del motivo aplicándolo con un cuchillo o espátula metálica ya que el óxido del metal y el barro entran en reacción con el  ácido tánico produciendo un fondo negro. El barro se lava posteriormente y las partes amarillas se decoloran con una solución de sosa cáustica.

 

Siguiendo el  mismo método de fabricación, en la actualidad también se encuentran estampados negros sobre fondo blanco y tonos terrosos y ocres.

 

La producción se concentra en la ciudad de San al norte de Bamako donde el  equipo de compras de The African Touch los selecciona personalmente para posteriormente realizar la colección de cojines y tapizados.

 

 

 

 

, , , , , , ,

Arte,Historia africana

EL ARTE SHONA. MÁS QUE ESCULTURA

16 Oct , 2020  

Zimbabwe posee dos grandes culturas diferentes que tienen distintas maneras de hacer arte, los Ndeble y los Shona. Pero el grupo étnico más grande e influyente del país, son estos últimos y de su arte es de lo que venimos a hablarte hoy.

 

El Arte Shona tiene su origen en las manifestaciones culturales de este pueblo de Zimbabue en los años 60.

 

En 1957 el historiador de arte Frank McEwen asumió la dirección de la Galería Nacional en Salesbury, Rhodesia del Sur o lo que hoy conocemos como Harare, Zimbabwe. Antes, había dirigido provisionalmente el Museo Rodin en París.

 

McEwen, se especializó en arte africano y su influencia sobre Picasso, Matisse o Henry Moore debido a que los había conocido personalmente. Abrumado por el potencial artístico existente en Zimbabwe, fundó escuelas taller. Eran poco convencionales y donde el artista africano podía desarrollar libremente su talento creativo.

 

No podemos decir que él fue el creador de la “Escultura Shona” pero en gran parte alentó a los artistas africanos a crear mirando hacia el interior de su cultura y a expresar su arte, basándose al principio en su propia mitología.

 

Tom Blomefield era un pequeño granjero de tabaco, que al ver que su granja no prosperaba, fundó en 1966 la colonia artística “Tengenenge”. Se convirtió en su director, y ha seguido siéndolo hasta 2007. Actualmente, sigue existiendo esta pequeña colonia. De ella han surgido varios artistas reconocidos a nivel mundial.

 

El pueblo de Tengenenge es una galería al aire libre de la escultura Shona, y allí se exponen más de 11.000 obras de más de 80 escultores.

 

La existencia de una gran cantidad y variedad de material crudo ha sido un factor de gran importancia para el desarrollo de los escultores de Zimbabwe.

El “Great Dyke” provee a los artistas de su material predilecto para trabajar en sus esculturas: la piedra Serpentina.

 

Este tipo de piedra tiene 2,6 mil millones años y se encuentra en grandes cantidades en Zimbabwe. La Serpentina está caracterizada por su dureza y por sus escasas grietas. El color de la Serpentina depende de la combinación de minerales y su apariencia varía según el lugar en que se encuentre.

 

En las canteras de Tengenenge se encuentra el Springstone, una Serpentina de color negro intenso y de extrema resistencia y dureza. El Opal es una variedad de la Serpentina de color verde claro. Viene de la zona de Chiweshe y gusta mucho por su dureza y su dibujo. Muchas veces contiene partes naranjas, rojas o azules bajo la superficie.

 

Otra de las piedras utilizadas frecuentemente para crear estas maravillosas esculturas es la semipreciosa Verdite. Se caracteriza igualmente por una gran dureza y por su intenso verde. Ello es resultado de su contenido en cromo, aunque puede encontrarse también en colores más oscuros como el marrón.

 

Las figuras se hacen a base de martillo y distintos tamaños de cincel, dándole la forma que ellos desean. Aunque para los detalles siempre suelen trabajar con limas de distintos grosores.

 

El acabado de cada escultura se hace con papel de lija y con una paciencia infinita para dar esa forma tan espectacular a todas las esculturas Shona. Al final se esmerila todo con un poco de agua y la lija más fina.

 

Por último para conseguir un brillo y un color intenso lo bañan con una cera incolora después de haber calentado la piedra para que la cera penetre mejor. Una vez que han terminado, el artista pule su obra hasta que consigue el acaba que buscaba.

 

La escultura o el arte Shona tiene algunos renombres mundiales. Han expuesto en países de toda Europa, y en España fueron muy impactantes las demostraciones de la Expo de Sevilla del 92.

 

 

 

 

, , , ,

The African World

GALERÍA SABRINA AMRANI

8 Sep , 2020  

Amantes como somos del arte, siempre me alegra publicar una entrada acerca de una galería. Y la alegría de hoy es doble ya que, además de esta misma entrada, he podido conocer la Galería Sabrina Amrani ya que, confieso, entre las desventajas de mi condición de nómada una de ellas es no estar a la última en demasiadas cosas.

 

He llegado a la Galería de Sabrina Amrani a través de la obra de Chant  Avedisian, artista egipcio que me encanta y del que preparo una entrada para los próximos meses.

 

Cuál es mi sorpresa al descubrir que una gran parte de su obra está en España y su representante es Sabrina Amrani, como también lo son, entre otros artistas, Manal AlDowayan de Arabia Saudí, Amina Benbouchta de Marruecos, Zoulikha Bouabdellah de origen argelino, etc.).

 

La galería se fundó en 2011 y presta especial atención a las nuevas voces que están surgiendo en las regiones del Sur para compartir su trabajo con una audiencia global.

 

Sabrina es francesa de origen argelino, criada en una mezcla de culturas, tradiciones y hábitos que son comunes a la mayoría de los artistas con los que trabaja.

 

La galería participa regularmente en ferias relevantes, por supuesto ARCO, pero también en ArtInternational Istanbul, Art Dubai, Cape Town Art Fair, y la 1:54, la bienal dedicada al arte contemporáneo africano que se celebra en Nueva York, Londres y Marrakech.

 

La galería cuenta con dos espacios: uno, en Malasaña, y otro de reciente apertura en una nave de Carabanchel de 600 m2, en la calle Sallaberry, 52). Mientras, como presidenta de Arte Madrid está detrás de ‘Apertura’, el evento que inaugura la temporada expositiva de la capital y por medio del cual se pretende dinamizar el mercado artístico.

 

Este año, 2020, Apertura celebra su 11ª edición. Desde el jueves 10 de septiembre hasta el domingo 13 de modo que si estás en Madrid en esas fechas no puedes dejar de reservarte unas horas para participar es su programa de actividades.

 

*En la actualidad hay dos exposiciones: Topografía del borrado de la artista Gabriela Bettini, y Señal de abandono de Jorge Tacla.

 

Más información es:

 

https://www.artemadrid.com/apertura/

https://www.sabrinaamrani.com/

 

 

Fotografía de la artista marroquí Amina Benbouchta

 

Uno de lo épicos cuadros de Avedissan

 

Obra de la artista saudí Manal Alsawayan

 

 

Sabrina Amrani

, , , , , , ,

Arte,Ciudad y países

EL ARTE SHONA. MÁS QUE ESCULTURA

5 May , 2020  

Zimbabwe posee dos grandes culturas diferentes que tienen distintas maneras de hacer arte, los Ndeble y los Shona. Pero el grupo étnico más grande e influyente del país, son estos últimos y de su arte es de lo que venimos a hablarte hoy.

 

El Arte Shona tiene su origen en las manifestaciones culturales de este pueblo de Zimbabue en los años 60.

 

En 1957 el historiador de arte Frank McEwen asumió la dirección de la Galería Nacional en Salesbury, Rhodesia del Sur o lo que hoy conocemos como Harare, Zimbabwe. Antes, había dirigido provisionalmente el Museo Rodin en París.

 

McEwen, se especializó en arte africano y su influencia sobre Picasso, Matisse o Henry Moore debido a que los había conocido personalmente. Abrumado por el potencial artístico existente en Zimbabwe, fundó escuelas taller. Eran poco convencionales y donde el artista africano podía desarrollar libremente su talento creativo.

 

No podemos decir que él fue el creador de la “Escultura Shona” pero en gran parte alentó a los artistas africanos a crear mirando hacia el interior de su cultura y a expresar su arte, basándose al principio en su propia mitología.

 

Tom Blomefield era un pequeño granjero de tabaco, que al ver que su granja no prosperaba, fundó en 1966 la colonia artística “Tengenenge”. Se convirtió en su director, y ha seguido siéndolo hasta 2007. Actualmente, sigue existiendo esta pequeña colonia. De ella han surgido varios artistas reconocidos a nivel mundial.

 

El pueblo de Tengenenge es una galería al aire libre de la escultura Shona, y allí se exponen más de 11.000 obras de más de 80 escultores.

 

La existencia de una gran cantidad y variedad de material crudo ha sido un factor de gran importancia para el desarrollo de los escultores de Zimbabwe.

El “Great Dyke” provee a los artistas de su material predilecto para trabajar en sus esculturas: la piedra Serpentina.

 

Este tipo de piedra tiene 2,6 mil millones años y se encuentra en grandes cantidades en Zimbabwe. La Serpentina está caracterizada por su dureza y por sus escasas grietas. El color de la Serpentina depende de la combinación de minerales y su apariencia varía según el lugar en que se encuentre.

 

En las canteras de Tengenenge se encuentra el Springstone, una Serpentina de color negro intenso y de extrema resistencia y dureza. El Opal es una variedad de la Serpentina de color verde claro. Viene de la zona de Chiweshe y gusta mucho por su dureza y su dibujo. Muchas veces contiene partes naranjas, rojas o azules bajo la superficie.

 

Otra de las piedras utilizadas frecuentemente para crear estas maravillosas esculturas es la semipreciosa Verdite. Se caracteriza igualmente por una gran dureza y por su intenso verde. Ello es resultado de su contenido en cromo, aunque puede encontrarse también en colores más oscuros como el marrón.

 

Las figuras se hacen a base de martillo y distintos tamaños de cincel, dándole la forma que ellos desean. Aunque para los detalles siempre suelen trabajar con limas de distintos grosores.

 

El acabado de cada escultura se hace con papel de lija y con una paciencia infinita para dar esa forma tan espectacular a todas las esculturas Shona. Al final se esmerila todo con un poco de agua y la lija más fina.

 

Por último para conseguir un brillo y un color intenso lo bañan con una cera incolora después de haber calentado la piedra para que la cera penetre mejor. Una vez que han terminado, el artista pule su obra hasta que consigue el acaba que buscaba.

 

La escultura o el arte Shona tiene algunos renombres mundiales. Han expuesto en países de toda Europa, y en España fueron muy impactantes las demostraciones de la Expo de Sevilla del 92.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

, , , , , , ,

Arte,Ciudad y países,Gentes

KALAMOUR ABDELATIFF

21 Abr , 2020  

Un moderno artista multidisciplinar reconocido en Marruecos y cada vez con una proyección internacional más amplia, también en otros países donde su obra ya se expone (como Portugal o Canadá, por ejemplo).

 

Kalamour, que toma su nombre de un personaje de cómic, es conocido principalmente por sus grafitis panorámicos que reparte a lo largo de las principales ciudades de Marruecos.

 

Titulado en Bellas Aretes por la Universidad de Casablanca, también cultiva el dibujo, la fotografía, la pintura y la música. La escultura siempre ha ocupado un papel importante en su enfoque artístico, especialmente en el caso de nieve, que es parte del arte efímero. También es DJ y VJ.

 

No solo es una promesa del arte contemporáneo marroquí sino una señal de la transformación del panorama del arte en el  norte de África.

 

 

 

 

 

, , , , , , , , ,

Arte,Historia africana

PRÉSENCE AFRICAINE

3 Mar , 2020  

Antes de la II Gran Guerra, los intelectuales africanos que estudiaban en París veían como los poderes coloniales europeos acababan con la cultura africana. Una parte esencial de la identidad de ese colectivo de intelectuales es ‘la negritud’. El uso de esa palabra pretendía además cambiar las connotaciones negativas de ‘negro’ mediante un término que expresaba el valor de la historia y la cultura negras.

 

El movimiento negritud tuvo como base la revista Présence Africaine de 1947 y el primer congreso de artistas y escritores negros que se celebró en parís en 1956. El liderazgo lo ejercían intelectuales como Aimé Césaire, Alioune Diop y Léopold Sedar Senghor. Ellos otorgaban gran valor al arte y tradiciones del África precolonial al tiempo que aplicaban enfoques modernos a sus trabajos, tales como alienación, fragmentación y experimentación.

 

Para los artistas negros residentes en París, fue un choque importante ver en los museos objetos africanos que todavía eran habituales en los propios países . Présence Africaine, que sigue aun activa, ofrece una plataforma a los intelectuales que pretendan dar forma a la conciencia negra en el mundo moderno. Como el fundador Diop dijo: “Présence Africaine está abierta a todos los hombres de bien (blancos, amarillos o negros) que puedan ayudar a definir la originalidad Africana y agilizar su inserción en el mundo moderno.”

 

 

 

, , , , , , ,

Arte,Ciudad y países

Shadi Ghadirian

11 Mar , 2018  

Recientemente, la exposición retrospectiva «Com tots els dies», comisariada por Mario Martín Pareja ha traído a España (Valencia) una selección de medio centenar de fotografías y una videoinstalación de la iraní Shadi Ghadirian.

 

Desde el comienzo de su carrera en 1999 la artista ha presentado exhibiciones individuales en Berlín,  Los Angeles, Londres, París, Viena y otros importantes centros culturales internacionales.

 

Ghadirian se adscribe al movimiento de la fotografía conceptual y trabaja con series cuyo tema principal es la identidad de la mujer iraní y las contradicciones que esta experimenta en un país en el que la tradición y la modernidad no siempre conviven de manera armoniosa.

 

Es titulada en Fotografía por la Universidad Azad, en Teherán. Actualmente trabaja para el museo de fotografía Akskhaneh Shahr, es editora de fotografía en el sitio www.womeniniran.com y administra la web www.fanoosphoto.com, primer sitio de Irán dedicada a la fotografía.

 

La muestra se puede ver hasta el 1 de abril de 2018 en el Centre del Carme.

 

Mario Martin Pareja es el fundador y director de Contemporánea, entidad creada en 1996 para la promoción del arte a través de la realización de actividades culturales y la edición de obra gráfica limitada de artistas contemporáneos. http://www.contemporanea.org/

 

94

 

2037

, , , , , , , , , ,