Arte,Gentes

SIDI LARBI CHERKAOUI

3 Jul , 2020  

He de reconocer que esta entrada no se debe a ninguna aportación de cosecha propia, sino más bien, una investigación a medida.

 

Hace unos días, charlando con un amigo sobre danza contemporánea, mencionó el nombre de una figura icónica, Sidi Larbi Cherkaoui, de Marruecos para más señas. La mención se refería a una declamación de poemas de Paul Bowles frente a un burro en el escenario que parecía atraer las simpatías del público mientras el animal comía o defecaba ajeno al espectáculo.

 

Aunque conocía a Wim Vandekeybus o Anne Theresa de Keersmaeker de cuyos espectáculos pude disfrutar cuando, a mediados de los años 80, en mi época de universidad, el Festival Internacional de Teatro de Granada ofrecía programas verdaderamente atractivos.

 

Pues bien, fui a internet a sumergirme en la vida y obra de este bailarín que traigo a este blog, humildemente, en forma de síntesis y recomendación.

 

Aunque nacido en Amberes, conserva la nacionalidad marroquí de su padre. Ese origen africano se puede observar y es característico en muchas de sus obras

 

Apuntaba ya un gran futuro en la danza ya que antes de los 18 recibió premios, participo en programas de tv, etc. A partir de ese momento se formó en la academia de Anne Theresa de Keersmaeker donde desarrolló verdaderamente su talento y conoció a fondo las técnicas de los grandes de la disciplina.

 

Solo soy aficionado a la danza contemporánea por lo que no sabría expresar con tecnicismos el  estilo de Cherkaoui, aunque tomando prestadas las definiciones de los que realmente saben de esto, dicen que interpreta de un modo ‘onírico y contorsionista’.

 

Desde luego, es impresionante verle en solitario sobre el escenario o acompañado solo por uno o dos bailarines.

 

Movimientos realizados por un cuerpo de goma en los que parece generarse una energía continua. Movimientos aristocraticamente delicados dentro de su brusquedad

 

Si se viese su obra en perspectiva, toda ella rezuma multiculturalidad incluyendo la exploración de la identidad étnica y religiosa.

 

Entre sus obras figuran Rien de rien (2000), montaje con el que el coreógrafo conquistó la escena internacional, Foi (2003), Zero Degrees (2005) creado e interpretado junto a Akram Khan, Origine (2008), Sutra (2008), obra realizada e interpretada junto a diecisiete monjes del templo chino Shaolín, en la que la danza contemporánea convive con las artes marciales, Dunas (2009), trabajo configurado con la bailaora y coreógrafa María Pagés, y TeZuKa (2011), homenaje al mundo del manga.

 

Al azar busqué en Spotify alguna lista de reproducción y descubrí con agrado que las bandas sonoras se hallan en una con su nombre y que estas, como había observado en sus obras, incluyen música árabe e  hipnóticas percusiones de darbuka.

 

Recomendado pues. En este enlace de Youtube podéis disfrutar de muchas de sus obras: https://www.youtube.com/results?search_query=sidi+larbi+cherkaoui

 

 

 

 

 

 

, , , , , , ,

Filosofía de viaje

TURISTA O VIAJERO

23 Jun , 2020  

Estos días de confinamiento he pensado mucho en el futuro de los viajes. Una de esas ideas es que durante un tiempo muchos viajeros volveremos a ser eso verdaderamente: viajeros.

 

Y es que la diferencia entre un viajero y un turista es importante, aunque tras muchos años de viaje, llegué a la conclusión de que tal dicotomía no se halla más que en la mente de uno mismo.

 

Desde hacía tiempo advertía que no era turista sino viajero pero ¿cómo distinguiría esto un mursi? ¿Y cómo explicárselo?

 

Me temo que por viajado que este uno, lo probable es que la mayoría de las gentes del mundo no alcancen –con razón- a distinguirte de un grupo de turistas al uso.

 

Habrá que convivir con ello, pero entretanto muchos podemos fantasear con la idea de llegar a lugares donde eres extranjero, por supuesto, pero no uno de esos extranjeros que integran grupos que pasean juntos, hablando y riendo en voz alta, buscando comidas y bebidas conocidas, y siguiendo a un guía que te dirá ante que edificios deberás hacerte un selfie y las tiendas en las que merece la pena perder un poco de tiempo.

 

 

El encarecimiento de los vuelos, las restricciones en los hoteles y restaurantes, el distanciamiento de guantes y mascarillas hará que en buena lógica muchos se resistan a viajar. Eso y el sempiterno miedo al otro. Por lo que preveo que a pesar de los estímulos al sector, iremos de menos a más en una recuperación que podría durar un par de años.

 

 

 

, , , , , ,

Arte,Ciudad y países,Filosofía de viaje

MATOPOS Y CUEVA DE NSWATUGI

16 Jun , 2020  

Hace al menos un año y medio que no he regresado a Zimbabue (¡con lo que me gusta!). La pandemia, además, trastocó un inmenso calendario de viajes que lo incluía.

 

He viajado a la zona en varias ocasiones, pero no fue hasta la última, en 2018, que me desplacé hasta a ciudad de Bulawayo y la tomé como base para descubrir la zona. En particular el Matobo Hills National Park a 60 kilómetros al sur de la ciudad.  Un escenario tremendamente teatral, decorado por grandes rocas desnudas y curvadas, esparcidas como las cuentas de un collar, que ha desarrollado la vida ininterrumpidamente desde hace 40.000 años hasta hoy.

 

Tras volver de allí, pese a la dificultad de encontrar literatura al respecto, profundice ligeramente en la historia la antropología que se escondía tras las cuevas de los Matopos.

 

Inexplicablemente, una de ellas, la cueva de Nswatugi, fue usada como granero en el  siglo xix por los pioneros de John Rhodes.

 

Entre solo en un par de ellas aunque en la zona hay numerosas cuevas. Nswatugi (que en lengua shoona significa ‘lugar del salto’) me impacto especialmente gracias a la morfología de la propia cueva y sus realistas pinturas rupestres.

 

Como el desfiladero de petra, la cueva era alta, de tonos cálidos, bien visibles los estratos y el paso de los siglos. La altura se producía por una lenta elevación de siglos. Una especie de flor que abre sus pétalos petrificados a lo largo de la eternidad.

 

No parecía que fuese a caer ni un solo grano de arena. La erosión de miles de años ha dejado aquellas superficies duras, lisas y pulidas

 

Y como en una panorámica en cinemascope aparecen jirafas esbeltas, en movimiento. Impalas pastando, kudus en desbandada. Y entre ellos, nuestros antepasados mostrando a las generaciones venideras una lección de evolución.

 

PD: espero que no pase mucho tiempo antes de regresar (aunque temo que los Matopos tendrán que esperar mejor ocasión ya que a mi lista de imprescindibles de Zimbabue aún faltan muchos ¡checks!)

 

 

 

 

 

 

, , , , , , , , ,

Decoración y arquitectura

ARQUITECTURA TRADICIONAL DEL NORTE DE ÁFRICA Y EL MAGREB ISLÁMICO

9 Jun , 2020  

El estilo norteafricano es uno de los más atractivos e integradores de la actualidad. La mayor parte de la decoración africana es específicamente morisca. Se trata de un modelo constructivo más estable, menos efímero que el estándar africano.

 

La propia naturaleza social del norte de África formada a partir de pequeñas tribus y comunidades sin régimen institucional alguno y en permanente estado de conflicto territorial hace del estilo morisco un estilo endogámico en el que todo se cierra hacia adentro y no se abre hacia afuera como en África central. Un estilo fortificado en el que predominan las construcciones amuralladas de muros gruesos.

 

Pero sobre todo está notablemente influida por la religión islámica y las costumbres y hábitos que esta ha ido destilando en las sociedades musulmanas a lo largo de su historia.

 

Es importante conocer los diversos tipos de construcciones característicos del norte de África que iremos recorriendo una a una a lo largo de las próximas entradas.

 

 

 

 

 

 

 

, , , , , , , ,

Arte,Ciudad y países

GALERIA COMPTOIR DES MINES

2 Jun , 2020  

Ahora que los espacios culturales vuelven a abrir sus puertas y la posibilidad de viajar es real, es un momento extraordinario para recordar una de las gemas culturales del Marruecos mas contemporáneo.

 

La galería de arte ‘Comptoir de Mines’ se sumó hace un par de años a la vibrante escena artística de Marrakech.

 

Se encuentra en uno de los grandes tesoros de la herencia Art Déco de la ciudad. Una villa de 1932 en Gueliz que ahora alberga la galería y que exhibe a algunos de los mejores artistas de Marruecos.

 

Fundada por el respetado galerista Hicham Daoudi, que tiene un enfoque especial en ayudar a los artistas emergentes a desarrollar, el espacio alberga exposiciones que se centran en temas de peso. Obras anteriores han analizado las «Cruces», una exploración de la migración y las «poesías africanas», una meditación sobre la melancolía artística.

 

Puedes descubrir su programación en la web de la galería.

 

 

 

 

 

 

, , , , , ,

Arte,Historia africana,Libros y música

SALIF KEITA, LA VOZ DE ORO AFRICANA

26 May , 2020  

Salif Keïta, La Voz de Oro africana, es descendiente directo del fundador del Imperio de Malí. Fue marginado por su familia al nacer y apartado de su sociedad por ser albino, signo de mala suerte en la cultura africana.

 

Su música combina ritmos tradicionales de África Occidental e influencias de Europa y América, a la vez que mantiene un estilo general islámico. A nivel instrumental también se ve reflejada esta combinación, con la inclusión e balafonos, yembes, koras, órganos, saxofones y sintetizadores.

 

Ha triunfado en Europa como uno de los grandes cantantes africanos, aunque su obra haya sido criticada por su tendencia al caos y la improvisación musical.

 

Nuestro album favorito es M’Bemba, del año 2007.

 

 

 

 

, , , ,

Arte,Gentes,Historia africana

KIFWEBE

19 May , 2020  

Máscara de la etnia BaSongye, cuya palabra para máscara, kifwebe, es comúnmente aplicada por los coleccionistas a este tipo de máscara. La máscara masculina encarna el poder de la brujería y realiza hazañas espectaculares para inducir el miedo en los espectadores.

 

 

 

, , , , , , ,

Ciudad y países,Decoración y arquitectura,Gentes

Bill Willis: rey del orientalismo.

12 May , 2020  

Bill Willis es uno de los grandes nombres del interiorismo moruno. Quizás su ‘inventor’ y desde luego el que revitalizó la artesanía marroquí y la convirtió desde entonces en elemento obligado en cualquier ambiente sofisticado.

 

Llego a la decoración de forma casual cuando alguien le propuso gestionar una galería de antigüedades en Roma, galería que alcanzo gran éxito gracias a su eclecticismo y le catapultó a la fama como una de las personalidades del mundo de la decoración.

 

En 1966 se trasladó a Marrakech para decorar el Palacio Zahia que adquirió Paul Getty consiguiendo un interiorismo espectacular que impactó a las celebrities que participaban en continuas fiestas que levaban el espíritu del ‘sexo, drogas y rock and roll’.

 

Willis ya nunca dejó Marruecos. Aquello le hizo famoso y todas las personalidades querían que Willis decorase sus casas y los empresarios sus restaurantes y hoteles.

 

Fue el pionero de un estilo nuevo que mezclaba las tradiciones artesanas de Marruecos (incluyendo la recuperación del revestimiento de tadelakt, azulejos y arcos de medio punto) con el glamour occidental de los años 50.

 

Su propia casa, Dar Noujoum, era un laboratorio de opulencias inspiradas en su amada Alhambra de Granada. La cocina de su casa estaba revestida de franjas verdes y naranjas de tadelakt. Ademas de eso, bordados, pufs de cueros, mesas de zelliges,

 

Una atmósfera mágica, bohemia y sin embargo muy masculina que le hace merecedor del título de rey del orientalismo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

, , , , , , , , , , , , , ,

Arte,Ciudad y países

EL ARTE SHONA. MÁS QUE ESCULTURA

5 May , 2020  

Zimbabwe posee dos grandes culturas diferentes que tienen distintas maneras de hacer arte, los Ndeble y los Shona. Pero el grupo étnico más grande e influyente del país, son estos últimos y de su arte es de lo que venimos a hablarte hoy.

 

El Arte Shona tiene su origen en las manifestaciones culturales de este pueblo de Zimbabue en los años 60.

 

En 1957 el historiador de arte Frank McEwen asumió la dirección de la Galería Nacional en Salesbury, Rhodesia del Sur o lo que hoy conocemos como Harare, Zimbabwe. Antes, había dirigido provisionalmente el Museo Rodin en París.

 

McEwen, se especializó en arte africano y su influencia sobre Picasso, Matisse o Henry Moore debido a que los había conocido personalmente. Abrumado por el potencial artístico existente en Zimbabwe, fundó escuelas taller. Eran poco convencionales y donde el artista africano podía desarrollar libremente su talento creativo.

 

No podemos decir que él fue el creador de la “Escultura Shona” pero en gran parte alentó a los artistas africanos a crear mirando hacia el interior de su cultura y a expresar su arte, basándose al principio en su propia mitología.

 

Tom Blomefield era un pequeño granjero de tabaco, que al ver que su granja no prosperaba, fundó en 1966 la colonia artística “Tengenenge”. Se convirtió en su director, y ha seguido siéndolo hasta 2007. Actualmente, sigue existiendo esta pequeña colonia. De ella han surgido varios artistas reconocidos a nivel mundial.

 

El pueblo de Tengenenge es una galería al aire libre de la escultura Shona, y allí se exponen más de 11.000 obras de más de 80 escultores.

 

La existencia de una gran cantidad y variedad de material crudo ha sido un factor de gran importancia para el desarrollo de los escultores de Zimbabwe.

El “Great Dyke” provee a los artistas de su material predilecto para trabajar en sus esculturas: la piedra Serpentina.

 

Este tipo de piedra tiene 2,6 mil millones años y se encuentra en grandes cantidades en Zimbabwe. La Serpentina está caracterizada por su dureza y por sus escasas grietas. El color de la Serpentina depende de la combinación de minerales y su apariencia varía según el lugar en que se encuentre.

 

En las canteras de Tengenenge se encuentra el Springstone, una Serpentina de color negro intenso y de extrema resistencia y dureza. El Opal es una variedad de la Serpentina de color verde claro. Viene de la zona de Chiweshe y gusta mucho por su dureza y su dibujo. Muchas veces contiene partes naranjas, rojas o azules bajo la superficie.

 

Otra de las piedras utilizadas frecuentemente para crear estas maravillosas esculturas es la semipreciosa Verdite. Se caracteriza igualmente por una gran dureza y por su intenso verde. Ello es resultado de su contenido en cromo, aunque puede encontrarse también en colores más oscuros como el marrón.

 

Las figuras se hacen a base de martillo y distintos tamaños de cincel, dándole la forma que ellos desean. Aunque para los detalles siempre suelen trabajar con limas de distintos grosores.

 

El acabado de cada escultura se hace con papel de lija y con una paciencia infinita para dar esa forma tan espectacular a todas las esculturas Shona. Al final se esmerila todo con un poco de agua y la lija más fina.

 

Por último para conseguir un brillo y un color intenso lo bañan con una cera incolora después de haber calentado la piedra para que la cera penetre mejor. Una vez que han terminado, el artista pule su obra hasta que consigue el acaba que buscaba.

 

La escultura o el arte Shona tiene algunos renombres mundiales. Han expuesto en países de toda Europa, y en España fueron muy impactantes las demostraciones de la Expo de Sevilla del 92.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

, , , , , , ,

Arte,Ciudad y países,Decoración y arquitectura,Gentes

MUSEO VAN BUUREN

28 Abr , 2020  

El Museo Van Buuren en Bruselas se encuentra en la propia casa de la pareja de mecenas Van Buuren (calle Leo Errerastraat 4). Se trata de una casa que ejemplifica el art deco en la que, como decoración, se exhibe una gran colección de arte africano, tanto las piezas originales del matrimonio Van Buuren, como piezas que se han añadido de otras colecciones privadas.

 

De origen holandés, David Van Buuren (1886-1955) llegó a Bruselas en 1909 como financiero. En 1920 se casó con Alice Piette (1890-1973),

 

El edificio de estilo Art Deco está cuidado hasta el más mínimo detalle. Alrededor de la casa hay unos hermosos jardines como el  llamado Art-Decoroz del paisajista Jules Buyssens, el Laberinto o el romántico Jardín secreto del corazón de René Pechère.

 

En esta misma casa vivieron durante 30 años entregados al Art Deco y al Arte Tradicional Africano, artes que apoyaron durante toda su vida. A partir de 1970 Alice creo la Fundación a la que donó la casa, las obras de arte y los jardines contiguos.

 

También tiene una impresionante colección de pinturas de artistas famosos de los 19 del siglo a la 20 ª siglo: el entorno de Pieter Brueghel el Viejo, James Ensor, Henri Fantin-Latour, Constant Permeke y Gustave van de Woestyne.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

, , , , , , , , , , ,