Arte

CREACION Y RECREEACION

11 Dic , 2020  

Estas palabras tratan de la individualidad, del valor, del progreso.

 

NADA NACE DE LA NADA

 

Pensar que, espontáneamente, algo surgirá de la nada (si es que somos capaces de albergar que es eso de la nada y si existe realmente) es un planteamiento absurdo. Quienes crean en Dios podrán atribuirle a Él esa capacidad, si quieren (Dios, precisamente un espíritu de la Nada). Sin embargo, incluso ellos, negarían tal capacidad a ser humano alguno. Nadie puede hacer aparecer cosa alguna allí donde nada existe.

 

TODO NACE DEL TODO

 

Nuestro infinito, el infinito de los hombres y mujeres de nuestro tiempo (aunque sigue siendo finito) abarca los límites del universo conocido e intuido. Y dentro de esos límites, todo es algo. Y por tanto toda cosa nueva lo es procedente de existencias anteriores. Existe un lugar, un momento… Hablar de creación es por ello, en su profundo significado, una nadería. Existe, eso si, la re-creación, las mil y una versiones de las mil combinaciones del todo. Cada cosa nueva es una síntesis de elementos precedentes.

 

El pintor combina los elementos que tiene delante de si (las distintas técnicas, las diferentes herramientas, la hª del arte…) y desemboca en algo mas o menos único, mas o menos singular, pero no hace aparecer en la nada cosa alguna. El cocinero re-crea alguna receta combinando los ingredientes y técnicas a su disposición. El científico llega a conclusiones partiendo de equipos y conocimientos preexistentes. El escritor combina los estilos literarios partiendo de una sensibilidad fruto de una cultura precedente a su disposición.

 

NADA NACE DE LA NADA. TODO NACE DEL TODO.

 

Hasta el momento, después de miles de años, de historia, la humanidad todavía utiliza sólo una inteligencia práctica y útil, orientada a sus objetivos de supervivencia. El inteligente es el que soluciona su problema inminente. Pero ya deja de ser eficaz esa formula. La historia se haya en crisis de madurez. Ahora pensamos en nosotros mismos y la única inteligencia posible es la inteligencia global, unificadora, creativa.

 

La creatividad no es una especial habilidad para dar soluciones imaginativas a determinados acontecimientos, sino un estado de beatitud. Piensa en una tarde de primavera, absorto, en un pequeño jardín, entregado a la tierra, al color de las flores, a la forma de los arbustos. Piensa en un paseo delicioso en el que se oye el sereno murmullo de la eternidad. Ese es el estado creativo, en el que todo nosotros somos una única inteligencia integradora. Y TODO NACE DEL TODO.

 

Así los genios, son personajes fruto de una época atrapada en la inteligencia práctica. Cargando su saco colmado de ideas útiles. Reservadas para si como salvoconducto en un mundo elemental. El genio de hoy es un ser total, conectado con el todo, en continuo proceso de intercambio con el todo. La genialidad no es ya personalista, ni recibe el reconocimiento como pago. Es humilde, liberadora de si misma y de su entorno, sencilla, arrebatadora, vehemente. La genialidad se halla frente a una quimera eterna, ante un complejo de alternativas, ambigüedades y confusiones. Sin embargo ambos genios compartían ese punto de santidad en el que se concentra el pasado, el presente y el futuro y del que partían las conexiones infinitas con el todo.

 

La creatividad es un acto gratuito para el que solo se requiere la valentía en un espíritu libre y puro.

 

 

 

 

 

 

 

 

, , ,