Arte,Ciudad y países,Gentes,Historia africana,The African World

ARTE CONTEMPORÁNEO EN ÁFRICA (I): PIONEROS DE LA PINTURA EN EL MAGREB ISLÁMICO

18 Sep , 2017  

 

la mirada occidental que recae sobre el arte que se encuentra fuera de su ámbito cultural parece no centrarse más que en el arte primitivo. Aunque si bien es cierto que ese primitivismo es en África piedra angular de su sistema estético (y al que preveo sus artistas regresarán con más fuerza en los próximos lustros) no menos cierto es que sí existen manifestaciones conectadas a los principios universales del arte contemporáneo que merecen ser descubiertas.

 

Para el caso de los países del Magreb, islámicos, vendrá bien como punto de partida, distinguir entre árabe e islámico pues ambos términos suelen ser confundidos. La árabe es una cultura. El Islam, una religión. Aunque una y otra están relacionadas, lo cierto es que numerosas sociedades que profesan el Islam no son árabes (caso de países como Indonesia, India, etc.) y numerosos árabes no profesan el Islam (caso de comunidades Cristianas en Siria, Líbano, Irak, etc.).

 

En el caso del arte árabe, este suele estar centrado en la vida cotidiana pública, y en el caso del arte islámico suele tener una función religiosa.

 

Un aspecto de la religión musulmana que ha condicionado en gran medida la evolución de su arte es la condena histórica hacia la figuración pues se consideraba blasfemo pretender reproducir la creación divina. Sin embargo, en gran medida por la utilidad política y social de la representación de la figura humana y la naturaleza, se venía abriendo paso desde finales del XIX una corriente que pretendía la despenalización de la figuración alcanzando su objetivo a comienzos del XX favorecido por el muftí egipcio Muhamad Abduh. A partir de ese momento, el arte islámico se seculariza enormemente. Gracias ello, también el arte árabe adquiere una amplia panorámica produciendo obras de multitud de estilos.

 

Es lógico no obstante que ambos se hayan nutrido mutuamente (piénsese si no en la larga relación del Cristianismo y la historia del arte en Europa).

 

En el Magreb, como en tantos otros países que tuvieron tutelaje colonial, la presencia de la pintura de caballete llegó sobre todo de la mano del protectorado francés -y la expansión colonial de este en el Norte de África- que acabó por institucionalizarse mediante la fundación de Escuelas de Bellas Arte aunque mayoritariamente esta generación de artistas, y aun también las siguientes, se caracterizan por una formación autodidacta.

 

Las primeras generaciones de artistas se adhirieron pues a planteamientos figurativos.

 

Esos pioneros del arte contemporáneo en el Magreb coinciden con una fase naturalista en la que se utilizan patrones artísticos del arte occidental desde el siglo XIX como referente. En particular el romanticismo. Otro rasgo característico es la búsqueda de una identidad nacionalista.

 

 

Durante los años 60, coincidiendo con los movimientos independentistas en estos países, los artistas plásticos empiezan a redefinir su relación con la pintura, buscando coherencia entre sus ansias de novedad y una práctica marcada por atributos del arte colonial mediante la mímesis y apropiación. Destacan pues los planteamientos abstractos en oposición al tratamiento folklórico orientalista de los primeros pintores nativos.

 

Lo que hace singular a la plástica en el Magreb Islámico contemporáneo es la primacía del color, la ornamentación así como un toque naif y onírico que le otorga gran espontaneidad. Asimismo hay una riqueza muy notable de propuestas que mantienen vigentes los respectivos patrimonios artesanos como la cultura de la alfombra o la ornamentación corporal con henna, que aportan un hilo conductor temático y ritual válido para el conjunto de países del norte africano.

 

Chaibiya

Chaibiya (Marruecos)

 

Fatma Haddad

 

Fatma Haddad (Argelia)

 

Inji Aflatoun

Inji Aflatoun (Egipto)

, , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Arte,Ciudad y países,Historia africana

EDAD DE ORO DE LA FOTOGRAFÍA AFRICANA

24 Mar , 2016  

Los años 40 y 50 del siglo XX fueron de eclosión para la fotografía africana clásica. En especial la fotografía de estudio. Un interés que, como expresión artística, decayó a partir de las independencias y en el entorno de la década de los 70.

 

Tres países congregaron la mayor parte de estos artistas: Senegal, Mali y en menor medida también Madagascar.

 

En 1895, Senegal se convirtió oficialmente en una colonia francesa cuyo gobierno mantuvo su sede en Saint-Louis hasta 1902 en que pasó a estar en la ciudad de Dakar, que también se convertiría en la capital de toda la federación del África Occidental Francés.

 

Todos estos fotógrafos son de Saint Louis:

 

Meïssa Gaye es considerado padre de la fotografía senegalesa y uno de los primeros grandes fotógrafos africanos.

 

meissa gaye 2

meissa gaye

 

Mama CASSET retrató la burguesía africana tras la segunda gran guerra.

 
mama casset

 

Abderramane Sakaly  aprendió fotografía en el estudio de Meissa Gaye y se trasladó a Bamako para abrir su propio estudio donde retrato a la clase media maliense.

  abderramane sakaly

abderramane sakaly 2

OUMAR LY, de Podor, cerca de Saint Louis. Retrató en blanco y negro fotos de grupo y fotografías al aire libre reflejando en ambos casos la vida cotidiana de la región.

 

oumar ly

oumar ly 2

 

Por su parte, Mali se considera el país mas fuertemente vinculado a la fotografía gracias a sus grandes nombres.

 

Seydou Keita de Bamako, es el fotógrafo africano más universal. Perfeccionó la técnica en el estudio de Pierre Garnier. Realizó a lo largo de su vida unos 10.000 retratos que constituyen una crónica de la sociedad maliense a lo largo de cuatro décadas. Fue depurando su propio estilo hasta alcanzar la creación de escenas típicamente africanas con motos, coches y ropa que introducía en el estudio.

 

seydu keita 2

seydu keita

 

Soungalo Malé  Debutó en los años 50 con Seydoy Keita en Bamako. Iba de pueblo en pueblo fotografiando a las gentes del campo.

 

soungalo male

 

Mountaga Dembélé, también de Bamako, estudió fotografía en Europa durante su servicio en el ejército francés. A su regreso impartió clase de fotografía influido por Seydou Keita.

  mountage dembele

Felix Diallo, también ayudante de Pierre Garnier en el Studio Photo-Hall Soudanais  realizó especialmente  retratos de personajes rurales.

  felix diallo

 

Malick Sidibé Entró en contacto con la fotografía en 1955, al conocer al francés Gérard Guillat-Guignard. Tras tres años abrió su propio estudio (Studio Malick) en Bamako, especializándose en fotografía documental y enfocándose principalmente en la juventud de la capital de Malí. En la década de 1970 se centró en los retratos de estudio.

 

 malick sidibe 2

malick sidibe

malick sidibe 6

malick sidibe 5

malick sidibe 4

malick sidibe 3

 

 

Un caso especial fue el de Madagascar con grandes fotógrafos desde que Razaka abriera en Ambatonakanga uno de los primeros estudios en África.

 

Otras ciudades africanas destacaron también por su afición a la fotografía.

 

Walwin Holm, de Ghana. Abrió su estudio en Lagos en 1896.

 walwin holm

 

Jean DEPARA, nacido en Angola pero crecido en Kinshasa, ciudad en la que retrato el ambiente musical, underground, interracial y hipster.

 


jean depara 2

jean depara

 

PHILIPPE AYI KOUDJINA de Benín reflejó la gran época de la independencia, el descubrimiento de la libertad en la zona franco-togolesa y en particular la noche de Niamey (Níger).

 

philipe ayi koudjina

 

Samuel Fosso  camerunés que trabajó la mayor parte de su carrera en la República Centroafricana. Su obra utiliza autorretratos que toman la forma de una serie de personajes, a menudo relatando la historia de África.

 

samuel fosso

 

Philip Kwame Apagya, de  Ghana y mas tardío de de esta época, es conocido principalmente por sus retratos realizados sobre fondos de brillantes colores.

Philip Kwame Apagya, For you!, 1963

Philip Kwame Apagya 2

 

 

Muchas de las obras de estos artistas se han expuesto en el Museo de Fotografía Contemporánea de Chicago, Museo de Arte de Filadelfia, Guggenheim o MOMA en Nueva York.

 

NOTA*

 

*Aunque estas páginas pretenden dar testimonio de la edad de oro de la fotografía africana y rendir homenaje a los artistas, no puede pasar por alto la coincidencia de los países de procedencia de estos.

 

En ninguna sociedad colonial se produjo jamás ninguna integración efectiva de los colonizadores y los colonizados. Sin embargo existen diferencias del modelo inglés, que permitían –de lejos- el indigenismo siempre que no amenazase sus intereses, y el francés que, a pesar de las distancias bien marcadas, perseguía una especie de universalismo cultural.

 

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

A %d blogueros les gusta esto: