Ciudad y países,Decoración y arquitectura

ENTRE ROCAS MILENARIAS: ZIMBABUE AMALINDA LODGE

27 Nov , 2020  

Cierto es que los atractivos de la zona son muy variados y tentadores, pero una buena opción al sureste de Zimbawe es alojarse en uno de la media docena de  lodges que hay en ‘los matopos’.

 

Matopos es el nombre local del Parque Nacional de Matobo y por extensión de la zona adyacente que aun mantiene la espectacularidad del paisaje rocoso.

 

Uno de los clásicos del área es Amalinda. Un hermoso lodge construido aprovechando las formaciones rocosas del enclave. Las habitaciones, las zonas comunes, incluso la piscina también aprovechan para ello las rocas con una escasa intervención arquitectónica. Ello proporciona además una atmosfera inquietante que se acentúa por el vivo paisaje del sur de África.

 

Merecería un análisis más profundo la condición de “lujosos” de estos campamentos en las sabanas africanas, que dirían más de la mentalidad de los turistas del siglo XXI que de los propios alojamientos. (Análisis que dejo pendiente).

 

La decoración mezcla el encanto rustico de los campamentos de principios del  siglo XX (lonas recias de color caqui, pequeño mobiliario plegable, etc.) con elementos victorianos (camas con dosel, juegos de te y cuberterías en plata, etc.) y una buena selección de toques africanos por doquier: taburetes, cuernos, estatuillas, estampados animales, cestería tradicional, etc.

 

Sobra decir que el lodge tiene de todo desde bodega a cava de puros, biblioteca con los clásicos africanos, spa y por supuesto una cocina fantástica.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

, , , ,

Ciudad y países,Decoración y arquitectura,Gastronomía

DAR MOHA MARRAKECH

20 Nov , 2020  

El año pasado, después de muchos intentos frustrados por la rapidez del viaje y las abundantes y tentadoras propuestas de Marrakech, logramos una reserva en Dar Moha, uno de los más afamados restaurantes de Marruecos.

 

Mohamed Fedal, chef y propietario, es una eminencia en ese pais. Un revolucionador de la cocina tradicional marroquí a la que ha pretendido modernizar y abrir sus horizontes. Quizás la comparación con Ferran Adria sea exagerada aunque la referencia es muy descriptiva. (El verdadero equivalente a El Bulli sin embargo está en Fez y se llama Nur 7 -Incluso Najat Kaanache, chef y propietaria, formó parte del equipo de Ferran Adria y ha dejado en su cocina buena cuenta de lo que, en materia de fusión gastronómica y de autor aprendió en Rosas.)

 

Volviendo a Dar Moha, el restaurante se encuentra en un lugar preeminente a la entrada de la medina (Dar El Bacha). En un hermoso riad en el que la piscina y el jardín que la rodea ejercen como epicentro del mismo. El riad lo levantó el secretario del Pacha Glaoui y años después lo compró Pierre Balmain, el diseñador de moda, quien lo habitó durante años antes de reconvertirse en restaurante.

 

La jefa de sala, esposa de Fedal, gestiona el servicio de mesas magistralmente, consiguiendo que la experiencia sea merecedora de la visita y de la popularidad del restaurante. También los buenos músicos gnaoua que añaden al ambiente una personalidad que te lleva aun más a las profundidades de la cultura alaoui.

 

Dicho esto, si nos atenemos a los criterios europeos de restauración a los que aspira el chef, Dar Moha no deja de ser un restaurante interesante, agradable, grato, cautivador… etc. Claro que, según los cánones marroquíes, con escaso acervo en cocina moderna (algo que a muchos alegra), incluso alejada de esta y basada en la tradición, en ese caso, Dar Moha es un restaurante valiente e innovador.

 

Quizás lo mejor del menú degustación sean los entrantes, un despliegue de la huerta marroquí bien trabajada y excelentemente presentada. Los platos principales: tajines, pastelas, etcétera, por mucho que traten de introducir en ellos algún elemento disruptivo, no dejan de ser los platos omnipresentes que son a lo largo y ancho de la geografía de Marruecos.

 

La carta de vinos es buena aunque, como en todos los países islámicos, de precios desorbitados. Los vinos grises son siempre la mejor opción en Marruecos.

 

Un detalle que me encantó fue el suelo cubierto en su totalidad por alfombras chichaoua de un rojo intensos. Esas alfombras, bajo la denominación de ‘alfombras del medio atlas’, siempre han estado en el catalogo de The African Touch desde sus comienzos. (Para mí son las mejores del mundo: no hay nudo semejante, si color mas autentico, y además son salvajemente tribales y elegantes).

 

De modo que recomiendo Dar Moha como experiencia cautivadora por lo que significa para el  lifestyle marroquí aunque advertidos de que en materia de cocina no lo juzguemos con los exigentes estándares europeos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

, , , ,

Arte,Ciudad y países,Historia africana,The African World

DERVICHES SUFÍES

13 Nov , 2020  

El sufismo es un una corriente teológica que aspira a la conexión directa con dios, sin intermediarios.

 

Existen numerosas órdenes místicas dentro del islam, una de las más conocidas es la orden Mevlevi. Esta se creó en 1273 tras la muerte de Rumi y basada en las enseñanzas de este y fundamentalmente en el  amor y la tolerancia.

 

La sema, la ceremonia sufí en que los derviches giran, es hoy dia una de las mejores herencias culturales del islam

 

El sema es un ritual de maduración espiritual, de conexión directa con dios

 

En primer lugar cada personaje toma posesión de su lugar. Los músicos, los derviches y el derviche principal (el sheik). Tras esto se interpretan unas piezas musicalizadas en las que alternativamente cada instrumento tiene su protagonismo: la flauta, el kudum, el  doble tambor, etc.

 

Los derviches dan tres vueltas sobre el espacio. En primera instancia tres que representan la nada previa a la creación del universo, la creación de la flora y la fauna. Tras esto los derviches se quitan sus chaquetas y comienzan a girar. Abren sus brazos de forma que la mano derecha mira hacia arriba y la izquierda hacia abajo (hacia el  cielo y hacia la tierra). Es el nacimiento de la humanidad.

 

Los derviches giran sobre si mismos y sobre la pista, imitando el  movimiento cósmico de los planetas. En el universo todo gira.

 

Durante mucho tiempo fue perseguida por el islam aunque en la actualidad ya está aceptada y ha adquirido cierta distinción. En 2005 fue declarada por UNESCO patrimonio de la humanidad.

 

 

 

 

, , , , , ,

Ciudad y países,Decoración y arquitectura,Filosofía de viaje,Historia africana,The African World

ONLY FOR MEN: BULAWAYO CLUB

6 Nov , 2020  

Conocía el club pero no imaginaba que sería uno de los momento más memorables de mis viajes por el continente.

 

Y es que la verdadera memoria de África no estaba al pie de las colinas de Ngong en Kenia, sino más al sur, en la segunda ciudad de Zimbabue: Bulawayo.

 

Los ndebele fundaron esta ciudad a mediados del siglo XIX. Los ingleses, considerando que los acuerdos de explotación minera que Cecil Rhodes pactó con el rey Lobengula  les otorgaban derechos añadidos, expulsaron en 1893 a sus habitantes originales.

 

Desde entonces reprodujeron en la ciudad el imaginario colonial británico del que este club de caballeros es uno de sus gloriosos vestigios. Fue fundado en 1895. Un edificio bien proporcionado, de estilo ligeramente victoriano aunque adaptado a la situación geográfica (lo que le añadía patios, verandas, revestimientos de yeso blanco, etc.) y de amplios espacios interiores.

 

En origen era un club ‘only for men’ como tantos otros en la Inglaterra de la época. Centros de reunión donde los socios compartían intereses y experiencias comunes, sobre todo en esta zona del mundo, tan alejadas de la metrópoli.

 

Sus integrantes eran funcionarios, militares y representantes de la sociedad civil destacados en la colonia.

 

Disponía el club, eso si, de una sala en la que los socios podían reunirse con personas ajenas a él, y pienso que en general serian bastante relajados con las prohibiciones de acceso si tenemos en cuenta el vaivén de desplazados a la zona en cortas temporadas que llevarían noticias y novedades culturales desde Europa a tan remoto territorio.

 

De hecho, y a juzgar por la diversidad de salas del club, los intereses de sus miembros no se limitaban a la política. También giraban en torno a los deportes, la cocina, los safaris, etc.

 

Eso si, lo que es relajado en normas suele ser ufano en lo cultural. Así, aun quedan numerosos ejemplos en sus paredes indicando el estricto ‘dress code’ que debían atender miembros y visitantes, además de las numerosas muestras de respeto a su monarquía.

 

Entrar en el Club Bulawayo es retroceder en el tiempo. Suelos de madera crujientes, amplios salones dedicados a los torneos de polo, a los trofeos obtenidos en los safaris, a las banderas y simbología de las distintas armas y regimientos… cada uno con su mobiliario a medida: vitrinas, alacenas, sillas y sillones en terciopelo en el más puro estilo inglés.

 

Un mundo ido que a veces se resiste a irse del todo en algunos lugares y nos hace comprender que a pesar de los pesares, el mundo evoluciona y hemos de dejar ir cosas que nos resultan dulces.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

, , , , , ,

Ciudad y países,Libros y música

LIBRERÍA DES COLONNES TANGER

1 Nov , 2020  

Solo imaginarme pasando por el Boulevard Pasteur frente a su hermoso escaparate, ya me emociona. (Aunque es difícil que no entre a ojear sus últimas novedades).

 

Tánger siempre ha sido la resistencia artística del Magreb. Un aspecto este con múltiples vértices que va más allá de géneros, estilos y disciplinas. Se trata de una resistencia cultural en su sentido más amplio.

 

En estas condiciones no es difícil comprender como Tánger se convirtió a mediados del siglo XX en un polo de atracción de intelectuales americanos y europeos, también en resistencia con sus propios ambientes intelectuales.

 

La Librería des Colonnes fue fundada en 1949 por el  matrimonio belga Gerofi. Yvonne se encargaba de la gestión. Robert era profesor de bellas artes en la escuela secundaria francesa y responsable de la colección del museo de la Kasbah, y entre sus amigos estaban André Gide, Jean Genet o Marguerite Yourcenar.

 

Gracias a la reputación otorgada por esas importantes relaciones y a las exposiciones de artistas marroquíes y la oferta de libros en francés, inglés, español y árabe pronto se convirtió en lugar de encuentro de los intelectuales residentes en la ciudad.

 

Para los beatniks fue un auténtico refugio literario, tanto que incluso Paul Bowles recibía ahí su correspondencia. Los intelectuales antifranquistas publicaban y divulgaban sus obras desde la librería. Los proscritos marroquíes, como Mohamed Choukri, se dejaban influir por las vanguardias europeas…

 

Aunque el brillo de aquella edad de oro esta algo más apagado, nunca dejo de ser un epicentro cultural al que llegaron Amin Maalouf, Mrabet y otros grandes intelectuales árabes.

 

En 2010 la librería fue adquirida por Pierre Bergé, viudo de Yves Saint Laurent y encomendó la dirección de la misma a Simon Peter, escritor de origen francés, quien otorga a las ediciones de nuevos autores marroquíes un papel principal.

 

El aroma que desprenden las estanterías de madera de cedro y las ceras de tonos rojizos convierten a Librairie Des Colnnes  en uno de los lugares más simbólicos de Tánger y un pequeño paraíso de literatura que valora celosamente su historia.

 

 

 

 

 

, , , ,

Historia africana

EL NEGRO DE BANYOLES

23 Oct , 2020  

Esta es una historia cercana y reciente. Y muy curiosa.

 

En 1825, los hermanos Verreaux, franceses, reunieron una colección de animales salvajes de África del Sur, aunque en uno de los últimos viajes consiguieron el cadáver de un africano, un varón de la etnia san (tradicionalmente llamado «bosquimano») que trasladaron al museo publico que tenían en París, donde lo exhibieron en una vitrina con escudo y lanza en mano.

 

A la muerte de los hermanos, el  museo quedó en el olvido y parte de la colección de vendió.

 

El cadáver fue adquirido por un veterinario catalán, quien montó en 1916 su propio museo en Banyoles (Girona) donde quedó exhibido hasta 1991.

 

Sobrevino el escándalo cuando, en víspera de los Juegos Olímpicos de Barcelona, en 1992, Alphonse Arcelín, un médico de origen haitiano lo reconoció como un ser humano. Horrorizado por el hecho de que a esas alturas de siglo un ser humano se exhibiese al público en una vitrina, se puso en contacto con varios gobiernos africanos que se opusieron a participar en los juegos si esta no era retirada.

 

El asunto fue discutido en varias sesiones tanto en las Naciones Unidas como en la Organización para la Unidad Africana.2​ Después, en marzo del mismo año el cadáver fue retirado del Museo Darder.7

 

Para evitar que nada aguase la euforia de la España de 1992, la pieza se reclasificó como “resto humano” y se retiro del museo.

 

La retirada molestó a los habitantes de Bañolas, ya que era considerado como «un miembro de la familia». Los vecinos de Bañolas mediante la asociación Amics dels Museus presentaron 7300 firmas al ayuntamiento en contra de la posibilidad de repatriación del cadáver, argumentando que aunque no debiera ser exhibido, debería permanecer «a disposición de los investigadores».

 

Siguió expuesto hasta el año 2000, y tras meses de polémicas y después de quitarle el taparrabos, la lanza, la piel y careta que vistió en Bañolas, el cuerpo fue enviado al Museo Nacional de Antropología de Madrid, donde se le extrajeron todos los elementos que se le habían añadido, como el relleno (que había reemplazado los órganos internos), los ojos, el cabello y los genitales. También se decidió extraerle toda la piel. El cráneo y el resto de huesos fueron enviados en un ataúd a Botsuana en 2007.​ El 4 de octubre de 2007 fue enterrado en el parque nacional de Tsolofelo con honores reservados hasta ahora para héroes nacionales

 

 

 

 

 

 

 

 

, , , ,

Arte,Historia africana

EL ARTE SHONA. MÁS QUE ESCULTURA

16 Oct , 2020  

Zimbabwe posee dos grandes culturas diferentes que tienen distintas maneras de hacer arte, los Ndeble y los Shona. Pero el grupo étnico más grande e influyente del país, son estos últimos y de su arte es de lo que venimos a hablarte hoy.

 

El Arte Shona tiene su origen en las manifestaciones culturales de este pueblo de Zimbabue en los años 60.

 

En 1957 el historiador de arte Frank McEwen asumió la dirección de la Galería Nacional en Salesbury, Rhodesia del Sur o lo que hoy conocemos como Harare, Zimbabwe. Antes, había dirigido provisionalmente el Museo Rodin en París.

 

McEwen, se especializó en arte africano y su influencia sobre Picasso, Matisse o Henry Moore debido a que los había conocido personalmente. Abrumado por el potencial artístico existente en Zimbabwe, fundó escuelas taller. Eran poco convencionales y donde el artista africano podía desarrollar libremente su talento creativo.

 

No podemos decir que él fue el creador de la “Escultura Shona” pero en gran parte alentó a los artistas africanos a crear mirando hacia el interior de su cultura y a expresar su arte, basándose al principio en su propia mitología.

 

Tom Blomefield era un pequeño granjero de tabaco, que al ver que su granja no prosperaba, fundó en 1966 la colonia artística “Tengenenge”. Se convirtió en su director, y ha seguido siéndolo hasta 2007. Actualmente, sigue existiendo esta pequeña colonia. De ella han surgido varios artistas reconocidos a nivel mundial.

 

El pueblo de Tengenenge es una galería al aire libre de la escultura Shona, y allí se exponen más de 11.000 obras de más de 80 escultores.

 

La existencia de una gran cantidad y variedad de material crudo ha sido un factor de gran importancia para el desarrollo de los escultores de Zimbabwe.

El “Great Dyke” provee a los artistas de su material predilecto para trabajar en sus esculturas: la piedra Serpentina.

 

Este tipo de piedra tiene 2,6 mil millones años y se encuentra en grandes cantidades en Zimbabwe. La Serpentina está caracterizada por su dureza y por sus escasas grietas. El color de la Serpentina depende de la combinación de minerales y su apariencia varía según el lugar en que se encuentre.

 

En las canteras de Tengenenge se encuentra el Springstone, una Serpentina de color negro intenso y de extrema resistencia y dureza. El Opal es una variedad de la Serpentina de color verde claro. Viene de la zona de Chiweshe y gusta mucho por su dureza y su dibujo. Muchas veces contiene partes naranjas, rojas o azules bajo la superficie.

 

Otra de las piedras utilizadas frecuentemente para crear estas maravillosas esculturas es la semipreciosa Verdite. Se caracteriza igualmente por una gran dureza y por su intenso verde. Ello es resultado de su contenido en cromo, aunque puede encontrarse también en colores más oscuros como el marrón.

 

Las figuras se hacen a base de martillo y distintos tamaños de cincel, dándole la forma que ellos desean. Aunque para los detalles siempre suelen trabajar con limas de distintos grosores.

 

El acabado de cada escultura se hace con papel de lija y con una paciencia infinita para dar esa forma tan espectacular a todas las esculturas Shona. Al final se esmerila todo con un poco de agua y la lija más fina.

 

Por último para conseguir un brillo y un color intenso lo bañan con una cera incolora después de haber calentado la piedra para que la cera penetre mejor. Una vez que han terminado, el artista pule su obra hasta que consigue el acaba que buscaba.

 

La escultura o el arte Shona tiene algunos renombres mundiales. Han expuesto en países de toda Europa, y en España fueron muy impactantes las demostraciones de la Expo de Sevilla del 92.

 

 

 

 

, , , ,

Arte,Ciudad y países

MÁSCARAS: METAMORFOSIS DE LA IDENTIDAD MODERNA

7 Oct , 2020  

Exposición en el Museo Carmen Thyssen-Bornemisza Málaga Del 28 de julio de 2020 al 10 de enero de 2021
Artistas: Goya, Ensor, Gutiérrez Solana, Picasso, Derain, Gargallo, Julio González, Modigliani, Togores, Oteiza, Goncharova, De Chirico, Ernst, Barradas, Lekuona, Maruja Mallo…

 

 

Esta exposición, conformada por más de un centenar de piezas y comisariada por Luis Puelles, profesor titular de Estética y Teoría de las Artes de la Universidad de Málaga y Lourdes Moreno, Directora Artística del Museo, plantea una reflexión sobre la máscara como elemento transformador de la representación de la figura humana en el arte moderno. Partiendo de un uso festivo tradicional vinculado al carnaval y al disfraz, que también se mantendrá en la vanguardia en los personajes de la Commedia dell’arte, la máscara comienza primero a asociarse a lo grotesco y a la muerte, en el fin de siglo XIX y con el antecedente de Goya, e irrumpe como referencia para el trabajo del rostro en la vanguardia, a partir de la influencia de máscaras etnográficas de culturas no europeas en los inicios del siglo XX. Rasgos simplificados, planos, ojos de cuencas vacías despersonalizan el rostro humano en movimientos como el cubismo, dadaísmo, expresionismo y surrealismo. Estas experiencias resultarán decisivas para el arte moderno, haciendo que la máscara deje de mostrarse como objeto y termine por asimilarse al propio rostro, cuestionando la identidad, la individualidad y la subjetividad.

 

 

Como en la secuencia de una metamorfosis, la muestra indaga en el uso de la máscara por el arte como algo absoluto, más allá de sus connotaciones tradicionales y consabidas asociadas al ritual, a lo mágico, al teatro y al disfraz, evidenciando su mutación de objeto en imagen artística. En una evolución de la máscara como objeto físico, como elemento tangible que se superpone a un rostro al que oculta o reemplaza, para abandonar progresivamente esa presencia detrás de ella, lo que acabará llevando a la pérdida de su materialidad, de independencia del rostro, y, en definitiva, a su

 

MÁSCARAS SOBRENATURALES

 

Durante las primeras vanguardias se advierte el creciente interés de los artistas por las máscaras rituales no occidentales como fuente de inspiración para quebrantar los códigos de representación figurativos y dotar a las obras de nuevos significados y variadas interpretaciones. La asimilación de principios estéticos asociados a lo «primitivo» –simplicidad, tosquedad, espiritualidad, hieratismo– supone en el arte moderno el abandono de las convenciones académicas de belleza y armonía, actuando la máscara a partir de entonces como una moderna síntesis del rostro humano.

 

Disparates de carnaval. A lo largo de la historia, los artistas han recurrido al empleo de máscaras y disfraces como estrategia para construir nuevas identidades. La fiesta del carnaval representa un ejemplo paradigmático de liberación colectiva de lo irracional a través de la máscara. Una forma de subvertir las normas y dar rienda suelta a los instintos más básicos. Estrategias afines las hallamos también en el ámbito del teatro, donde los personajes se enmascaran y protegen por una frontera física entre la realidad y la apariencia, en un universo que aúna lo grotesco, lo cómico y lo caricaturesco.

 

ROSTROS TRANSFIGURADOS

 

Como último eslabón en la genealogía enmascarada de la compleja identidad moderna encontramos los retratos en los que los rostros funcionan como máscaras «inhumanas», sin profundidad comunicativa. El triunfo de la

subjetividad, la ausencia de dogmas y el escaso interés por la búsqueda del parecido, propician un repertorio de identidades ambiguas, fragmentadas, desfiguradas, alienadas o encubiertas bajo el maquillaje. Son estos retratos «sin rostro» el paradigma adecuado para manifestar la contradictoria sociedad contemporánea.

 

CATÁLOGO BILINGUE

 

El catálogo, ilustrado con 147 láminas a color , cuenta con textos de los comisarios de la exposición Luis Puelles Romero, Profesor Titular de Estética y Teoría de las Artes de la UMA, de Lourdes Moreno, directora del Museo Carmen Thyssen Málaga, y con colaboraciones del equipo curatorial del Museo.

 

Imagen:
Walt Kuhn, Chico con chistera, 1948
Óleo sobre lienzo, 58,4 x 53,3 cm
Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en depósito en el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza

 

En los siguientes enlaces puedes ver dos videos de la exposición:

 

https://www.carmenthyssenmalaga.org/multimedia/video/161

https://www.carmenthyssenmalaga.org/exposiciones/2020/Mascaras/vv/visita_virtual.html

 

Pablo Picasso, Estudio ,para ‘trois femmes’ 1908

 

 

Julio Gonzalez. Máscara austera. 1940

 

, , , , , ,

Arte,Ciudad y países,Decoración y arquitectura

29 Sep , 2020  

Esta entrada, prioritaria en nuestro plan editorial dadas las fechas de celebración, se la dedicamos a un evento al que Decoexplorer asiste desde su inicio, hace ahora un par de años, convertido en un importante evento sectorial en el Sur de Europa: Marbella Design.

 

Desde luego en la situación pandémica en la que nos encontramos es más que elogioso el esfuerzo por avanzar en el  fortalecimiento de un sector de gran interés.

 

DOS FERIAS EN UNA

Se trata de la tercera edición de Marbella Design 2020 y también la sexta edición de Art marbella que se celebran conjuntamente en el Palacio de Congresos, Ferias y Exposiciones de Marbella inaugurándose el 24 de septiembre y finalizando el 3 de octubre (Art Marbella) y el 5 de octubre (Marbella Design).

 

Tanto Marbella Design como la Feria Internacional de Arte Moderno, aplazadas por el  coronavirus, están organizadas en ambos casos Alejandro Zaia.

 

En este evento participan una veintena de interioristas de reconocido prestigio con una presencia importante del sector contract y el interiorismo de yates, como no puede ser de otra forma en Marbella. El director creativo de Marbella Design es Alfonso Castellón, especializado en hotelería.

 

Algunos otros nombres son los de Erico Navazo, Sara Folch, Nayra iglesias y Soledad Ordóñez.

Soledad Ordóñez es una de las diseñadora que más tiene él recorrido en el mundo del diseño de interiores y estará presente en el evento en el Estudio Bon Temps Les Spaces a través del que crea proyectos poderosos y elegantes. Para superar las necesidades de cada cliente juega con cualquier estilo de diseño y presenta ideas e inspiraciones.

A nadie se le escapa que Marbella Design 2020 se desarrolla en un contexto social y cultural especialmente complejo y delicado. En el  acto de apertura se dedicaron unas palabras de homenaje a las víctimas del coronavirus.

 

MARBELLA DE LOS AÑOS 60′

 

Esta edición está dedicada a la Marbella de los años 60 con lo que se ofrece un poco de optimismo en unas circunstancias tan difíciles como las que atravesamos y un mensaje de que seguro que los buenos tiempos y la normalidad volverán.

 

Entre las actividades previstas habrá una mesa de redonda “el diseño de interiores la utopía cotidiana” que estará moderada por Ianko Lopez

Tras este verano en el que todos han comprobado, si es que alguno no lo tenía claro aún, que el sector de la hostelería es esencial en una cultura como la nuestra (que va más allá de lo económico) y está atravesando un bache horroroso, motivo por el cual esta edición pone este sector en su punto de mira.

Otro protagonista de este año será la artesanía y la producción local ya que el evento quiere resaltar el trabajo de marcas, firmas y profesionales de toda la región.

En su corto espacio de tiempo solamente tres ediciones Marbella Design se ha convertido en un evento importante para el sector del interiorismo.

 

Puedes adquirirla en el siguiente enlace. También puedes ponerte en contacto a través de la dirección de correo electrónico: info@marbellafair.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

, , , ,

Arte,Ciudad y países,Decoración y arquitectura,Moda y estilo

FUNDACIÓN LOUIS VUITTON PARÍS

22 Sep , 2020  

Si te interesa parís, la arquitectura y las artes plásticas, las líneas que siguen no te aportarán mucho más de lo que ya sabes, pero seguro que también podrás recrear todo ello reducidos como estamos desde hace meses a una vida liviana y vigilante. Yo mismo he recreado un viaje del que daba cuenta en este mismo magazine hace algo más de un año.

 

Dicen los parisinos que no se sabe si Bertrand Arnauld ha hecho un regalo a la ciudad de París o ha sido justo al revés.

 

La fundación Louis Vuitton, abrió al público el 27 de octubre del 2014 después de una compleja obra de varios años. En ella se alberga la colección permanente del propio Arnault, complementadas con exposiciones temporales.

 

Cabría destacar la selección de arte contemporáneo africano que fue la exposición estrella de 2017 en parís y coincidía con otra similar en la fundación Cartier.

 

El edificio se encuentra en el Bois de Boulogne, en la línea que va desde el Arc de la Defense hasta la Place de la Concorde, dejando entre media el Arc de Trionphe, Champs Elisee, el Grand Palais, etc. En definitiva, y como seguro sabían los promotores de la idea, una seña de identidad para el futuro de una ciudad inmortal.

 

El espacio, de 3850 metros cuadrados, fue diseñado por el audaz Frank Gehry, ganador del Pritzker en 1989, (autor también del museo Guggenheim de Bilbao).

 

El arquitecto revoluciona el uso del vidrio creando formas nunca vistas hasta ahora, y ofrece un edificio luminoso, ligero, único e innovador cubierto por una docena de grandes cristaleras retorcidas que otorgan volumen y profundidad espacial al edificio.

 

En mi opinión es una magistral deconstrucción de la propia torre Eiffel, el icono sempiterno de la ciudad, embutido en un kiosco decimonónico típicamente parisino.

 

Torre que se ve desde las terrazas del edificio, quizás la parte más atractiva del lugar ya que uno puede recorrer (incluso en escaleras mecánicas) las sinuosas líneas del edificio y disfrutar de increíbles vistas panorámicas desde las diferentes terrazas del edificio.

 

Hay quien dice que estos edificios de Gehry son pretenciosos y vanidosos (y pueden que sean opiniones acreditadas) (me he divertido leyendo una selección de criticas pésimas en Tripadvisor -solo un 2%) aunque me rindo a la evidencia de un magistral viaje arquitectónico y felicito a los ingenieros y arquitectos que han calculado la estructura.

 

Las obras de arte de las salas interiores rivalizaran siempre con el edificio como obra de arte a mayores. De hecho, una de las salas más visitadas del complejo es ‘le studio’ donde se proyecta la evolución del edificio desde su concepción hasta la finalización subrayando la fuerza expresiva del edificio y su complejidad tecnológica.

 

Cuenta con tienda, auditórium, y el estrellado Restaurante le Frank, cuyo chef, Jean-Louis Nomicos ha diseñado una oferta gastronómica acorde al lugar, ondulando y cambiando sofisticadamente cada hora del día.

 

Aunque prometí en el post original que volvería a la exposición de Basquiat y Egon Schiele, no lo he podido hacer. ¿Podré ir a la de Cindy Sherman?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

, , , , , ,