Arte,Gentes

MARIANO FORTUNY Y EL MOVIMIENTO ORIENTALISTA ESPAÑOL

23 Abr , 2021  

MARIANO FORTUNY Y EL MOVIMIENTO ORIENTALISTA ESPAÑOL

 

Es considerado uno de los pintores españoles más importantes del siglo XIX.

 

En 1860 estalló la Primera Guerra de Marruecos, y la Diputación de Barcelona le encargó que viajara a este país en compañía de Pedro Antonio de Alarcón con el fin de convertirse en cronista gráfico de la contienda. Experiencia que supondría un descubrimiento para Fortuny, deslumbrado por la luz norteafricana y encandilado por los paisajes y habitantes de Marruecos.

 

Como consecuencia esa estancia, Fortuny pintó algunas de las obras más significativas de su producción, como La batalla de Tetuán, Paisaje Norteafricano, o La odalisca.

 

En aquellos momentos se liberó de los  academicismos aprendidos en Roma y sintiéndose atraído definitivamente por el pintoresquismo árabe y el orientalismo.

 

EL DEVENIR DE LOS MOVIMENTOS ARTISITICOS HASTA EL ORIENTALISMO

 

El clasicismo rompió con el barroco para introducir en el arte más racionalidad y sobriedad. Este evoluciona en romanticismo, para introducir un individualismo, libertad y sentimentalismo que la falta al clasicismo. Este evoluciona en orientalismo para inspirarse en la naturaleza y en escenas ambientadas en el sur de España y el norte de África (llamadas entonces, “estampas orientales”).

 

A partir de entonces se acentuaron, tanto en los paisajes como en los interiores, los aspectos exóticos y sensuales, fantásticos ropajes, cuerpos voluptuosos, poses seductoras, etc.

 

Aunque también Josep Tapiró, Mariano Bertuchi  y otros pocos, en España el principal ejemplo fue Mariano Fortuny.

 

En Europa, los pintores orientalistas más conocidos fueron Ingres, Delacroix, Fromentin y Jean-Léon Gérôme quien fundó en 1893 la Société des Peintres Orientalistes («Sociedad de Pintores orientalistas»)

 

LA SAGA GRANADINA DE FORTUNY

 

Una vez concluida la guerra de Marruecos, Fortuny se casa con Cecilia, hija del pintor Federico de Madrazo, y pasan una breve estancia en Roma. En 1868 (aunque nació en Reus ) se instalan en Granada definitivamente.

 

Su hijo Mariano Fortuny y Madrazo fue un notable pintor, escenógrafo y diseñador. (Y este también es un gran artista del que necesariamente habrá que dar cuenta en este blog).

 

El imaginario orientalista persistió en el arte hasta principios del siglo XX, como evidencia, por ejemplo, en la obra de Matisse.

 

 

 

 

, , , , , ,


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.