Arte,Ciudad y países,Decoración y arquitectura,Gentes,Historia africana,The African World

BEREBERES

24 Mar , 2020  

Protagonistas desconocidos y silenciados por fuentes oficiales, los bereberes (o Imazighen, como prefieren ser conocidos) son el grupo de pueblos que desde tiempos antiguos ocuparon casi todo el norte de África, desde el oasis de Siwa (al oeste de Egipto) hasta el Océano Atlántico, incluyendo Canarias, y desde el Mediterráneo hasta la frontera sur del Sahara.

 

A lo largo de la historia han pasado por muchos otros nombres (Mauri, Libu, Numidians, Gaetuli, Garamantes...) reflejando su pluralidad interna, geográfica y cultural.

 

Los Imazighen han sido testigos de numerosas migraciones, colonizaciones e invasiones. Todos han enriquecido su identidad, al tiempo que han reducido su población a través de políticas asimiladoras.

 

Sin embargo, los bereberes sobreviven. Se calcula que actualmente hay más de 35 millones de bereberes, 20 millones en Marruecos, mientras que la diáspora europea y americana representan varios millones.

 

La identidad o identidades de los Amazigh se reflejan hoy sobre todo en su idioma, Tamazight, en sus diferentes variaciones (Tarifit, Tashelhit, Tamahaq…), lo que también se refleja en su conciencia de compartir un legado común de tradiciones, celebraciones y costumbres, y finalmente en su voluntad de aceptar este legado como propio.

 

A partir de finales del siglo XI, las principales dinastías del norte de África, como la Almorávide (Lamána) y luego la Almohade (Masmuda) trataron de reunificar el Occidente islámico, reinterpretando Islam y homogeneizando y destacando la cultura y la lengua y cultura Amazigh que llego a convertirse en fuerza para la islamización. Sin embargo, la influencia de los Imazighen no terminó allí.

 

En el apogeo de la hegemonía de los reinos feudales, desde el siglo XIII, entró en juego un nuevo poder, los Merinides. Los lazos entre este emirato con sede en Fez y el del nazarí en Granada fueron sólidos, con influencias mutuas y amplios intercambios. Esto se puede observar en la Alhambra y en las principales construcciones institucionales (madrasa, maristán, puertas…) pero también en los productos cerámicos cotidianos. Incluso se ha argumentado que una Magrebización tomó lugar en Granada.

 

 

 

 

 

 

 

 

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Ciudad y países,Decoración y arquitectura

The Morocco Club

18 Feb , 2020  

Quizás Tánger sea de las ciudades de Marruecos en la que poder disfrutar de una gastronomía sofisticada y diferente (incluso si queremos comida típicamente marroquí).

 

Uno de esos restaurantes es Morocco Club. Un paso obligado en la visita a la Kasbah, a cuya entrada, y junto a un ficus centenario, te atrapan las celosías verdes de su hermoso edificio.

 

El restaurante retoma los clásicos de la gastronomía marroquí añadiendo un toque de innovación a las recetas tradicionales.

 

Al igual que el legendario club de jazz neoyorquino, al que acude la jet desde 1931, y del que toma su nombre, es “the place to be”. El Morocco Club de Tanger abrió sus puertas en 2012 por Vincent Coppée, quien desde entonces lo gestiona de manera admirable.

 

El Morocco Club es la reencarnación de una residencia icónica (diseñada por el famoso arquitecto estadounidense Stuart Church) que frecuentaron Mick Jagger y otros personajes de la Beat Generation en la edad de oro tangerina.

 

El lugar no obstante trasciende su propia condición de restaurante y se convierte en todo un icono en la ciudad. Se puede tomar una copa en el piano bar y encontrarse con artistas y  personalidades de Tánger y otros lugares.

 

 

 

, , , , , , , , , ,

Arte,Ciudad y países,Libros y música

LIBRERÍA DES COLONNES, TÁNGER.

3 Dic , 2019  

Solo imaginarme pasando por el Boulevard Pasteur frente a su hermoso escaparate, ya me emociona. (Aunque es difícil que no entre a ojear sus últimas novedades).

 

Tánger siempre ha sido la resistencia artística del Magreb. Un aspecto este con múltiples vértices que va más allá de géneros, estilos y disciplinas. Se trata de una resistencia cultural en su sentido más amplio.

 

En estas condiciones no es difícil comprender como Tánger se convirtió a mediados del siglo XX en un polo de atracción de intelectuales americanos y europeos, también en resistencia con sus propios ambientes intelectuales.

 

La Librería des Colonnes fue fundada en 1949 por el  matrimonio belga Gerofi. Yvonne se encargaba de la gestión. Robert era profesor de bellas artes en la escuela secundaria francesa y responsable de la colección del museo de la Kasbah, y entre sus amigos estaban André Gide, Jean Genet o Marguerite Yourcenar.

 

Gracias a la reputación otorgada por esas importantes relaciones y a las exposiciones de artistas marroquíes y la oferta de libros en francés, inglés, español y árabe pronto se convirtió en lugar de encuentro de los intelectuales residentes en la ciudad.

 

Para los beatniks fue un auténtico refugio literario, tanto que incluso Paul Bowles recibía ahí su correspondencia. Los intelectuales antifranquistas publicaban y divulgaban sus obras desde la librería. Los proscritos marroquíes, como Mohamed Choukri, se dejaban influir por las vanguardias europeas…

 

Aunque el brillo de aquella edad de oro esta algo más apagado, nunca dejo de ser un epicentro cultural al que llegaron Amin Maalouf, Mrabet y otros grandes intelectuales árabes.

 

En 2010 la librería fue adquirida por Pierre Bergé, viudo de Yves Saint Laurent y encomendó la dirección de la misma a Simon Peter, escritor de origen francés, quien otorga a las ediciones de nuevos autores marroquíes un papel principal.

 

En la actualidad es Monsef Bouali quien mantiene el espíritu de la icónica librería, ofrece traducidos al árabe los clásicos de la literatura universal, una buena oferta en poesía y mantiene el ambiente de una clásica librería Mediterránea en estos tiempos de cambio cultural.

 

El aroma que desprenden las estanterías de madera de cedro y su mítica fachada en tonos rojizos convierte a Librairie Des Colonnes  en uno de los lugares más simbólicos de Tánger y un pequeño paraíso de literatura que valora celosamente su historia.

 

, , , , , , , , , , ,

Ciudad y países,Decoración y arquitectura,Filosofía de viaje,Gastronomía,Gentes,Moda y estilo

MARRAKECH ES DE COLOR SAFRÁ

15 Abr , 2019  

Wow wow y wow. Esto sí que ha sido un descubrimiento!

 

Después de mil años yendo a Marrakech (y aun con unas preferencias en materia de alojamiento con encanto mas que fundadas) todavía alucino con el último descubrimiento: el Riad Color Safrá.

 

El Riad merece varios posts (sobre su cocina, sobre la decoración, sobre la hospitalidad, sobre su ubicación, etc.) pero empezaré únicamente por recomendarlo como un lugar de primera en la medina de Marrakech.

 

Suficientemente lejos del bullicio de los zocos para no sentir el jaleo, pero lo suficientemente cercano para estar en él en cinco minutos. Es de los pocos lugares de la medina accesibles con coche (a la plaza de Ben Salah).

 

En las imágenes que ilustran esta entrada podréis ver la hermosa ambientación de la casa. Una decoración típicamente marroquí pero muy chic, sin exceso ni sobrecargas. Mediterránea y relajada.

 

Y si dijese a continuación que es uno de los mejores restaurantes de Marruecos… seguro que alguien me acusaría de exagerado, pero debo confesar que por buenos que sean algunos restaurantes de Marruecos, en ninguno he encontrado una carta tan variada, modernizada y rica como aquí.

 

Todo el equipo que gestiona la casa es joven, amable, servicial y encantador, lo que suele asegurar un viaje placentero.

 

No obstante me he dejado para el final las dos mejores cosas del Riad: (2) un precio wow y (1) Gala y Ángel. Los que nos dedicamos a la empresa sabemos lo importante y difícil que es dar a estas su tono. Pues bien, los encantadores Gala y Ángel, han sabido dárselo a base de elegancia, entusiasmo, honestidad, cariño y un poco de aventura.

 

Ya estáis tardando. https://colorsafra.com/

 

 

, , , , , , , , , , , , ,

Gastronomía,The African World

Dar Moha. Ejemplo de gastronomía marroquí

27 Ago , 2018  

Restaurante Dar Moha

El año pasado, después de muchos intentos frustrados por la rapidez del viaje y las abundantes y tentadoras propuestas de Marrakech, logramos una reserva en Dar Moha, uno de los más afamados restaurantes de Marruecos.

¿El Bulli marroquí?

Mohamed Fedal, chef y propietario, es una eminencia en ese pais. Un revolucionario de la cocina tradicional marroquí a la que ha pretendido modernizar y abrir sus horizontes. Aunque quizás la comparación con Ferrán Adrià sea exagerada, la referencia es muy descriptiva.

El verdadero equivalente a El Bulli sin embargo está en Fez y se llama Nur 7 -Incluso Najat Kaanache, chef y propietaria, formó parte del equipo de Ferrán Adrià y ha dejado en su cocina buena cuenta de lo que, en materia de fusión gastronómica y de autor aprendió en Rosas.

El Chef de Dar Moha

Un poco de historia de Dar Moha

Volviendo a Dar Moha, el restaurante se encuentra en un lugar preeminente a la entrada de la medina (Dar El Bacha). En un hermoso riad en el que la piscina y el jardín que la rodea ejercen como epicentro del mismo. El riad lo levantó el secretario del Pacha Glaoui y años después lo compró Pierre Balmain, el diseñador de moda, quien lo habitó durante años antes de reconvertirse en restaurante.

Piscina y terraza Dar Moha

Y un servicio excelente

 

La jefa de sala, esposa de Fedal, gestiona el servicio de mesas magistralmente, consiguiendo que la experiencia sea merecedora de la visita y de la popularidad del restaurante. También los buenos músicos gnaoua que añaden al ambiente una personalidad que te lleva aun más a las profundidades de la cultura alaoui.

Dicho esto, si nos atenemos a los criterios europeos de restauración a los que aspira el chef, Dar Moha no deja de ser un restaurante interesante, agradable, grato, cautivador…. Claro que, según los cánones marroquíes con escaso acervo en cocina moderna (algo que a muchos alegra), incluso alejada de esta y basada en la tradición, Dar Moha es un restaurante valiente e innovador.

Salones de Dar Moha

 

Dentro de lo tradicional, Innovación

Quizás lo mejor del menú degustación sean los entrantes, un despliegue de la huerta marroquí bien trabajada y excelentemente presentada. Los platos principales: tajines, pastelas, etcétera, por mucho que traten de introducir en ellos algún elemento disruptivo, no dejan de ser los platos omnipresentes que son a lo largo y ancho de la geografía de Marruecos.

La carta de vinos es buena aunque, como en todos los países islámicos, de precios desorbitados. Los vinos grises son siempre la mejor opción en Marruecos.

Ensalada Dar Moha

Siempre hay que fijarse en los detalles de la decoración

Un detalle que me encantó fue el suelo cubierto en su totalidad por alfombras chichaoua de un rojo intensos. Esas alfombras, bajo la denominación de ‘alfombras del medio atlas’, siempre han estado en el catálogo de The African Touch desde sus comienzos. (Para mí son las mejores del mundo: no hay nudo semejante, si color mas autentico, y demás son salvajemente tribales y elegantes).

De modo que recomiendo Dar Moha como experiencia cautivadora por lo que significa para el lifestyle marroquí aunque advertidos quedáis que en materia de cocina, no lo juzguemos con los exigentes estándares europeos.

,

Arte,Ciudad y países,Gentes,Historia africana,The African World

ARTE CONTEMPORÁNEO EN ÁFRICA (II): PIONEROS DE LA PINTURA CONTEMPORÁNEA MARROQUÍ

12 Oct , 2017  

 

De forma cronológica, a continuación se relacionan los artistas marroquíes que han formado parte embrionaria del nacimiento del arte moderno en Marruecos.

 

Ben Ali R’bati (1861/1939)

 

Uno de los primeros pintores marroquíes en romper con el arte tradicional realizando una pintura figurativa en las que representa estampas costumbristas llenas de color.

 

Se introdujo en el arte gracias al pintor ingles  Sir John Lavery, retratista de la familia real británica, residente en Tánger para el que trabajaba como cocinero.

 

A pesar de su libertad creativa su obra representa las tradiciones marroquíes.

Ben Ali R’bati

Hassan El Glaoui  (N. 1924)

 

Hijo del Pachá de Marrakech, se vio apoyado por su parte para estudiar en el extranjero cuando Winston Churchill le convenció del talento que tenía como pintor.

 

Uno de los temas populares de su obra son las estampas de fantasías (cargas de caballería). Aunque su primera exposición fue en el interior de una khaima en Marrakech, posteriormente expuso en las principales capitales de Europa y USA.

Hassan El Glaoui

Chaibiya tallal (1929/?)

 

Empezó a pintar tardíamente apoyada por su hijo y llegando a convertirse en una de las artistas más populares de Marruecos gracias a su arte naif, libre y onírico.

Chaibiya

Jilali Gharbaoui (1930/1971)

 

Uno de los primeros pintores no figurativos de Marruecos. Crecido en un orfanato obtuvo una beca de estudios en la Escuela de Bellas Artes de Paris donde se interesa por el impresionimo, la pintura holandesa antigua y el expresionismo Aleman.

 

Una pintura nada formal llena de Luz, Geometría y ritmo.

Jilali Gharbaoui

Meriem meziane (1930 /2009)

 

De Farhana-Melilla. Inicialmente de forma autodidacta entra después en la Escuela de BBAA de San Fernando en Madrid, ciudad en la que vive hasta su muerte para convertirse en una de las grandes pintoras academicistas de Marruecos.

 

Personajes, paisajes y costumbres típicas marroquíes con un toque nostálgico.

Meriem meziane

Mekki Mghara (1933/2009)

 

En 1952 comenzó su formación académica en la Escuela de Bellas Artes de Tetuán, escuela que fue fundada por su profesor Mariano Bertuchi. En 1955 se trasladó a España  con el objetivo de seguir su formación en la Escuela Superior de Bellas Artes Santa Isabel de Hungría de Sevilla. Tras completar sus estudios en dicha escuela se trasladó a Madrid para continuar su formación en la Escuela Superior de Bellas Artes San Fernando.

 

En 1960 terminó sus estudios y fue nombrado profesor de Pintura y de Perspectiva en la Escuela de Bellas Artes de Tetuán, donde se jubiló en 1992 dedicándose solo al campo de artes plásticas.

Mekki Mghara

André Elbaz (N. 1934)

 

Mantuvo un primer encuentro con la pintura en contacto con las obras que impria en la imprenta en la que trabajaba. Trasladado a Paris para estudiar en la escuela de Bellas Artes descubrió la pintura contemporánea. En España descubre  los clasicos y en particular a Goya.

 

Tras el terremoto de Agadir su pintura entra en la abstracción aunque no de forma permanente ya que tiene épocas en que geometriza las formas. A partir del 2000 inicia uno de los períodos más exitosos en términos de la creación de la que su serie ‘Anamorphoses’ le otorga un gran reconocimiento.

 

En 1966 dirige su primer corto “la noche nunca es completa” a la que seguirán muchos otros largometrajes: “el hombre tiene la botella”, “los móviles de Calder”, “el viento lo mismo”…

 andré Elbaz

Ahmed Yacoubi (1934-1967)

 

Conoció a Paul Bowles al que ilustró un gran número de sus obras. También este le organizó varias exposiciones que le granjearon fama internacional.

 

Un estilo complejo y sofisticado.

AHMED YACOUBI

Ahmed Cherkaui (N. 1934)

 

Se inicio en la caligrafía árabe y continuó en una escuela de Artes y Oficios en París.

 

Sus primeras pinturas, figurativas, son de paisajes marroquíes a las que fue dotando de la modernidad plástica europea.

 

Estudioso de los tatuajes y la cerámica tribal que integra en su obra en forma de iconografía.

Ahmed Cherkaui

Farid Belkahia (1934/2014)

 

Viajó en varias ocasiones a la Escuela de Bellas Artes de París donde conoció la obra de Paul Klee. También residió en Praga donde trabajó como escenógrafo.

 

Empezó a trabajar también el cuero y la madera entremezclándolo con la simbología bereber y la geometría.

 

Uno de los primeros en reivindicar una pintura independiente de los postulados coloniales.

Farid Belkahia

Mohamed Melehi (N. 1937)

 

Su estilo es moderno, basado en la abstracción con una óptica limpia en forma de ondas y colores planos. Cuenta en su obra numerosa cartelería y fundó en Marruecos varios colectivos de pintores modernos.

Mohamed Melehi

Amine Demnati (1942/1971)

 

Otro de los pioneros de la pintura moderna en Marruecos. Estudia en la Escuela de Artes y Oficios de París y exhibe en numerosas exposiciones de Marruecos y el extranjero.

 

Su obra es multidimensional (artística, poética y teatral) y se enmarca en una vanguardia formal

 

Las luces fugaces, la animación diaria, el movimiento evasivo de la plaza Jemaa el Fna  ha marcado su obra.

Amine Demnati

Mohammed Kacimi (1942/ 2003)

 

Sus siluetas de personajes reducidos a espectros en un mundo hostil, tienen un rápido reconocimiento internacional. Una pintura melancólica y poética.

Mohammed Kacimi

Fatima Hassan El Farouj (1945 / 2011)

 

Arte naif centrado en la vida de las mujeres de Marruecos de la época.

 

Tiene un imaginario propio al que traslada a sus cuadros el bordado y en general la costura marroquí, así como los tatuajes de henna. Colores simples, saturación del espacio y repetición de motivos

 

Fatima Hassan El Farouj

, , , , , , , , , , , , , , , , ,

Arte,Ciudad y países,Decoración y arquitectura,Filosofía de viaje,Gentes,Historia africana,The African World

MARIANO BERTUCHI (IV)

30 May , 2017  

 

El  pintor Mariano Bertuchi, granadino (descendía de una familia originaria de Malta, emigrada a Granada después de la invasión napoleónica de finales del siglo XVIII), desarrolló la parte más relevante de su carrera en el protectorado español en Marruecos. Se le considera el pintor por antonomasia del protectorado, así como el responsable de fijar la imagen de Marruecos en España a partir de mediados del siglo XX. Además de pintor, fue también funcionario con amplias responsabilidades en la gestión cultural dentro de la administración colonial española en Marruecos. Su labor como funcionario colonial fue trascendental en las labores culturales del Marruecos español.

 

Visitó el norte de África por primera vez en las navidades de 1898. En 1902 regresó al norte de África. En 1908 se trasladó a Melilla donde siguió cultivando los temas marroquíes. En 1918 Bertuchi y su familia decidieron trasladarse a Ceuta, una ciudad en plena expansión, que se había convertido en la puerta de entrada al recién creado  protectorado, al que viajó frecuentemente. Acompañado de su esposa, se estableció definitivamente en Tetuán, en 1930 donde permanecería hasta su muerte en junio de 1955.

 

Tras la guerra civil española, se exilió en Francia. Tras repatriarse, fue juzgado dos veces en consejo de guerra y encarcelado. Ello no impidió que la obra de Bertuchi fuese utilizada profusamente por la propaganda franquista para difundir la labor de España en su protectorado sobre el norte de Marruecos.

 

Como artista, elaboró la práctica totalidad de los diseños de los sellos del Correo Español en Marruecos, hasta la independencia del país. Durante toda su estancia en Tetuán, su producción artística sería variada y abundante. Fue también responsable de la mayor parte de la cartelería turística del Marruecos español, trabajando para el Comité Oficial de Turismo de Marruecos. Al frente de los Servicios de Bellas Artes impulsó la adquisición de objetos de interés artesanal y etnográfico de los pueblos del norte de Marruecos que merecieran ser expuestos al público de manera permanente. La gran cantidad de piezas acumulada hizo que fuese necesario disponer de un espacio para su catalogación y exhibición, por lo que Bertuchi estableció el Museo de Arte Indígena y Hogar Musulmán en Tetuán (en la actualidad es el Museo Etnográfico de Tetuán).

 

Bertuchi se inserta en la línea de pintores españoles iniciada por Mariano Fortuny y seguida después por José Tapiró y Baró que se alejó de los tópicos del orientalismo. Es el pintor de la vida cotidiana del Marruecos colonial español, plasmando ese discurrir vital que desfila ante sus ojos, sin ningún prurito de exotismo o etnográfico.

 

BERTUCHI (2) BERTUCHI (4) BERTUCHI (7) BERTUCHI-(3) BERTUCHI-(5) BERTUCHI-(6)

, , , , , , , , , , , , , , , ,

Arte,Ciudad y países,Decoración y arquitectura,Filosofía de viaje,Gastronomía,Gentes,Historia africana,Libros y música,Moda y estilo,The African World

ROSABEL NOS PROPONE LA ESCAPADA PERFECTA A TANGER

17 Abr , 2017  

A este paso le vamos a dejar sin secretos! Hemos conseguido que Rosabel nos desvele como es para ella una escapada perfecta a Tánger.

 

Esta ciudad de Marruecos fue durante años un lugar de paso para la fundadora de The African Touch hasta que, convencida de que era mucho más que eso, decidió descubrirla. Y ya creemos que lo hizo! Incluso la eligió como la ciudad en la que casarse.

 

Es, en su opinión un buen resumen de todo Marruecos, a pesar de que en sí misma es contradictoria, por ser al mismo tiempo diferente al resto del pais pero una buena síntesis de este.

 

Lo mejor de Tánger es vivir la ciudad. Vivirla día a día. En lo cotidiano. De lunes a domingo. Sin embargo si esto no es posible, siempre podemos disfrutar de una escapada corta. Para esto, la ventaja principal es que los grandes atractivos se encuentran concentrados en torno a la Kasba.

 

Elegir el alojamiento es sencillo ya que la oferta es abundante y casi siempre satisfactoria. Rosabel siempre se aloja en alguno de los riads de la ciudad vieja. Por ejemplo en Albarnous o La Tangerina. Hay otros muchos muy recomendables (Nord Pinus, la Maison de Tánger, Maison Blanche, Dar Nour…) todos preciosos y bien atendidos, pero esos dos son sus habituales.

 

Por bonitos que sean estos riads, el aire cenital de la atmosfera de la ciudad harán difícil resistirse a un paseo inmediato por la medina, y la ubicación de estos alojamientos lo pone más que fácil. Basta con dejarse descender por la escala -con parada en el mirador del estrecho-, el mechouar, y las callejuelas que llevan inequívocamente al zoco chico. En el camino podréis disfrutar de la riqueza de la arquitectura tradicional del norte de África (casas como la de Carmina Macein o de la actriz americana Laura Hutton). También pasareis por tiendas de ensueño como Blue de Fes o Antiquaire Majid hasta el epicentro de la ciudad: las terrazas del café central y el Café Tingis. Este último con un majestuoso aire decadente que te hará creer que todos los que toman un té de menta son Paul Bowles.

 

El zoco chico y el zoco grande (renombrado plaza 9 de abril) están próximos y conectados. Este es otro epicentro tangerino que conecta las ciudades antigua y nueva.

 

No habréis de temer que llegue el momento de decidir dónde comer. La oferta es fantástica: podéis optar por cocina marroquí en un restaurante tradicional como Hamadi, con su toque vintage, o en uno mucho más selecto, El Korsan, considerado el mejor restaurante de cocina marroquí de todo Marruecos. Se encuentra en el Hotel Minzah, el que fuera lugar de encuentro de la jet internacional durante los años cincuenta. También hay fantásticos restaurantes de cocina internacional: desde el libanes Ziryab, en la última planta del hotel Les Almohades, hasta cocina francesa en el Restaurante Delacroix en el Gran Hotel Ville de France, donde aún se conserva la habitación que ocupo el pintor durante su residencia en la ciudad.

 

Un restaurante que mereció la admiración de Rosabel (y una entrada en este mismo magazine) es La Fabrique, aunque recientemente ha pasado a convertirse en un bar de tapas, como También el Morocco Club.

 

Tánger es una ciudad históricamente en la vanguardia cultural marroquí. Alguno de sus establecimientos son épicos lugares de resistencia, como Librairíe Des Colonnes o la Filmoteca. También la galería de arte Delacroix o la Galeria Conil.

 

Es obligatorio reservar algunas horas a visitar algunas de las tiendas más sofisticadas del pais como Las Chicas, cercana a la puerta de la Kasba; Les Insolites, y la Tribu de Ziri, en la céntrica calle Khalid Ben Oualid. Muy cerca de allí, en el  Boulevard Pasteur, están De Velasco, y Yamani y Mandini, dos clásicos de la perfumería oriental. También el bazar y la galería Tindouf justo frente al hotel Minzah.

 

 

Sería incompleta la visita a Tánger sin holgazanear un rato en alguna de las emblemáticas teterías de la época hippie como el café Hafa con su imponente vista al mar, o el Café Baba en plena medina presumiendo de sus ilustres visitantes de antaño (Jimi Hendrix entre ellos). Menos, pero igualmente perfectos para ver pasar la vida, son el Café de Colçon en la Calle de Italia o el Gran Café de París.

 

 

IMG_6448TANGER (2) TANGER (3) TANGER (4) TANGER (5) TANGER (6) TANGER (7)

 

 

, , , , , , , , , , , , , , , ,

Arte,Filosofía de viaje,Historia africana

EL MOVIMIENTO ORIENTALISTA (I)

30 Ene , 2017  

El orientalismo es un movimiento característico del romanticismo. Este, a su vez, es una evolución del clasicismo, surgido como ruptura con el barroco para introducir en el arte más racionalidad y sobriedad.

 

El romanticismo pone individualismo, libertad y sentimentalismo donde el clasicismo pone racionalismo, y se inspira principalmente en la naturaleza y en escenas ambientadas en el sur de España y el norte de África (llamadas entonces, “estampas orientales”).

 

Tanto en los paisajes como en los interiores se acentuaban los aspectos exóticos y sensuales, fantásticos ropajes, cuerpos voluptuosos, poses seductoras, etc.

 

Algunos pintores orientalistas más conocidos fueron Ingres, Delacroix, Fromentin y Jean-Léon Gérôme quien fundó en 1893 la Société des Peintres Orientalistes («Sociedad de Pintores orientalistas»)

 

En España el principal ejemplo fue Mariano Fortuny. También Josep Tapiró, Mariano Bertuchi  y otros.

 

El imaginario orientalista, no obstante, persistió en el arte hasta principios del siglo XX, como evidencia, por ejemplo, la obra de Matisse.

 

orientalismo (1) orientalismo (2) orientalismo (3)orientalismo (7)

 

orientalismo (4)

orientalismo (6)

orientalismo (5)

, , , , , , , , , , ,

Ciudad y países,Filosofía de viaje

RIAD OULD DONA EN MEKNES

13 Jun , 2016  

Wow!!! un nuevo Riad en Meknes!!!

 

Se llama Ould Dona Riad y es de los escasos establecimientos de este tipo en la ciudad imperial de Meknes (una ciudad de Marruecos que merece la pena ser visitada).

 

Un establecimiento con fundamento para viajeros independientes. La vivienda, con una vista esplendida a los jardines de Lahboul, ha sido restaurada recientemente y se ha decorado pensando en la comodidad de los viajeros. Tiene un precioso salón en un patio cubierto y una agradable terraza con cocina.

 

Esta situado en un barrio tranquilo desde el que se accede fácilmente a la Medina.

 

Tiene Wifi gratuito y admite animales, dos aspectos muy importantes cuando uno viaja a Marruecos. Una de las tres habitaciones tiene una zona de estar. Las habitaciones superiores disponen de una bañera de hidromasaje, TV vía satélite y otras comodidades.

 

Lo que mas nos gusta es la gestión realizada por Patricia Strup que, ademas de hospitalaria, te ayudará a gestionar los aspectos de tu viaje (alquiler de coches, por ejemplo)

 

Ah! y el precio inmejorable.  Muy recomendado

 

Email: pat.strup@yahoo.fr

 



67361905

69924941

63480484

 

67233610

, , , , , ,