Ciudad y países,Decoración y arquitectura,Filosofía de viaje

CASAS ELEFANTE, LA ARQUITECTURA DE LOS DORZE

15 Ene , 2021  

En Arba Minch, y a más de 2900 metros de altitud, vive la tribu de los Dorze. Es allí, donde construyen y mantienen sus casas elefante. Las casas Dorze no tienen comparación con nada que hayas visto en otros lugares del mundo.

 

Antiguamente los Dorze eran guerreros, pero con el paso del tiempo se han convertido en agricultores, ganaderos y artesanos del textil. Todo ello debido a sus enormes campos de algodón que ellos mismos cultivan.

 

Por otra parte, se nota que es una tribu que está acostumbrada a tratar con turistas, y, cuando les haces una visita, te tratan como si su poblado fuese una especie de parque temático donde todo el mundo participa, realizando sus oficios o cualquier show que se les ocurra, y del que todos los Dorze salen beneficiados.

 

Pero claro está, lo más famosos de esta tribu son las impresionantes casas elefante de los Dorze. Como habrás podido adivinar, se llaman casas elefante porque tienen la forma de este africano animal. Algunas tienen más de 12 metros de altura y el interior es oscuro pero muy espacioso.

 

Dentro conviven normalmente la familia y el ganado. Y normalmente, te invitan a dormir en una de sus casas si tienes tiempo de pasar por allí una noche. La verdad es que, aunque nosotros no lo hemos hecho nunca, tiene que ser una experiencia única.

 

Las cabañas están completamente cubiertas con hojas de banano entrelazadas con mucha maña. Están hechas con una sólida estructura de mástiles de madera, separados por tabiques de bambú trenzado.

 

Todas tienen una característica protuberancia en la parte delantera que recuerda la trompa de un paquidermo, y dos respiraderos en lo alto que parecen los ojos de un elefante. No son más que las salidas de humos, ya que el fuego siempre se realiza en el interior.

 

Al fondo está la gran sala principal con la lumbre en el centro y algunos asientos alrededor. Es el hogar propiamente dicho. A la derecha, una estancia separada por un faldón de bambú trenzado hace las veces de cuadra para las cabras y alguna vaca, mientras la estancia del otro lado es la habitación del matrimonio. Los niños duermen en la cocina o en el vestíbulo.

 

La enorme cubierta que desciende hasta el suelo está hecha de enset, grandes hojas de falso banano que protegen perfectamente del sol y de la lluvia. A pesar de su frágil apariencia, estas cabañas pueden durar dos generaciones, unos sesenta años, y debido a su ligereza y sólida estructura, pueden ser trasladadas fácilmente a nuevos emplazamientos.

 

Es de ahí que muchas veces se conoce a los Dorze como aquellos que viajan con la casa a cuestas, en el sentido literal de la frase.

 

Si te ha gustado nuestro artículo no te olvides de compartirlo en tus redes sociales y de dejarnos un comentario.

 

 

, , , , ,

Filosofía de viaje,Gentes,Historia africana,The African World

Tribus de Terra Incognita: Dasanech

13 Nov , 2019  

Grupo étnico que habita entre Etiopia, Sudan y Kenia, aunque la primera es su principal zona, en concreto los alrededores del lago Turkana.

 

Lo forman unas 50.000 personas

 

Tradicionalmente se dedican al pastoreo aunque poco a poco están introduciendo el  agricultura en su forma de vida lo que indica que se están sedentarizando y desplazando desde Kenia donde han perdido sus tierras así como en el  triangulo ilemi (un territorio en disputa situado entre las fronteras de Etiopía, Sudán del Sur y Kenia, teniendo este último el control de la zona)

 

Su origen remoto y comparten raíces con Los Pokot (de los que se separaros en el siglo XIX).

 

Viven en unas chozas cubiertas de chapa ondulada (que les proporciona el gobierno de Etiopia) y que compactan con fuertes sogas hechas de fibra de sorgo.

 

Los Dasanech, a diferencia de sus vecinos del Valle del Omo, son amables y bondadosos, y forman una sociedad muy igualitaria cuyo esquema social se basa en el  linaje familiar.

 

Eso si, es una de las etnias que de forma más vehemente defienden la ablación. Esta se practica de forma regular (llaman animales a las que aun no se les ha circuncidado y se les está permitido casarse).

 

, , , , , , , ,

Filosofía de viaje,Gentes,Historia africana,The African World

TRIBUS DE TIERRA INCÓGNITA. LOS MURSI

1 Jul , 2019  

Esta es probablemente la tribu más “famosa” de África e incluso del mundo gracias a la impactante visión que proporcionan sus mujeres luciendo un gran plato de arcilla en el labio (diferentes proporciones según edad). También en las orejas. E increíbles son los peinados con ornamentos como aros metálicos y telas diversas. Los hombres lucen unos espectaculares dibujos pintados con tiza blanca por todo su cuerpo.

 

Los Mursi al igual que los Surma mantienen entre otras tradiciones ancestrales la Dunga, batalla-festiva entre jóvenes provistos de unas largas cañas, en las que los guerreros que consiguen la victoria obtienen el derecho a escoger esposa y el respeto de los contrincantes.

 

Los Mursi se localizan en Etiopia, junto a las estepas de Jinka y las montañas del parque Mago en la región del Omo Central. Se calcula que son unos 10.000 integrantes repartidos entre más de 2.000 km cuadrados.

 

Son animistas (creen que todos los objetos están vivos). Los Jalaba (consejo de hombres de más edad del poblado) son los que toman las decisiones.

 

Muchos son sin embargo los que pronto se decepcionan ante el circo de cobro por foto, tasas de entrada, obligaciones de guías, rangers, etc.

 

 

 

, , , ,

Ciudad y países,Filosofía de viaje,Gentes,Historia africana,The African World

TRIBUS DE TERRA INCÓGNITA. LOS KARO

18 Mar , 2019  

La menguante tribu de los Karo (según fuentes del gobierno etíope no la integran más de 2000 individuos) se encuentra en un territorio al sureste del río Omo.

 

En tiempos fueron pastores nómadas, actividad con la que se enemistaron con sus vecinos los mursi (con quienes, en la actualidad, siguen enfrentándose cada dos por tres) aunque fue finalmente la gran cantidad de mosca tse-tse en la región la que acabó con sus rebaños. Para subsistir se vieron obligados a dedicarse a la agricultura del sorgo y el maíz en combinación con  la recolección de la miel, la pesca y la cría de cabras.

En la actualidad han estrechado lazos con los Hammer y los Dassanech con los que tienen cada vez más parecido ya que han adoptado de unos y otros sus propios rasgos. No es difícil confundir a los karo con cualquier otra tribu del valle. Las mujeres se untan el pelo de la manteca con arcilla de las hammer y visten las faldas de piel de estas. Los hombres, mucho más exagerados que las mujeres en la abundancia de marcas corporales, se adornan con collares y brazaletes metálicos y llevan imperdibles en el labio inferior como los Dassanech.

 

A ambos les ceden sus tierras para el pastoreo a cambio de cabezas de ganado. También han adoptado costumbres y rituales como el bulljumping (el salto de la vaca, ceremonia de iniciación en la que además los hombres toman mujeres para su matrimonio -la distinción de este depende del número de esposas y estas dependen del poderío económico y social del marido-).

 

Dan una gran importancia a la ornamentación corporal por lo que son maestros de la escarificación y la pintura corporal. Para lo primero se cortan la piel y exponen las cicatrices según lo que hayan de representar: la muerte de un rival por ejemplo o de un animal. También los penachos de plumas que adornan la cabeza tienen parecidos significados. Para lo segundo usan un pigmento (usado por la práctica totalidad de las tribus del Valle) elaborado a partir de tiza, minerales y carbón.

 

Se trata de una escarificación y una pintura corporal muy elaborada con la que marcan sus rasgos sociales y la propia identidad tribal.

 

Mantienen aún erráticos atavismos en cuanto al abandono de los recién nacidos fuera del matrimonio o con malformaciones (atavismos que las autoridades etíopes tratan de combatir con mayor o menor éxito).

 

, , , , , , , , , , , , , , ,

Ciudad y países,Decoración y arquitectura,Filosofía de viaje,Gentes

RIMBAUD EN HARAR

3 Feb , 2016  

Tras abandonar la literatura y su relación con Paul Verlaine, el genial autor de “una temporada en el infierno” se radicó En 1880 en Adén (Yemen), como empleado de la Agencia Bardey. En 1884 dejó ese trabajo y se estableció mercader de armas en Harar, en la actual Etiopía, como traficante de armas (hasta que en 1891 regresó a Francia para ser tratado de un carcinoma)

 

Es una ciudad etíope considerada «la cuarta ciudad santa del Islam» con 82 mezquitas, tres de las cuales datan del siglo X; y 102 Santuarios. Durante siglos, Harar fue un importante centro comercial del Cuerno de África, la península arábiga, En el siglo XVII fue el centro de un emirato independiente. Harar, es patrimonio de la humanidad desde 2006.

 

a-x-testo-25

jamiamosque.harar

rimbaud-house

, , , , ,