Ciudad y países,Decoración y arquitectura,Gentes

Bill Willis: rey del orientalismo.

12 May , 2020  

Bill Willis es uno de los grandes nombres del interiorismo moruno. Quizás su ‘inventor’ y desde luego el que revitalizó la artesanía marroquí y la convirtió desde entonces en elemento obligado en cualquier ambiente sofisticado.

 

Llego a la decoración de forma casual cuando alguien le propuso gestionar una galería de antigüedades en Roma, galería que alcanzo gran éxito gracias a su eclecticismo y le catapultó a la fama como una de las personalidades del mundo de la decoración.

 

En 1966 se trasladó a Marrakech para decorar el Palacio Zahia que adquirió Paul Getty consiguiendo un interiorismo espectacular que impactó a las celebrities que participaban en continuas fiestas que levaban el espíritu del ‘sexo, drogas y rock and roll’.

 

Willis ya nunca dejó Marruecos. Aquello le hizo famoso y todas las personalidades querían que Willis decorase sus casas y los empresarios sus restaurantes y hoteles.

 

Fue el pionero de un estilo nuevo que mezclaba las tradiciones artesanas de Marruecos (incluyendo la recuperación del revestimiento de tadelakt, azulejos y arcos de medio punto) con el glamour occidental de los años 50.

 

Su propia casa, Dar Noujoum, era un laboratorio de opulencias inspiradas en su amada Alhambra de Granada. La cocina de su casa estaba revestida de franjas verdes y naranjas de tadelakt. Ademas de eso, bordados, pufs de cueros, mesas de zelliges,

 

Una atmósfera mágica, bohemia y sin embargo muy masculina que le hace merecedor del título de rey del orientalismo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

, , , , , , , , , , , , , ,